ANTONIO MARTÍN ORTIZ: ΣΟΦΟΚΛΗΣ: ΟΙΔΙΠΟΥΣ ΤΥΡΑΝΝΟΣ SOPHOCLES: Oedipus Tyrannus SÓFOCLES: EDIPO REY
ANTONIO MARTÍN ORTIZ
EN ESTA POSICIÓN ME HE PASADO LA MAYOR PARTE DE MI VIDA.
AQUÍ Y ASÍ ME TENÉIS.

Omne tulit punctum qui miscuit utile dulci.
OMNE TVLIT PVNCTVM QVI MISCVIT VTILE DVLCI.
(Q. Horatius Flaccus, Epistula ad Pisones, 343)
Ganó todo mérito el que mezcló lo útil con lo agradable.

VERANO DE 1964 EN SAINT CIERS DU TAILLON [Charente Maritime], Francia

<strong>VERANO DE 1964 EN <em>SAINT CIERS DU TAILLON [Charente Maritime], Francia</em></strong>
Mi padre [R.I.P.], un amigo (Josep Ma. Riba i Armenter [R.I.P.]), mi hermana Simona, yo mismo, mi hermana Rosario,
mi hermano Pepe, mi madre [R.I.P.], otro amigo (Josep Amiell):
PATRI MATRIQVE MEIS IN MEMORIAM: Descansen en Paz los dos juntos
.
"Cuando uno ha perdido a su padre y a su madre, se ha quedado sin referencia al pasado".
(Frase mía, que yo, como bien nacido, les dedico a quienes me dieron la Vida y me abrieron el Camino para ser Feliz)
A mí, lo mismo que a Ovidio (Tristia, I, III, 4):
Labitur ex oculis nunc quoque gutta meis.
Todavía ahora se me resbala una lágrima de los ojos, los míos.

Recojo y comparto la frase, más optimista, de mi amigo Carlos Hernández, Chacien: ”Lo que en verdad mata es el olvido”.
No es mi caso, porque yo, estas cosas, no las olvido.

EQUITACIÓN AL SON DE POLCAS VIENESAS

Si quieres disfrutar de la maravilla de ver a los caballos de la Escuela Española de Equitación de Viena danzando al son de las polcas de los Strauss,
PINCHA EN UNO DE LOS ENLACES SIGUIENTES:

1) Spanish Riding School Vienna
2) Spanische Hofreitschule
3) Beliebte Annen-Polka
4) Best Equestrian Art School of Europe 251107.
Ejercicios de doma de caballos
Νενικήκαμεν
ΝΕΝΙΚΗΚΑΜΕΝ
[Nenikékamen]
Hemos vencido.
ΣΥΡΙΖΑ: PODEMOS
Αλέξης Τσίπρας
20-IX-2015
Δημοψήφισμα για τη συμφωνία στις 5 Ιουλίου
Referéndum sobre “El Acuerdo”
[Es decir, la Capitulación de Grecia: La Esclavitud]
el 5 de Julio.
Como en Atenas, tras la Victoria sobre los Persas en Maratón, el 490 aC., las gentes de Bien, PODEMOS decir, con los Griegos [Unos 11.000 Griegos valientes derrotaron a unos 25.000 Persas bien armados]: 
Νενικήκαμεν 
ΝΕΝΙΚΗΚΑΜΕΝ 
[Nenikékamen] 
Hemos vencido.

viernes, 17 de julio de 2009

ΣΟΦΟΚΛΗΣ: ΟΙΔΙΠΟΥΣ ΤΥΡΑΝΝΟΣ SOPHOCLES: Oedipus Tyrannus SÓFOCLES: EDIPO REY








“EDIPO REY” es, sin lugar a dudas, la mejor tragedia de las siete que nos quedan de Sófocles. El Oráculo había advertido a Layo y Yocasta, reyes de Tebas, que se abstuviesen de engendrar hijo alguno, porque, si tenían un hijo, éste mataría a su padre y se casaría con su madre. Los Reyes de Tebas cometieron la impiedad de no hacer caso al oráculo y engendraron a Edipo. Inmediatamente, para evitar que el vaticinio se cumpliese, abandonaron a Edipo, que fue recogido por unos pastores que lo llevaron al palacio de los Reyes de Corinto, que no tenían hijos.


