ANTONIO MARTÍN ORTIZ: ΠΕΡΣΕΦΌΝΗ, PROSÉRPINA, REINA DE LOS INFIERNOS, SE RECONCILIA CON TODAS
ANTONIO MARTÍN ORTIZ
EN ESTA POSICIÓN ME HE PASADO LA MAYOR PARTE DE MI VIDA.
AQUÍ Y ASÍ ME TENÉIS.

Omne tulit punctum qui miscuit utile dulci.
OMNE TVLIT PVNCTVM QVI MISCVIT VTILE DVLCI.
(Q. Horatius Flaccus, Epistula ad Pisones, 343)
Ganó todo mérito el que mezcló lo útil con lo agradable.

VERANO DE 1964 EN SAINT CIERS DU TAILLON [Charente Maritime], Francia

<strong>VERANO DE 1964 EN <em>SAINT CIERS DU TAILLON [Charente Maritime], Francia</em></strong>
Mi padre [R.I.P.], un amigo (Josep Ma. Riba i Armenter [R.I.P.]), mi hermana Simona, yo mismo, mi hermana Rosario,
mi hermano Pepe, mi madre [R.I.P.], otro amigo (Josep Amiell):
PATRI MATRIQVE MEIS IN MEMORIAM: Descansen en Paz los dos juntos
.
"Cuando uno ha perdido a su padre y a su madre, se ha quedado sin referencia al pasado".
(Frase mía, que yo, como bien nacido, les dedico a quienes me dieron la Vida y me abrieron el Camino para ser Feliz)
A mí, lo mismo que a Ovidio (Tristia, I, III, 4):
Labitur ex oculis nunc quoque gutta meis.
Todavía ahora se me resbala una lágrima de los ojos, los míos.

Recojo y comparto la frase, más optimista, de mi amigo Carlos Hernández, Chacien: ”Lo que en verdad mata es el olvido”.
No es mi caso, porque yo, estas cosas, no las olvido.

EQUITACIÓN AL SON DE POLCAS VIENESAS

Si quieres disfrutar de la maravilla de ver a los caballos de la Escuela Española de Equitación de Viena danzando al son de las polcas de los Strauss,
PINCHA EN UNO DE LOS ENLACES SIGUIENTES:

1) Spanish Riding School Vienna
2) Spanische Hofreitschule
3) Beliebte Annen-Polka
4) Best Equestrian Art School of Europe 251107.
Ejercicios de doma de caballos
Νενικήκαμεν
ΝΕΝΙΚΗΚΑΜΕΝ
[Nenikékamen]
Hemos vencido.
ΣΥΡΙΖΑ: PODEMOS
Αλέξης Τσίπρας
20-IX-2015
Δημοψήφισμα για τη συμφωνία στις 5 Ιουλίου
Referéndum sobre “El Acuerdo”
[Es decir, la Capitulación de Grecia: La Esclavitud]
el 5 de Julio.
Como en Atenas, tras la Victoria sobre los Persas en Maratón, el 490 aC., las gentes de Bien, PODEMOS decir, con los Griegos [Unos 11.000 Griegos valientes derrotaron a unos 25.000 Persas bien armados]: 
Νενικήκαμεν 
ΝΕΝΙΚΗΚΑΜΕΝ 
[Nenikékamen] 
Hemos vencido.

sábado, 23 de enero de 2010

ΠΕΡΣΕΦΌΝΗ, PROSÉRPINA, REINA DE LOS INFIERNOS, SE RECONCILIA CON TODAS


Amigas todas, que no enemigas, ni súbditas tampoco. ¡Faltaría más! Sois mis amigas, casi como si fuerais mis propias hermanas, aunque en realidad yo no tengo hermana ninguna, pero ahora estáis vosotras. Yo he cumplido con mi deber al llamaros la atención, cuando consideré que era necesario, porque ésa es la obligación que me impuso Zeus, y ése que es mi consorte, el maldito Hades. Pero, ¿cómo puede pretender alguien que una lo ame cuando el único ejercicio de su vida, o de su muerte, ha consistido en raptarme? ¡Te odio, maldito Hades, o Plutón, como prefieras!

