ANTONIO MARTÍN ORTIZ: NO ES LO MISMO LIBIDO (EXCITACIÓN SEXUAL) QUE LÍVIDO (PÁLIDO, AMORATADO)
ANTONIO MARTÍN ORTIZ
EN ESTA POSICIÓN ME HE PASADO LA MAYOR PARTE DE MI VIDA.
AQUÍ Y ASÍ ME TENÉIS.

Omne tulit punctum qui miscuit utile dulci.
OMNE TVLIT PVNCTVM QVI MISCVIT VTILE DVLCI.
(Q. Horatius Flaccus, Epistula ad Pisones, 343)
Ganó todo mérito el que mezcló lo útil con lo agradable.

VERANO DE 1964 EN SAINT CIERS DU TAILLON [Charente Maritime], Francia

<strong>VERANO DE 1964 EN <em>SAINT CIERS DU TAILLON [Charente Maritime], Francia</em></strong>
Mi padre [R.I.P.], un amigo (Josep Ma. Riba i Armenter [R.I.P.]), mi hermana Simona, yo mismo, mi hermana Rosario,
mi hermano Pepe, mi madre [R.I.P.], otro amigo (Josep Amiell):
PATRI MATRIQVE MEIS IN MEMORIAM: Descansen en Paz los dos juntos
.
"Cuando uno ha perdido a su padre y a su madre, se ha quedado sin referencia al pasado".
(Frase mía, que yo, como bien nacido, les dedico a quienes me dieron la Vida y me abrieron el Camino para ser Feliz)
A mí, lo mismo que a Ovidio (Tristia, I, III, 4):
Labitur ex oculis nunc quoque gutta meis.
Todavía ahora se me resbala una lágrima de los ojos, los míos.

Recojo y comparto la frase, más optimista, de mi amigo Carlos Hernández, Chacien: ”Lo que en verdad mata es el olvido”.
No es mi caso, porque yo, estas cosas, no las olvido.

EQUITACIÓN AL SON DE POLCAS VIENESAS

Si quieres disfrutar de la maravilla de ver a los caballos de la Escuela Española de Equitación de Viena danzando al son de las polcas de los Strauss,
PINCHA EN UNO DE LOS ENLACES SIGUIENTES:

1) Spanish Riding School Vienna
2) Spanische Hofreitschule
3) Beliebte Annen-Polka
4) Best Equestrian Art School of Europe 251107.
Ejercicios de doma de caballos
Νενικήκαμεν
ΝΕΝΙΚΗΚΑΜΕΝ
[Nenikékamen]
Hemos vencido.
ΣΥΡΙΖΑ: PODEMOS
Αλέξης Τσίπρας
20-IX-2015
Δημοψήφισμα για τη συμφωνία στις 5 Ιουλίου
Referéndum sobre “El Acuerdo”
[Es decir, la Capitulación de Grecia: La Esclavitud]
el 5 de Julio.
Como en Atenas, tras la Victoria sobre los Persas en Maratón, el 490 aC., las gentes de Bien, PODEMOS decir, con los Griegos [Unos 11.000 Griegos valientes derrotaron a unos 25.000 Persas bien armados]: 
Νενικήκαμεν 
ΝΕΝΙΚΗΚΑΜΕΝ 
[Nenikékamen] 
Hemos vencido.

sábado, 4 de diciembre de 2010

NO ES LO MISMO LIBIDO
(EXCITACIÓN SEXUAL)
QUE LÍVIDO (PÁLIDO, AMORATADO)

Nicolas Poussin. Venus Lamenting over Adonis. 1628. Oil on canvas.
Musée des Beaux Arts, Caen, France

Si uno busca en el Diccionario de la Real Academia Española, se encuentra lo siguiente:

(Del lat. Libīdo).
1. f. Med. y Psicol. Deseo sexual, considerado por algunos autores como impulso y raíz de las más varias manifestaciones de la actividad psíquica.

y

lívido, da.


(Del lat. Livĭdus).
1. adj. Amoratado.
2. adj. Intensamente pálido.

Resulta que en la actualidad los Programas de Radio y Televisión están llenos de sexo, y todo el mundo se ve con derecho y autorizado para hablar de sexo, así, a la ligera, como si fuesen expertos, o expertas, en el tema.