Edipo se crió como hijo auténtico de los Reyes de Corinto.

Cuando le llegaron a sus oídos noticias de que los Reyes de Corinto no eran sus padres, se dirigió al Oráculo de Delfos a consultar. En el camino tuvo un encuentro desafortunado con una caravana con todo un séquito. Hubo una pelea. Cayó muerto un desconocido que resultó ser Layo.

Siguiendo su camino, Edipo resolvió la pregunta de la Esfinge de Tebas, lo que libró a los Tebanos de una gran desgracia. En agradecimiento, los Tebanos lo hicieron Rey de Tebas, casándolo con la Reina viuda, con Yocasta. El vaticinio del Oráculo se había cumplido ya. Tuvieron dos hijos y dos hijas: Eteocles y Polinices, Antígona e Ismene.


Las calamidades seguían abatiéndose sobre Tebas: porque los Tebanos eran conscientes de que no se había encontrado al culpable de la muerte de Layo y consecuentemente no se había ejercido la venganza correspondiente.



Es al propio Rey, a Edipo, a quien le corresponde investigar, sin saber él que, al investigar al asesino de Layo, se va a encontrar consigo mismo.

Os presento el fragmento en el que Edipo empieza ya a sospechar que algo raro y trágico al mismo tiempo se mueve a su alrededor. Está hablando Edipo.

“Y no serás privada, después de haber llegado yo a tal punto de zozobra. Pues, ¿a quién mejor que a ti podría yo hablar, cuando paso por semejante trance?

Mi padre era Pólibo, corintio, y mi madre Mérope, doria. Era considerado yo como el más importante de los ciudadanos de allí hasta que me sobrevino el siguiente suceso, digno de admirar, pero, sin embargo, no proporcionado al ardor que puse en ello. He aquí que en un banquete, un hombre saturado de bebida, refiriéndose a mí, dice, en plena embriaguez, que yo era un falso hijo de mi padre. Yo, disgustado, a duras penas me pude contener a lo largo del día, pero, al siguiente, fui junto a mi padre y mi madre y les pregunté. Ellos llevaron a mal la injuria de aquel que había dejado escapar estas palabras. Yo me alegré con su reacción; no obstante, eso me atormentaba sin cesar, pues me había calado hondo.

Sin que mis padres lo supieran, me dirigí a Delfos, y Febo me despidió sin atenderme en aquello por lo que llegué, sino que se manifestó anunciándome, infortunado de mí, terribles y desgraciadas calamidades: que estaba fijado que yo tendría que unirme a mi madre y que traería al mundo una descendencia insoportable de ver para los hombres y que yo sería asesino del padre que me había engendrado.

Después de oír esto, calculando a partir de allí la posición de la región corintia por las estrellas, iba, huyendo de ella, adonde nunca viera cumplirse las atrocidades de mis funestos oráculos.

En mi caminar llego a ese lugar en donde tú afirmas que murió el rey. Y a ti, mujer, te revelaré la verdad. Cuando en mi viaje estaba cerca de ese triple camino, un heraldo y un hombre, cual tú describes, montado sobre un carro tirado por potros, me salieron al encuentro. El conductor y el mismo anciano me arrojaron violentamente fuera del camino. Yo, al que me había apartado, al conductor del carro, lo golpeé movido por la cólera. Cuando el anciano ve desde el carro que me aproximo, apuntándome en medio de la cabeza, me golpea con la pica de doble punta. Y él no pagó por igual, sino que, inmediatamente, fue golpeado con el bastón por esta mano y, al punto, cae redondo de espaldas desde el carro. Maté a todos.

Si alguna conexión hay entre Layo y este extranjero, ¿quién hay en este momento más infortunado que yo? ¿Qué hombre podría llegar a ser más odiado por los dioses, cuando no le es posible a ningún extranjero ni ciudadano recibirlo en su casa ni dirigirle la palabra y hay que arrojarlo de los hogares? Y nadie, sino yo, es quien ha lanzado sobre mí mismo tales maldiciones. Mancillo el lecho del muerto con mis manos, precisamente con las que lo maté. ¿No soy yo, en verdad, un canalla? ¿No soy un completo impuro? Si debo salir desterrado, no me es posible en mi destierro ver a los míos ni pisar mi patria, a no ser que me vea forzado a unirme en matrimonio con mi madre y a matar a Pólibo, que me crió y engendró. ¿Acaso no sería cierto el razonamiento de quien lo juzgue como venido sobre mí de una cruel divinidad? ¡No, por cierto, oh sagrada majestad de los dioses, que no vea yo este día, sino que desaparezca de entre los mortales antes que ver que semejante deshonor impregnado de desgracia llega sobre mí!”