Ahora mis auténticas preferencias están por todas esas sombras que se han reencarnado en mujeres dignas, mujeres que son lo que tienen que ser, valientes todas, y émulas de las mismas Musas, como ya lo hizo en su momento la propia Safo de Lesbos.


Dante Gabriel Rossetti. La Pia de' Tolomei. 1868-1880. Oil on canvas. Spencer Museum of Art, University of Kansas, Lawrence, KS, USA
http://www.abcgallery.com/R/rossetti/rossetti34.html





Dante Gabriel Rossetti. Dante's Vision of Rachel and Leah. 1855. Watercolour on paper. Tate Gallery, London, UK
http://www.abcgallery.com/R/rossetti/rossetti9.html

No sé si lo sabéis, pero aquí en los Infiernos hay libertad de creencias y ahora está muy de moda ese Griego, bueno su sombra y su espectro, que se llamaba Pitágoras. Bueno, pues su pensamiento se está extendiendo por aquí y por eso todas estas mujeres me han obligado a que yo les permita que se reencarnen en mujeres de carne y hueso, y por eso han salido de los Infiernos y se han comunicado con vosotras. Y aquí las tenéis:


Elena Pascual, Elena Clásica, que es una de las que aún que aún no me ha visitado en forma de sombra o espectro, me ha dirigido un comentario que merece todos mis respetos y todas mis alabanzas. Además me deja su apropiado poema Maldito seas, para que yo se lo dedique a mi repugnante esposo. Y bien que se va a enterar ése Hades de lo que dice el poema. Ya se lo he regalado para celebrar nuestro obligado matrimonio, es decir, mi rapto por parte suya.


BAURSCHEIT, Jan Peter van, the Elder
The Abduction of Persephone by Hades
Terracotta, 40,5 x 43,8 cm
Musées Royaux des Beaux-Arts, Brussels
http://www.wga.hu/index1.html


Isabel Barceló, Mujeres de Roma, es la reencarnación de una Dido, tan digna y tan soberana, tan majestuosa, como la pinta el Virgilio ese al que tanto admiráis. Ese libro suyo, DIDO, REINA DE CARTAGO, ya circula por aquí y están mis espectros y mis sombras devorándolo. Por ahora casi es lo único que leen. Además la Dido, con esa lectura, está recuperando nombre y prestigio. También me he percatado de que en la Tierra el libro circula por todas partes.

Natàlia Senmartí Tarragó, IMAGINAR... bajo los auspicios del V, se ha adjudicado uno de los peores papeles: nada menos que Livia, la esposa de Augusto, y se os ha mostrado dura y agresiva, sin perdonar a nadie. Yo os puedo asegurar que me equivoqué en la reencarnación de Livia: yo quería que se reencarnara en Penélope, la fiel Penélope, la esposa de Ulises, otra Reina, la Reina de Ítaca, pero, sin saber por qué motivo, se me coló la Livia esa y ésa no tiene ni perdón, ni arreglo. No obstante, no os preocupéis, que en una próxima reencarnación
Natàlia Senmartí Tarragó va a ser la reencarnación de una de esas heroínas que tengo por aquí, que todo lo que hicieron en vida fue bueno, o, si lo prefiere, en una digna Matrona Romana, eso sí uniuira, por ejemplo, Cornelia, la madre de los dos Gracos, entre otros muchos hijos, más o menos una docena, que no le sobrevivieron.

A Soledad Sánchez Mulas, que tampoco, por lo que os creéis, es la reencarnación de nadie, sino que, si nos atenemos a sus palabras, es ella misma, me dirijo ahora y le digo que, para que lo sepa, ella es la reencarnación de una de las Nueve Musas (en realidad, contándola a ella, son diez). En rigor ella es la hermana de Erato, la Musa de la poesía, o es la misma Erato. Bajo su aparente timidez, porque las Musas son así, se oculta una fuerza creadora como un torrente. Lo que pasa es que ella se reserva para más adelante: el día menos esperado nos sorprende con otro de esos poemas profundos y arrebatadores que suele dejar en su espacio.