No sé yo, ni me importa, si lo son o no lo son, ni si sus conocimientos están en concordancia con la praxis de dicho aspecto de la vida humana, pero no puedo ocultar mi estupefacción al oír pronuciar una cosa que nada tiene que ver con lo que se pretende decir. Me parece a mí que, de tanto hablar, a más de uno y a más de una se le han escapado, no ya la fuerza, sino los conocimientos y la sensatez, por la boca.

Si Vds. observan bien, la palabra Libīdo (Deseo sexual) lleva en la sílaba interior un signo: ese signo indica que la sílaba interior -bī- es larga en Latín. Teniendo en cuenta que en Latín, si la penúltima sílaba es larga, debe llevar el acento prosódico, aunque no el gráfico, porque en Latín no hay tildes, la pronunciación de la palabra debe ser llana, siendo tónica la sílaba interior.

No obstante, hay muchísima gente, incluídos Médicos, Sexólogos y Periodistas, con sus correspondientes femeninos de Profesión, de reconocido prestigio, que la pronuncian como esdrújula. Cada vez que esto sucede, cambio de canal o de dial, y me paso a otro, porque, si lo que dicen tiene la misma fiabilidad de cómo lo pronuncian, la fiabilidad es nula, porque, en esos casos de lo que están hablando es de

lívido, lívida (De color amoratado, intensamente pálido).

Siendo así la cosas, podría darse la circunstancia de que le atribuyesen libido (acentuando la sílaba interior) a un muerto o a un moribundo, cuyo color es evidentemente lívido (acentuando la primera sílaba).

Y es que resulta que el Latín sirve para mucho, para aprobarlo cuando se es estudiante al que no le gusta, pero también para ser más rigurosos a la hora de hablar en Castellano o cualquiera otra Lengua Románica, y, si me apuran, también no Románica, pero sí Indo-Europea.

¿O es que ellos quieren realmente decir que la libido conlleva el estado de lividez?

No creo yo que la estupidez humana pueda llegar tan lejos. Ya entiendo yo que la gente, en general, no tiene por qué saber Latín, y mucho menos si proceden de la LOGSE, pero deberíamos ser un poco más rigurosos al utilizar palabras latinas, más que nada, para evitar decir sandeces y tonterías.

Resumiendo: el estado de excitación sexual recibe el nombre de libido, palabra latina que tiene su sílaba tónica en -bi- y no tiene nada que ver con el color lívido (amoratado, pálido) que es esdrújula, y, por consiguiente, lleva acento prosódico y tilde en la primera sílaba.

Dixi: he dicho.

23 comentarios:

Natàlia Tàrraco dijo...

Permíteme amigo del alma, un juego por jugar que es cosa sana, y en estos momentos me conviene (y en todos)
Sirva el verbo latino como luz y faro, tanto en libido como en lívido, ambas, palabras relumbronas y dadas a fértiles interpretaciones. !Ave!

Yo, que soy inexperta, torpe lingüísticamente hablando, o escribiendo, me atrevo, lívida, a enzarzarme en tu reto zalamero y punzante. Me sube la libido.

"Estaba lívida, amoratada, pálida, la Medusa, boquiabierta, pasmada, así, !plasmada!, por el Caravaggio atento a la libido y diestro en pinceladas. Y la pintó, siii, !impúdico! como en foto tomada en el tránsito, o sea, de esa guisa su testa seccionada "in situ". Se la ve mórbida y libidiniosa, enfadada. Después, !oh! dioses la vemos cosida sin su permiso en el manto de la Atenea traidora, aquella fémina (por más divina que se proclamara)la cual otorgó escudo mágico al bello Perseo hacedor de su muerte.
Pues resulta que el verbo se entiende del revés, lo sé por femenina, porque la Medusa antes era bella, "vox polupi" y le echó el ojo al muchacho, pero, en siendo convertida en fea de aliento apestoso y pétreo, !poderosa vengativa! aún con esas, le hubiera perdonado vida al joven que se le acercaba lívido. Ella le hubiera, sublime y tierna, con un beso de su última boca casi muerta, lívida, otorgado la definición de la libido soñada"

GRACIAS AMIGO ANTONIO POR ESTE ESPACIO DONDE SE RESPIRA AIRE FRESCO, SE NOTA UNA BRISA AUTÉNTICA Y SE COME UN MENÚ A BASE DE LIBIDO Y ME QUEDO LÍVIDA DE GOZO,QUE NO MUERTA.
Espero lívida, !oh! pequeña alma mia, a lo Adriano, tu opinión simpre amiga a mi postrer entrada.
Besitooooooooooooo y !salve! libido.