(SÓFOCLES, EDIPO REY, 771-833)

Traducción en:


http://es.wikisource.org/wiki/Edipo_Rey




Κοὐ μὴ στερηθῇς γ’ ἐς τοσοῦτον ἐλπίδων
ἐμοῦ βεβῶτος· τῷ γὰρ ἂν καὶ μείζονι
λέξαιμ’ ἂν ἢ σοὶ διὰ τύχης τοιᾶσδ’ ἰών;
Ἐμοὶ πατὴρ μὲν Πόλυβος ἦν Κορίνθιος,
μήτηρ δὲ Μερόπη Δωρίς. Ἠγόμην δ’ ἀνὴρ (775)
ἀστῶν μέγιστος τῶν ἐκεῖ, πρίν μοι τύχη
τοιάδ’ ἐπέστη, θαυμάσαι μὲν ἀξία,
σπουδῆς γε μέντοι τῆς ἐμῆς οὐκ ἀξία.
Ἀνὴρ γὰρ ἐν δείπνοις μ’ ὑπερπλησθεὶς μέθῃ
καλεῖ παρ’ οἴνῳ πλαστὸς ὡς εἴην πατρί. (780)
Κἀγὼ βαρυνθεὶς τὴν μὲν οὖσαν ἡμέραν
μόλις κατέσχον, θἀτέρᾳ δ’ ἰὼν πέλας
μητρὸς πατρός τ’ ἤλεγχον· οἱ δὲ δυσφόρως
τοὔνειδος ἦγον τῷ μεθέντι τὸν λόγον.
Κἀγὼ τὰ μὲν κείνοιν ἐτερπόμην, ὅμως δ’ (785)
ἔκνιζέ μ’ αἰεὶ τοῦθ’· ὑφεῖρπε γὰρ πολύ.
Λάθρᾳ δὲ μητρὸς καὶ πατρὸς πορεύομαι
Πυθώδε, καί μ’ ὁ Φοῖβος ὧν μὲν ἱκόμην