Luego está Carmen Pascual, IMAGINA Y CREA, y POESÍA Y ARTE, que no ha podido entrar en mi Reino, porque el Can Cerbero, mi fiel servidor canino, se lo ha impedido. En realidad fui yo la que le di la orden de que no la dejara entrar en los Infiernos, porque yo estoy muy celosa de las Creaciones suyas. Os lo digo de verdad: le tengo envidia, porque no puedo soportar esa retahíla de imágenes tan brillantes y tan bien proporcionadas que nos muestra en sus publicaciones. Ese Erotismo sublime de las pintoras que nos muestra me da mucha envidia, y mucho más siendo yo la Reina de las Sombras y de la Oscuridad. Igual puede suceder, no obstante, que más adelante me ablande, olvide mis envidias y la deje pasear en mi Reino, pero no hay prisa: ¡mucho mejor para ella, porque aquí, la verdad, esto es un auténtico Infierno!


He dejado para el final a la Musa Euterpe, Coro de niños de Tölz, y Vivir a ciegas, y no porque sea la última, sino porque ella es ella misma, la Musa de la Música. Su fuerza creadora supera la de cualquier mortal e inmortal, me atrevería a decir. Es que Euterpe tiene una fuerza de voluntad y una capacidad creativa que me ha sorprendido hasta a mí misma, y eso que yo estoy acostumbrada a tener en mis estancias a las mejores de las mejores. Con la propia Safo de Lesbos nos tratamos de tú a tú, y eso no quiere decir que no nos respetemos, sino todo lo contrario. Ella me saca de mi aburrimiento recitándome sus poemas, que son infinitud, muchos más de los que leéis vosotras.

Y ahora me vuelvo a LOS INFIERNOS.

Me despido de todas vosotras con mi saludo habitual:

¡¡¡A LOS INFIERNOS!!!


Eugène Delacroix. The Barque of Dante. 1822. Oil on canvas. Louvre, Paris, France
http://www.abcgallery.com/D/delacroix/delacroix4.html

14 comentarios:

Isabel Romana dijo...

Querido Antonio, estoy fuera de casa pero he visto el mensaje que me has dejado sobre el enlace con la entrevista de TV del Politécnico y, siguiendo tu consejo, lo he cambiado por otro que sale un listado de entrevistas. No sé qué puede haber ocurrido para que desapareciera así... Quizá que deja de estar colgado directamente de la web. Volveré con más tiempo a leer a la querida Proserpina que, seguro, se encontrará con buenas palabras de todas sus invitadas en el Hades. Un abrazo y gracias.

Euterpe dijo...

Perséfone o Prosérpina: me alegra que de vez en cuando atravieses el umbral de las regiones estigias porque a mí me resulta muy complejo visitaros en estas zonas: no puedo caminar bien, siento que me falta el aire, todo se enlentece... Por eso, y mal que me pese, no puedo conversar contigo lo que me gustaría, más ahora que estás de buen humor; supongo que por la cercanía de la estación en que irás a reunirte con tu pobre madre, que ahora gime y se entristece como cada año, aunque por aquí menos que por otras regiones... Lo siento, adoro el invierno, pero no me malinterpretes: me apena ver a tu pobre madre así.
¿Recuerdas aquellos jóvenes que descubrimos Apolo, mis hermanas y yo? Quiero que comprobéis vosotras mismas hasta qué punto nos honran:
http://www.youtube.com/watch?v=Ec40c_r-5s8
Me voy aprovechando que Caronte está preparado para un viajito. ¡Qué huraño es este barquero! Su única obsesión, las monedas que va a recibir. ¡Pobres ánimas! Ya tienen bastante con los padecimientos de estas tristes moradas...
P.S.: me piden que transmita el siguiente mensaje. "Si os ha gustado este aria de la pasión según san Mateo de Bach, la versión de Leonhardt incluye al mismo soprano solista".

Milagros Ortiz dijo...

Querido Antonio no se si me recuerdas soy Milagros,de Córdoba - Argentina, hija de Adrián Ortiz y nieta de Francisco Ortiz, hace muchos años viniste de visita y yo era muy pequeña, pero aún te recuerdo. Te escribo este comentario para felicitarte por tus escritos, que son tan maravillosos como tu capacidad para hacerlos. Sinceramente valoro mucho la literatura y a las personas que se dedican a ella. Y me alegra haberme encontrado con este blog lleno de sabiduría y nuevas ideas.
¡Felicitaciones nuevamente!
Cariños y Un abrazo.