J. Rogelio Rodríguez dijo...

Mil gracias por esta fenomenal entrada. Por su culpa le estoy robando minutos al sueño... y me da igual, profesor.

UN fuerte abrazo, amigo m´´io.

Natàlia Tàrraco dijo...

Amigo, muy amable tu comentario a mi sin rumbo.
Verás, ese navegar alocado, ese yacer reposada, tiene su motivo que consta en otra entrada más abajo, títulada Olga.
Me falta la amiga desde el sábado y me quedé trastocada de tristeza, con su vacio, por su ausencia. De ahí mi actual desvarío, mi encallar la barca a la espera de una brisa a la espera de más calma.
Amable también tu respuesta a mi lívida libido, no me hagas mucho caso, escribo, ahora, sin ton ni son, como un escape, como un antídoto.
Besitos cariñosos, algo más sosegada.

Cesar dijo...

De donde se deduce, profesor, que las diferencias, por mínimas, son importantes. Antaño, uno se tornaba lívido al hablar de tal cosa, a la libido me refiero. Ahora ya se pasa de la palabra y se salta directamente al folleteo,para que no haya confusión posible.

Interesante entrada sin tener que hablar de políticos.

ANTONIO MARTÍN ORTIZ. dijo...

Amigo Don J. Rogelio,

Espero que, si le he quitado algo de sueño, en las horas posteriores a la redacción de su comentario, haya podido Vd. disfrutar de una noche libidinosa, y, si no había otra alternativa, pues, eso, los Auriculares o Cascos, y una buena Cantata de Johann Sebastian Bach, pongamos por caso, el BWV11, BWV195, BWV197, BWV119, BWV120, o, si no, el siempre maravilloso BWV248, y, si tiene que durar toda la noche el BWV244, que La Pasión Según San Mateo da para mucho y muchas horas.

Le envío un abrazo musical, Don Rogelio

Antonio

ANTONIO MARTÍN ORTIZ. dijo...

Amigo Don César (y le pongo acento, porque, si no lo pongo, la libido se me aburre),

Es Vd. un hombre simpático y con buen sentido del humor, cosa que me encanta. Como bien sabe Vd., antes, años ha, la conversación era:

¿Estudias o trabajas?

Luego, tras un largo camino, uno, o una, lo más asegurado era que no se comería ni una rosca, ni siquiera un rosco o roscón.

Ahora las cosas han cambiado. La conversación es como mucho más directa, dándose por entendido lo que antes había que conquistar:

¿En tu casa o en la mía?

Y directamente a eso, a la libido, lo que Vd. llama folleteo, y nada de lívido y, mucho menos, lívida, que ellas, las de ahora, son muy lanzadas.

Para los entendidos: en Latín es futuere [follar],

Un abrazo, Don César,

Antonio

LUNA dijo...

Querido amigo, en mi ignorancia supina del latin. Estudié en otro país en donde no se estudiaba latin.

Yo antes, sólo diferenciaba esas palabras, porque una vá con "B" y la otra con "V"...
Lívido´pálido
Libido - pulsión sexual

Me ha gustado mucho tu casa.
Un abrazo

RITMO RANCIO dijo...

Estimado D. Antonio:
¡Cuánta razón en sus palabras!

Efectivamente, desde el ámbito de la Medicina, La Psiquiatría y la Psicología, es lo "usual" decir "líbido por libido", sin saber, evidentemente, lo que se dice.
Ocurre igual con la palabra anhedonía. También se usa sin acentuación, cuando creo que debe ser acentuada, según etimología. (Si no estoy en lo cierto, le ruego me haga la consiguiente corrección)

Por cierto , he buscado en el diccionario de la RAE, on line y dice que la palabra anhedonia, al igual que la palabra anhedonía no existen.