ἄτιμον ἐξέπεμψεν, ἄλλα δ’ ἀθλίῳ
καὶ δεινὰ καὶ δύστηνα προὐφάνη λέγων, (790)
ὡς μητρὶ μὲν χρείη με μιχθῆναι, γένος δ’
ἄτλητον ἀνθρώποισι δηλώσοιμ’ ὁρᾶν,
φονεὺς δ’ ἐσοίμην τοῦ φυτεύσαντος πατρός.
Κἀγὼ ’πακούσας ταῦτα τὴν Κορινθίαν
ἄστροις τὸ λοιπὸν ἐκμετρούμενος χθόνα (795)
ἔφευγον, ἔνθα μήποτ’ ὀψοίμην κακῶν
χρησμῶν ὀνείδη τῶν ἐμῶν τελούμενα.
Στείχων δ’ ἱκνοῦμαι τούσδε τοὺς χώρους ἐν οἷς
σὺ τὸν τύραννον τοῦτον ὄλλυσθαι λέγεις.
Καί σοι, γύναι, τἀληθὲς ἐξερῶ. Τριπλῆς (800)
ὅτ’ ἦ κελεύθου τῆσδ’ ὁδοιπορῶν πέλας,
ἐνταῦθά μοι κῆρύξ τε κἀπὶ πωλικῆς
ἀνὴρ ἀπήνης ἐμβεβώς, οἷον σὺ φῄς,
ξυνηντίαζον· κἀξ ὁδοῦ μ’ ὅ θ’ ἡγεμὼν
αὐτός θ’ ὁ πρέσβυς πρὸς βίαν ἠλαυνέτην. (805)
Κἀγὼ τὸν ἐκτρέποντα, τὸν τροχηλάτην,
παίω δι’ ὀργῆς· καί μ’ ὁ πρέσβυς ὡς ὁρᾷ
ὄχον παραστείχοντα, τηρήσας μέσον
κάρα διπλοῖς κέντροισί μου καθίκετο.
Οὐ μὴν ἴσην γ’ ἔτεισεν, ἀλλὰ συντόμως (810)
σκήπτρῳ τυπεὶς ἐκ τῆσδε χειρὸς ὕπτιος
μέσης ἀπήνης εὐθὺς ἐκκυλίνδεται·
κτείνω δὲ τοὺς ξύμπαντας. Εἰ δὲ τῷ ξένῳ
τούτῳ προσήκει Λαΐῳ τι συγγενές,
τίς τοῦδέ γ’ ἀνδρὸς νῦν ἔτ’ ἀθλιώτερος;
(815)
τίς ἐχθροδαίμων μᾶλλον ἂν γένοιτ’ ἀνήρ;
ᾧ μὴ ξένων ἔξεστι μηδ’ ἀστῶν τινα
δόμοις δέχεσθαι, μηδὲ προσφωνεῖν τινα,
ὠθεῖν δ’ ἀπ’ οἴκων. Καὶ τάδ’ οὔτις ἄλλος ἦν
ἢ ’γὼ ’π’ ἐμαυτῷ τάσδ’ ἀρὰς ὁ προστιθείς. (820)
Λέχη δὲ τοῦ θανόντος ἐν χεροῖν ἐμαῖν
χραίνω, δι’ ὧνπερ ὤλετ’. Ἆρ’ ἔφυν κακός;
ἆρ’ οὐχὶ πᾶς ἄναγνος; εἴ με χρὴ φυγεῖν,
καί μοι φυγόντι μἤστι τοὺς ἐμοὺς ἰδεῖν
μήτ’ ἐμβατεῦσαι πατρίδος, ἢ γάμοις με δεῖ (825)
μητρὸς ζυγῆναι καὶ πατέρα κατακτανεῖν,
Πόλυβον, ὃς ἐξέθρεψε κἀξέφυσέ με.
Ἆρ’ οὐκ ἀπ’ ὠμοῦ ταῦτα δαίμονός τις ἂν
κρίνων ἐπ’ ἀνδρὶ τῷδ’ ἂν ὀρθοίη λόγον;
Μὴ δῆτα, μὴ δῆτ’, ὦ θεῶν ἁγνὸν σέβας, (830)
ἴδοιμι ταύτην ἡμέραν, ἀλλ’ ἐκ βροτῶν
βαίην ἄφαντος πρόσθεν ἢ τοιάνδ’ ἰδεῖν
κηλῖδ’ ἐμαυτῷ συμφορᾶς ἀφιγμένην.

Texto Griego de Paul Mazon & A. Dain en:








21 comentarios:

Dilaida dijo...

Edipo rei é o exemplo máis importante de "ironía tráxica".
Para Nietzsche, Edipo é un transgresor, é o heroe condenado a caer por ir demasiado lonxe. Ao infrinxir as leis da natureza e as normas sociais, e querer pescudar aquilo que está prohibido, Edipo descobre un mundo que está vetado á vista do resto dos mortais.
Cres que Nietzsche tiña razón?
Bicos

Isabel dijo...

Queridos amigos:
Este comentario va dirigido a todos vosotros, me hubiera gustado personalizarlo para cada uno pero por falta de tiempo me es imposible.
El mismo es para informaros que he creado un nuevo blog , debido a que he recibido muchos premios no me parece muy correcto hacer tantas entradas de los mismos en un blog dedicado a la Hermandad y a religión, tampoco me gusta hacer desaires a las personas que me los han otorgado.
Desde hace tiempo tenía mucha mucha ilusión por hacer un blog personal, en el que tengan cabida bastantes más temas de los que puedo recoger en el de la Hermandad.
Su contenido va dirigido a mi pueblo, sus tradiciones, sus fiestas, su historia en fin un poquito de todo.
Deseo que os guste y espero que también le visiteis.
La dirección es http://semillasdeamistad.blogspot.com
Un abrazo
Isabel

Dilman dijo...