Tiberius Claudius Caesar Augustus Germanicus dijo...

Soy el que luego será Tiberius Claudius Caesar Augustus Germanicus, Emperador de Roma, el que parece más tonto de la familia, pero en realidad el más listo.

Livia Drusa Augusta, Livia Drusila, Julia Augusta, antes de morir me dejó un encargo y yo, que sé con quién me las juego, voy a cumplir con ese encargo, no sea que esa maldita mujer, se reencarne en sí misma y dé la orden de envenenarme antes de tiempo. Ella murió el año 29 y yo seré Emperador hasta el año 54. Quiero que el Destino se cumpla en tu totalidad, y que mi envenenamiento sea en el momento decidido por el Destino. Como no me fío de ella ni muerta, voy a cumplir su encargo. El encargo es que cuelgue en este espacio un extenso comentario. Como no cabe de una sola vez, lo hace en dos partes.


Natàlia Senmartí Tarragó

HA DEJADO EL SIGUIENTE COMENTARIO:

Primera Parte

¡Salves a todas y a Antonio!

Dejo aquí el comentario con el cual finiquité mi intervención bajo la odiosa personalidad de LIVIA. Sentí que en el mundo de los espíritus no todo son virtudes, héroes, mitos elogiables, famosas leyendas, mujeres encomiables o susurros admirables, en ellos se cuela también la mezquindad, desde luego, porque no todo es oro en el Hades y las réprobas merecen su lugar en las Sombras, su voz, su aliento, su derecho a la mezquina rabieta, al cabo los Infiernos son el reflejo de la humanidad.

Lo dedico de nuevo al amigo Antonio, a todas las sombras y mujeres, y en especial a ti, dulce Prosérpina.

"Hacedora soy de cuentos más o menos afortunados, algunos los sitúo en época romana, son éstos los que más me placen, pues en aquella época creo haber vivido otra vida, o haberla, tal vez, soñado.

Ha sido un inmenso goce y un deleitoso aprendizaje pasearme por el espacio melódico, culto y poético que el distinguido y amable Antonio nos brinda. Me faltan palabras para precisar lo que siento ante su exquisitez y gentileza.

Quiero, hermanas, si me permitís la franqueza de llamaros así, señalar que cada una de vosotras con sus avatares, tristezas, rabias, recuerdos, impotencias, felicidades y desgracias, me ha comunicado que no somos ajenas las unas de las otras. Aunque seáis leyenda, mito, divinidad o carne y hueso de hoy, os siento próximas y os comprendo. Como pasear por el Hades entre sombras que guardan el hálito de mil experiencias femeninas, lo mismo que vagar por los fragantes Elíseos o revivir lejanas vidas que palpitan aún ciertas, ha sido conoceros: Safo, Elena Clásica, Carmen, Helena espartana, Isabel Romana, Dido, Euterpe, musa melódica, Electra, Clitemnestra, Antígona, Soledad -no tardes en ofrecernos tus poemas-, delicada y tímida, que aquietamos el "barullo"-…y sobretodo, la paciente Prosérpina, dulce señora de los Infiernos, la que, durante seis meses al año, sale de los vapores oscuros para dispensar vida y frutos, al lado de su compañera Flora, ¡salves romanas a cada una!

Pero en mi deambular entre vosotras he topado con un espíritu mezquino, la conozco, Livia Drusila. De ella digo que en vida no atesoró otra pasión que el PODER. Acostumbrada a ese vicio que todo lo arrasa, no puede ni sabe contentarse con la nada y con la muerte. Empezó su insolente discurso cargando contra Dido, después contra aquella a la debe reverencia y respeto; Prosérpina, para al cabo, vista la reacción que provoca su actitud, rematar contra los dioses mismos, impotente.

Tiberius Claudius Caesar Augustus Germanicus dijo...

Natàlia Senmartí Tarragó

HA DEJADO EL SIGUIENTE COMENTARIO:

Segunda Parte


Os digo, mujeres admirables, que vosotras supisteis amar, odiar, comprender, ¡sentir! en definitiva, y Livia jamás fue capaz de ello. No amó a Tiberio Claudio, ni a Octavio ni tampoco a su hijo Tiberio, al cual manipuló desde niño para encaminarlo a sus fines con despótica maternidad, sin flaquezas ni cariño, resultando después lo que fue, hombre torturado y frío, despótico César. Livia no se amaba ni a sí misma, hizo de su vida una tela de araña y, como la Lidia Aracne, quedó en ella prendida, seca, sola: es el castigo que mereció por insultar y retar a Minerva, y a todo lo divino y humano.