D. Antonio: o yo me estoy volviendo cada vez más inepto o por el contrario, bueno ya puede usted suponer...

Le mando un abrazo musical.

El patio dijo...

Querido maestro, pareciera más su entrada propia de nuestro cumún amigo *Don Mario Moliner (a quien no sé si este recrudecimiento otoñal, que más parece invernal, lo tiene recluido al calor del hogar leyendo enriquecedores textos republicanos, a juzgar por su silencio) que de su original espacio.
No obstante, la magistral exposición del tema lleva su firma impresa y lo hace inconfundible.
Más de uno se ha puesto lívido ante su erro al usar el lívido en lugar de la libido para el requerimiento oportuno. Caray, ¿cómo puede confundirse un color, o las livideces de la muerte, con semejante impulso?
Aunque la libido de los unos o de las unas han ocasionado las "lívidos" de alguno o alguna.
Reciba usted un abrazo.

Gustavo Figueroa V. dijo...

Maestro Antonio:

Después de su sesudo análisis, me he quedado lívido ante las sandeces de los por usted citados. Pero mi libido no se ha visto resentida por tamaño desafuero, porque dígame usted Maestro si no es un poco embarazoso, aunque entendible, estar tan lívido cuando la libido impulsa a los goces de la carne y en plena presencia de la amada? Lívidos, pues, deberán ponerse estos famosos expertos de la libido si tienen la feliz idea de leer su bitácora, estimado Don Antonio.
Ahora si, querido Maestro, y ya con mis mejillas un tanto rojas por el frío, le dejo un fuerte abrazo.

ANTONIO MARTÍN ORTIZ. dijo...

Amiga Natàlia Tàrraco,

Sublime y delicioso tu comentario, y, sobretodo, el juego que haces entre libido y lívido. Se nota a cien leguas que dominas el Arte como nadie. Esa descripción de la Medusa me ha impresionado gratamente. Está bien claro que, para degustar una obra de Arte, no hay nadie mejor que tú, ni ninguna compañía mejor que la tuya, con tus enormes conocimientos.

Te envío un abrazo,

Antonio

ANTONIO MARTÍN ORTIZ. dijo...

Amiga Luna,

Me encanta que te haya gustado mi texto. Como puedes comprobar, el Latín es una asignatura interesante y muy provechosa para los que hablamos Casterllano o Español.

Desde España te envío un afectuoso saludo,

Antonio

ANTONIO MARTÍN ORTIZ. dijo...

Amigo RITMO RANCIO,

Muy oportuna y adecuada su pregunta. Por muy mucho que, en el Diccionario de la RAE, no se encuentre la palabra anhedonia, ni con tilde ni sin tilde, le puedo decir que es un cultismo, y como tal, puede utilizarse, porque procede del Griego y se entiende perfectamente. En efecto, tenemos en Griego:

άν [an]: privación, ausencia de
ἠδονή {hedoné): placer

Si Vd. consulta

José Mª Quintana Cabanas:
RAÍCES GRIEGAS DEL LÉXICO CASTELLANO, CIENTÍFICO Y MEDICO
Editorial DYKINSON, Madrid, 1996

Podrá comprobar que en la página 310 se recogen, entre otras, las siguientes palabras:

hedonia
anhedonia
(sin tilde)
anedonía (con tilde)

Yo me quedaría con la anhedonia sin tilde, porque, además, en anedonía ha desaparecido la -h-, que es la transcripción del espíritu áspero Griego.

Espero haber resuelto su curiosidad, amigo RIMO RANCIO.

Le envío un cordial saludo.

Antonio

ANTONIO MARTÍN ORTIZ. dijo...

Amiga Señora Doña El Patio,

Ya me pasearé por su Patio y le diré alguna cosilla. Es que hace Vd. unas entradas tan largas que hay que tener tiempo para leerlas y reflexionar, para poder luego escribir algo que valga la pena.

Me parece muy interesante su aportación a la diferenciación entre libido y lívido, porque Vd., como es del grupo de quienes se preocupan por nuestra salud, se habrá encontrado en su trabajo diario, más de una vez y de dos, a hombres o mujeres con una buena libido, lo mismo que a hombres o mujeres lívidos o lívidas.