Varios antropólogos afirman que con la aparición del intercambio de mujeres entre los grupos primitivos por bienes u otras mujeres en lugar de apropiarselas por medio de la guerra nace verdaderamente la cultura. Nace el zoon politikon. Un ser humano con necesidad de organización social sin la cual no puede vivir ni evolucionar. Una de las reglas fue la prohibición de los matrimonios dentro de los mismos grupos considerándose las mujeres como los bienes más preciados de intercambio para la supervivencia de los grupos. Quien atentara contra la norma atentaba contra la vida del grupo, se da entonces el nacimiento de la culpa del incesto. Edipo como personaje trágico no estaría "pecando" entonces en primer lugar con una norma moral porque el no sabía que la mujer que sería su esposa era su madre, estaría violentando la conciencia de asumir una ley social. Recordemos que Sócrates fue acusado y condenado por violentar la moral pero de fondo fue el temor al desorden administrativo que empezaba a formarse con su método de pensamiento.
Gran saludo amigo Antonio!!!

ANTONIO MARTÍN ORTIZ dijo...

Amiga Isabel,

Bienvenido sea tu nuevo blog, que tiene muy buen aspecto. Estoy seguro de que en éste, al estar menos condicionado, podrás poner cosas muy interesantes para todos. Preciosa es tu primera entrada.

Te envío mis mejores deseos y un gran abrazo,

Antonio

carmen dijo...

Pues gracias a tí, Antonio y a Dilman, porque yo sólo sabía que por este suceso existe el llamado complejo de Edipo, que se pasa y se supera, pero que por lo visto forma parte del desarrollo normal de la personalidad de la niña...

carmen dijo...

Perdón, quería decir del NIÑO

Isabel dijo...

Amigo Antonio, muchas gracias por las bonitas frases que ha dejado en mi blog.
Es cierto que estaba muy condicionada en las entradas al blog de la Hermandad, en el de Semillas de Amistad intentaré plasmar todo lo que hace tiempo llevo dentro.
Un fuerte abrazo
Isabel

Begoña Sánchez dijo...

Primero mi felicitación ha sido un verdadero placer haber llegado a este espacio. Vengo por un comentario, realmente ingenioso, en el blog de Mario Moliner.
Me he reido mucho, está perfecto y si hay que hacer una votación yo seré la primera en votar ;)
Manda narices... por ser algo fina!
Saludos

ANTONIO MARTÍN ORTIZ dijo...

Amiga Dilaida,

Aunque con algún retraso, impropio de mis costumbres, me dispongo a contestar al comentario que has hecho en mi espacio sobre Edipo Rey. Estoy totalmente de acuerdo con lo que dijo Nietszche, que Edipo traspasó los límites de lo humanamente permisible: quiso saber más de lo que correspondía a un mortal, sin atender a los consejos del adivino Tiresias, y eso lo llevó a la ruina. Hay cosas que están prohibidas a los mortales, según el fondo y el contenido de la Mitología Griega plasmada en la Tragedia. Muy acertada tu observación.

Un beso, bicos,

Antonio

ANTONIO MARTÍN ORTIZ dijo...

Amigo Dilman,

Aunque con algún retraso, me dispongo a proporcionarte mis elogios por el profundo y atinado comentario que haces en mi espacio sobre Edipo Rey. Es toda una lección de antropología lo que comentas. Me ha resultado muy interesante, profundamente interesante. Añadiré a lo que tú dices que el tabú del incesto tiene una fundamentación biológica, subyacente en el subconsciente, sin que los propios hombres se den cuenta de los motivos. Resulta que, para que la especie evolucione de forma sana, con la supervivencia de los mejores, la uniones sexuales deben hacerse entre individuos genéticamente lo más alejados posible. Éste es el motivo por el que en muchas genealogías de Reyes se han dado tantos casos de anormalidad y deficiencias físicas y psíquicas, porque solían, en algunos casos, casarse con individuos genéticamente próximos a ellos. Esto es conocido por todo el mundo.

Ha sido un gran placer y un buen aprendizaje para mí leer tu comentario.

Un abrazo desde esta España calurosa,

Antonio

ANTONIO MARTÍN ORTIZ dijo...

Amiga Carmen,

Muy interesante tu elogio de la sonrisa, el que haces en tu espacio, sonrisa que no es lo mismo que la risa. Yo pienso lo mismo que tú: cuando la sonrisa es auténtica, es vitalizante, nos ayuda a vivir, a vivir mejor, y nuestra alegría irradia sobre quienes nos rodean. Muy buena la idea de enaltecer algo que tenemos tan a mano y que no utilizamos lo suficiente.