A Dido la envidia por su fama de mujer capaz de amar y por su despecho valeroso, por ser ella misma a costas del Destino, incluso por la decisión de acabar con su vida por deseo propio. A las demás por infinitos detalles que las convierten en eternas y en queridas, en recordadas para siempre a través de las voces y los escritos de bardos y poetas.

Miserable espíritu nocturno Lémur en pena para siempre. ¡Te maldigo, Livia!

Únicamente me has resultado humana, frágil, al recordar aquel gorrión en los dedos de Lesbia, los versos del tierno Catulo, y al verte feliz, por breves momentos, en aquella estancia-jardín donde ocultabas tu desdicha mirando las pinturas, reproducción de un Edén verídico que no gozaste por ser como eras.

!Livia! a ti me dirijo; me ha conmovido, por patética, tu súbita búsqueda de la amistad con aquella que has insultado, Dido, y lo haces, taimada, sin acabar de rectificar, a base de un excusa fútil; lo de la púrpura. La soberbia fue tu perdición y es tu peor enemiga, no esas doncellas, mujeres, diosas a las que has vilipendiado. Asume, Livia, que SOLA estás en vida o muerta. Ésta es la peor condena, la más terrible pena, ésta y el OLVIDO.

Me despido Antonio, señoras, y espero no haberos cansado con tamaño discurso, la última parte lleno de enojo, pero es que no podía consentir quedarme en silencio, esa mujer nacida de la raza que estimo, me causó furia y pena inmensas.

Os saluda con cariño sincero y respeto, Natalí desde el Quinto pino"


Aclaración de Tiberius Claudius Caesar Augustus Germanicus:

Tengo la ligera sensación de que me he equivocado de escrito al publicar esto: en lugar de publicar una defensa de la maldita Livia, he publicado un escrito que va dirigido contra ella.
¡¡¡Que…que…que.. los…los…los…dioses…dioses…me…me…
protejan…protejan…protejan!!!

Natàlia Senmartí Tarragó dijo...

Tal vez me equivoqué al ir contra Livia, pero cuando la incluí entre las dilectas mujeres, fue porque ella misma al oído me lo susurró de esta manera:" ¿Acaso, tú, que gustas de la polémica, no has de ponerme a mi entre tanta perfección y conducta heróica? Ponme para que conste que en el mundanal mundo de todos los tiempos, existe la vileza y lo incorrecto, conste para, pues, darle brillo incluso a los Infiernos, no cristianos, ni calenturiento, el Hades pagano admite de todo, incluso a mi" Me lo dijo y admití darle voz, que derecho tenía.
SALVES ETERNOS Antonio sin par, sin parangón ni comparación en amabilidades y en saberes.
Bso Quintíl y romanil.

Dilman dijo...

Antonio, magnífica composición literaria donde la energía femenina redime la vida mediante la belleza y las artes de los infiernos encarnados en el poder patriarcal. Una vez más en tu paciente e incansable tarea demuestras la actualidad, vigencia y función de las herramientas de la mitología y que los dioses que vivieron en la antiguedad no han muerto bajo el peso del monopolio de la deidad platónica judía, con esto abres un horizonte lleno de felices posibilidades que nos permite a los iniciados dionisíacos a no renunciar a ese dios que sabe reir y bailar, y que lo femenino y lo masculino se reconcilien en esa danza lujuriosa por excelencia en lugar de la traumática relación de oposición o sometimiento.
Mi gran saludo Maestro!!!

elena clásica dijo...

Mi buena y estimada Proserpina:

Querida amiga, pues así te diriges a nosotras, cuenta con recibir entre estas maravillosas mujeres, coro de artistas y sensibilidad, y en mí, todo el respeto, apoyo y el cariño que mereces.

Ah, Properpina, bella Proserpina, hierática y temerosa, con tu manto de oscuridad y tu rostro impenetrable que finge indiferencia, cuánto necesitas un grupo de amigas y confidentes, sé, pues bienvenida a este foro que contempla las sombras y no se deja atrapar por ellas.

Siempre quisiste hacer de ese mundo del Hades, hogar tuyo, un lugar caluroso, pero qué tristes asechanzas te han vigilado siempre.
Querida Proserpina, ese esposo tuyo que te secuestró a la fuerza y te privó la mitad del año de la belleza de la luz, es deleznable, pero he de decírtelo, como amiga tuya que soy, te ama, sí: te ama y te ama. El amor es tan fiero como para arrebatar por la fuerza la carne y querer ganar los sentimientos contrarios con violencia.
No seré yo quien, sin embargo, defienda a Plutón. Ni siquiera me atrevo a visitarte, los espectros me atemorizan y tu terrible esposo también.
Cuánto bien te hará seguir expresando tus sentimientos y confiar en nosotras.
Recibe un abrazo de amiga y confidente . ¿Podremos reunirnos en algún momento para repasar la colección de pinturas y esculturas, que cual álbum de fotografías, nos brindan de tu figura, grandiosos artistas?
En la obra de Baurscheit estás imponente. Seguro que eso servirá para animarte un poco.

Un abrazo, querida Proserpina.

ANTONIO MARTÍN ORTIZ dijo...

Mi querida Milagros,

Muchas gracias por entrar en mi blog desde tan lejos, desde Córdoba (Argentina),donde yo estuve hace ya algunos años. Me acuerdo perfectamente de ti, que entonces eras muy pequeña, y toda tu familia. Me alegra saber que todos estáis bien. Me llevé un gran recuerdo de Córdoba: vuestro cariño y vuestra hospitalidad.

Si quieres que te explique más cosas de todos nosotros, me envías un mensaje al correo que aparece en mi perfil y así sabré yo tu correo electrónico, porque éste es un espacio público, y tampoco es cuestión de ir publicando las intimidades de cada uno.

Por el correo también podrías enviarme algunas fotografías vuestras, de tu padre Adrián y de tu madre, así como también de los hermanos de tu padre, a los que conozco perfectamente.

Te envío un buen beso y abrazos para toda la familia.

Antonio

Chacien dijo...

Inestimable amigo,

Es para mí un auténtico placer y una satisfacción que nuestra modesta aportación a la red de redes merezca los elogios de una persona tan instruida como usted que, cuando menos, en la faceta lingüística y filológica, merece todo nuestro respeto y la mayor consideración.

Sólo esto ya sería motivo suficiente de satisfacción, pero, no obstante, aún tiene la gentileza de regalarnos en todas sus intervenciones algún rasgo de su inconfundible humanidad, lo cual me parece aún más estimable. Usted se moja siempre, sin importarle errar en sus apreciaciones, con tal de hacer patente su entusiasmo. Y es su entusiasmo de tal naturaleza que sólo se detiene ante los aspectos más positivos que captan su atención. Cuando hay algo que no merece la pena, lo ve, lo lee si llega el caso, y ¡Santas Pascuas!

Me encanta esa actitud (sobre todo porque a mi padre ya mí nos pone por las nubes y, vaya, a nadie le amarga un dulce) y el tacto que usted tiene para hacer o decir lo que es conveniente y a nadie causar molestia o disgusto; creo que según el diccionario a eso se le llama discreción. Gracias por ser así.

Serapio y Carlos.

Isabel Romana dijo...

¡Ay, Prosérpina, anfritriona nuestra a la fuerza! Acepto gustosa tu oferta de paz. ¿No es cierto que las mujeres, tanto las más humildes como las más favorecidas por el destino, somos víctimas fáciles de los hombres? Siendo así, unámonos, apoyémonos unas a otras dejando de lado nuestras diferencias. La muerte nos ha igualado a todas y nos ha arrojado a este lugar de sombras en el que reinas. ¿Por qué no ser amigas? ¿Por qué no tratar de convertir el infierno en un lugar más habitable, siquiera a través de las palabras? Las palabras nos constituyen y son lo último que nos queda. Lo único. Y lo más poderoso. Por eso se las he negado a Eneas cuando vino de visita y me habló. No hay espada más hiriente que el silencio como respuesta. Por eso, amiga mía, hablemos.

carmensabes dijo...