A propósito, te regalo el poema LI de Catulo, que encaja perfectamente con tus ideas.

“Me parece a la altura de un dios y que, si es lícito decirlo, está por encima de los dioses el que, sentándose frente a ti, te mira y te oye mientras ríes dulcemente; lo cual a mí, desdichado, me arrebata todo el sentido: pues, en cuanto te contemplo, Lesbia, ni un hilo de voz queda en mi boca, la lengua se me entorpece, una tenue llama fluye bajo mis entrañas, tintinea en mis oídos un característico zumbido, mis ojos se cubren con una noche gemela”.

En relación al comentario que haces en mi espacio sobre Edipo Rey, añado que, según mi criterio, el nombre de “Complejo de Edipo”, que, por lo visto es real y se da en los niños, que tienen más afecto por la madre que por el padre, es inapropiado, porque Edipo desconocía que aquel caminante al que mató en una trifulca era su padre, de la misma forma que desconocía que aquella mujer, Yocasta, con la que se casó, era su madre. Todo lo contrario, cuando supo la realidad de las cosas, se reventó los ojos con un alfiler, para no ver tanta ignominia, maldijo a sus hijos e hijas producto del incesto, y en cierta forma se maldijo a sí mismo exiliándose de Tebas.

Como siempre, es un placer leerte.

Un beso,

Antonio

ANTONIO MARTÍN ORTIZ dijo...

Amiga Isabel,

Con estas cosas tan bonitas que nos explicas de Miajadas en tu espacio "Semillas de Amistad"y el cariño con el que redactas tu artículos y pones las imágenes, dentro de poco nos tendrás a muchos de nosotros haciendo de turistas en ese maravilloso pueblo.

Un beso,

Antonio

ANTONIO MARTÍN ORTIZ dijo...

Amiga Begoña,

No he estado en Salamanca, pero, con estas fotografías que nos presentas, me están entrando ganas de visitarla bien pronto. Tienes un blog magnífico, tanto éste, MAGOBE, como CARSÁN. Pienso visitarlos los dos asiduamente.

Tú eres con seguridad una mujer muy alegre y con un buen sentido del humor. Lo digo por el comentario que has hecho en mi blog, a propósito de un comentario que dejé en el de don Mario Moliner.

A propósito de la expresión "manda huevos", te diré que es totalmente correcta en Castellano, aunque esté en desuso y sea un poco arcaica. Está admitida por la Real Academia de la Lengua.

En Latín hay una palabra que es:
"opus-operis": obra
y
"opus" (indecinable" que significa "necesidad o necesario".

De acuerdo con las leyes fonéticas del paso del Latín Vulgar al Castellano, "opus" (necesidad) da "huebos", que debería ser un singular. Entonces la expresión "manda huevos" significa "manda la necesidad".

Si quieres saborear una anécdota real, relacionada con un juez, que acusó a un individuo de desacato y falta de respeto por utilizar "manda huevos" en un documento dirigido al Juez, entra en esta página:

http://cosamenos.blogspot.com/2005/01/licencia-para-ambigedad-por-huebos-hay.html

Cordialmente,

Antonio

Begoña Sánchez dijo...

Gracias por la visita y comentario.
He entrado en el enlace que me decias, y me he quedado muy sorprendida, no tenía ni idea de esa anécdota real del juez.
De nuevo me has hecho reir además de aprender ¿qué más se puede pedir?
Con tu permiso te seguiré leyendo, es todo un lujo
Respecto a Salamanca es una ciudad que merece y espera tu visita
Gracias de nuevo
Saludos

Isabel dijo...

Querido amigo Antonio,
perdonar por las molestias, no es que lo haya restringido, es que estoy intentando poner otra plantilla, pues ésta me está dando muchos problemas, intentaré subsanarlo hoy.
Un abrazo
Isabel

Isabel Romana dijo...

Una entrada preciosa, querido Antonio, con unas imágenes bellísimas, muy adecuadas para el verano. No sé por qué, siempre relaciono Grecia y lo griego con el sol y, por ello, con el verano. La tragedia de Edipo es conmovedora, y creo que responde en todo a aquello que, al parecer,definía Aristóteles como tragedia: no se trata de un malvado que recibe castigo por su maldad, sino de un ser humano que comete un error y debe pagar por él, pero es un error que hubiera podido cometer cualquiera de nosotros. De ahí que nos estremezca hasta lo más íntimo.
Un abrazo muy fuerte y feliz verano ¿en tu Trévelez natal?

ANTONIO MARTÍN ORTIZ dijo...

Amiga Isabel,

Acabo de leer tu comentario en mi espacio sobre Edipo Rey. Das una definición perfecta de la Tragedia Griega. Pasa eso siempre: el héroe trágico se ve arrastrado a la ruina, a su propia destrucción, sin que él sea ni consciente ni culpable de nada. Es el Destino el que manda, el que arrastra. Como decía Séneca (Cartas a Lucilio, 107.11):

“Ducunt uolentem fata, nolentem trahunt”. (El Destino [Los Hados] al que quiere lo acompaña, al que no quiere lo arrastra).

Excelente tu recreación sobre Tarquinio el Soberbio y la quema de los libros Sibilinos. Es una de tus mejores entradas. La he leído con sumo interés. A medida que avanzaba en la lectura, ni interés se acrecentaba. Me gustaría saber cómo acabaría el relato, porque con la pregunta de Tarquinio y la respuesta de la Sibila , que es otra pregunta, uno se queda con las ganas de saber más.

De cualquier forma, es una larga y preciosa entrada, digna de ti.

En otro orden de cosas, en relación a Trevélez, mi pueblo natal, este año tendré que conformarme con recrearme con la imagen del blog. Nuestras intenciones son ir a pasar unos días calurosos en Estambul, añorando, eso sí, el fresco que proporcionan las faldas de Sierra Nevada en La Alpujarra.

Un abrazo,

Antonio

Ego dijo...

En Agosto iré por fin a Delfos. Estoy entre profanarlo o que el Oráculo me profane a mí. Nunca he sido fan de Apolo.
La historia de Edipo es una de LAS HISTORIAS con mayúscula.
Seguiré pasando por aquí, me alegra que haya gente tan fascinada por la mitología como yo.
Kalinicta!

ANTONIO MARTÍN ORTIZ dijo...

Amiga “Ego”,

Me imagino yo que debes tener, como todo el mundo, un nombre correspondiente. Sabiendo tu nombre es más fácil escribirte. Muy interesante y sana es la defensa que haces de la risa en tu última entrada. Me encanta y la comparto, lo misma que la afición por la Mitología, según manifiestas en tu comentario a mi Edipo Rey. Veo que tienes en proyecto muchas cosas. Te voy a sugerir unas cuantas más, teniendo en cuenta que piensas visitar Delfos. Es un lugar maravilloso. Vale la pena. Todo es magia allí.

Sugerencias:

1) Un paseo desde el pueblo hasta el Santuario de Apolo a las diez de la noche o más tarde, y cerquita de allí beber agua de la Fuente Castalia, donde se juntaron las dos águilas;
2) No profanar el templo, sino visitar los restos con profunda religiosidad;
3) A las cuatro de la tarde, tomar un taxi que os lleve a la playa. Se tarda unos quince minutos y cuesta poco;
4) Visitar por la mañana el Museo de Delfos, en el que se encuentra el Auriga;
5) En plan deporte, subir andando hasta el Estadio Olímpico. Es una subida dura, pero los atletas griegos lo hacían sin dificultad.

Seguramente se te ocurrirán más cosas, pero aquí tienes una parte de lo que yo he vivido.

Ha sido y es un placer conocerte y escribirte.
Un beso,

Antonio

Ego dijo...

Amigo Antonio:
Mil gracias por las sugerencias. Me las llevaré apuntadas. Todas las veces que he ido a Atenas y aún no he pisado Delfos, creo que ya toca.
Envidio que ya hayas estado allí, y me admira cómo hablas del lugar. ¿Conoces también la isla de Delos? Es otro de mis sitios pendientes.
Es un honor que pases por mi blog.
Un abrazo

ANTONIO MARTÍN ORTIZ dijo...

Amiga Ego,

Siento manifestarte que no conozco la isla de Delos, por lo que no te puedo dar ninguna referencia sobre lo que puedes hacer allí. Espero que te lo pases muy bien y lo disfrutes a conciencia.
Kalinikta para esta noche
Kalimera para mañana
Kalispera para mañana por la tarde

Un beso,

Antonio