Querida Proserpina,

me congratula el hecho de que intercedas por mi humlide persona queriendo gestionarme la entrada a tu mundo.
No habiendo sido esto todavía posible, agradezco tu buena intención y tus deseos de comunicarte con el Más Acá.
Sé cómo te sientes, e intuyo la necesidad de un acercamiento, yo también necesito de tus consejos sabios y certeros.
Quedo a tu disposición para maldecir a tu marido si así lo necesitaras.

Seguimos en contacto, un abrazo.


-

ANTONIO MARTÍN ORTIZ dijo...

Amiga Natàlia,
Mi forma de agradecerte el extenso y acertado comentario que has hecho en mi espacio es dejar aquí mismo también el comentario que te he hecho en tu blog, referente a las aventuras y desventuras de tu Quinto, con las que nos distraes y nos instruyes todos los Jueves. Si alguno de mis lectores, o lectoras, lo desea, puede acceder al espacio de Natàlia Senmartí Tarragó, haciendo click aquí.
Amiga Natàlia,

Me he reservado para hoy hacer un comentario digno de tu Quinto y sus aventuras. La verdad es que, cada vez que leo el relato, me quedo más maravillado, por la capacidad esa tuya de poner a nuestro alcance una intriga que parece no tener fin. Aquí sale de todo y de todas las épocas de esa Roma aeterna, dirigida ahora por el cordobés Trajano.

Ya me imagino yo al Emperador Trajano escuchando a un aedo o a un actor, homosexual por supuesto, que le recita la Ilíada, luego la Odisea, y seguidamente la Mostel·laria de Plauto, representada por unos actores adecuados, después de haber convertido la casa del viejo protanogista en un prostíbulo, por parte de su hijo, todo un jovencito pervertido. Y después unas buenas poesías de Catulo, esa que dedica a la meretriz Ipsitila, o a la otra, a la Ameana defututa, o a la misma Clodia, léase Lesbia, en sus peores momentos, o la recitación de los Épodos VIII y XII de Horacio, dedicados a una vieja libidinosa, que no consigue que a Horacio se le levante otra cosa que las ganas de irse; y, para continuar con esta relación, a un Romano, de los buenos, recitándole a nuestro Emperador unas cuants Sátiras de Juvenal, sátiras de esas en las que se muestra misógino como nadie y se queja de que en Roma es imposible vivir, por los ruidos que hacen por la noche, y durante el día, las prostitutas y los borrachos, lo mismo que los jóvenes que visitan la Suburra, y todo eso.

Es que en tu relato la intriga es grande: ¡por los dioses del Olimpo o por las Furias envenenadas!, no falta de nada en esa intriga, hay de todo: putas, y digo putas porque lo eran, que no es lo mismo que decir meretrices, maricones auténticos, que no es lo mismo que homosexuales, de oficio y beneficio, espías, traidores, taimados mensajeros, hombres que actúan como si fueran mujeres, hombres que se dejan encular, y además les gusta. Es un mundo infinito. Es Roma entera sacada de las cenizas y puesta en un escenario con los mejores actores. Y la mejor directora y hacedora de intrigas literarias, que se llama Natàlia Senmartí Tarragó.

A ver qué es lo que pasa mañana con nuestro ajetreado Quinto y su Apolodoro. También podría darse el caso de que alguna bruja fuera capaz de hacer resucitar a Paris.

Felicitaciones y un beso,

Antonio

Natàlia Senmartí Tarragó dijo...

Antonio, me queda decirte que esta invitación que haces para que las y los amigos visiten a mi Quinto, significa para mi otra prueba de tu infinita amabilidad. Espero que si lo hacen, si continuas visitando mis relatos, no quedéis defraudados, incovo a Fortuna.
Este JUEVES el relato de Quinto va por otros derroteros, no se encuentra con el arquitecto Apolodoro, sucede más tarde en Chipre en casa de su amigo cristiano, Ido, lo digo para aclarar, ya que Quinto se escribe a saltos segun los temas propuestos en los JUEVES y SÁBADOS literarios (mensual éste último), disculpas si causo cierta confusión, espero que cada cap. pueda leerse por sí mismo.
Gracias Antonio por tu hospitalidad en este blog exquisito, cálido y amigo, bsitos y !salves!