Me imagino yo que le será más fácil tratar una libido alterada por exceso que por defecto. En el caso de pacientes lívidos, el caso no da para bromas, y yo no voy a hacerlas tampoco.

Reciba un afectuoso saludo, amiga mía.

Antonio

ANTONIO MARTÍN ORTIZ. dijo...

Amigo Don Gustavo,

Tiene Vd. una elegancia a la hora de escribir que más de uno, y de una, envidiarían. Juega Vd. divinamente alternando el uso de lívido con el de la libido. Ya me imagino yo a esos expertos en sexología, y en todo, si tenemos que hacerles caso, con el uso y abuso de la libido, sin darse cuenta de que están diciendo otra cosa. Puedo asegurarle que en una emisora importante, la cadena SER Barcelona, los viernes, a las 13.15, sale una señorita que se dedica a darnos consejos sobre cómo debemos actuar sexualmente. Ella habla en Catalán y siempre dice lívido en lugar de libido. Yo he enviado varios mensajes por correo electrónico para que rectifique su pronunciación, pero ni puñetero caso.

Cada viernes a esa hora suelo ir en el coche, conduciendo, y cuando oigo lívido en lugar de libido, también en Catalán, es que casi me pongo lívido de tanta ignorancia. Y es que no hay peor Maestro o Maestra que el que se cree que lo sabe todo.

Eso de las mejillas rojas que tiene Vd., según dice, por el frío, ¿no será que tiene Vd., Don Gustavo, la libido subida, por mucho frío que haga en Suecia, porque aquí en España hay el tópico de que las suecas tienen la libido siempre subida? Y, ya se sabe, lo dicen los Médicos, los buenos, que en el Orgasmo, en el momento máximo de libido, se dispara el ritmo cardíaco y la tensión arterial: eso es auténtica libido.

Reciba Vd. un afectuoso saludo,

Antonio

PACO HIDALGO dijo...

Decididamente, Don Antonio, no es lo mismo tener libido (con b de burro y sin tilde) que estr lívido (con tilde), lo mismo que, como decía don Camilo de Padrón, no es igual esar jodiendo que estar jodido. Yo, por si acaso, prefiero tener libido más veces que estar lívido (con tilde). Un cordial saludo y un feliz largo fin de semana.

ANTONIO MARTÍN ORTIZ. dijo...

Efectivamente, Don Paco, no es lo mismo estar jodido que estar jodiendo, como no es lo mismo estar dormido que estar durmiendo, si hemos de creer al ilustre Don Camilo José Cela. Tampoco es lo mismo tener un traje negro, que verse negro para tenerlo, ni un vieja en pelota que una pelota vieja.

Y, si nos adentramos en un terreno más resbaladizo, y teniendo en cuenta que éste, el mío, es un blog dedicado fundamentalmente al Mundo Clásico, le añado que los Romanos con el verbo futuere [joder] distinguían perfectamente al que daba, que estaba bien visto, del que recibía, que estaba mal visto y era una fórmula de degradación.

Fíjese que todavía en nuestra Lengua Castellana, la expresión
Dar por c... es símbolo de hombría y virilidad,
pero el receptor de ese futuere queda degradado e insultado.

Como una vez que un alumno me preguntó, en tono despectivo hacia la asignatura:

- ¿Para qué sirve el Latín?
- Caballero, sepa Vd. que sirve, fundamentalmente y en primer lugar, para que yo me gane bien la vida, y, secundariamente, sirve para aprobarlo, como es su caso.
No tuve que añadir más argumentos en todo el curso.

Reciba un abrazo, Don Paco.

Antonio

Anónimo dijo...

Hola

Me llamo Felicia , soy administradora de un directorio y tengo que decir que me ha gustado tu página, me encanta el contenido que publicas, el contenido de esta entrada me parece muy interesante y es una diferencia que, hay que tener en cuenta.
Por ello, me encantaría contar con tu sitio en mi directorio, consiguiendo que mis visitantes entren también en su web.

Si estás de acuerdo. Házmelo saber.

Suerte con tu web!
Felicia

Mi correo es felicia.alvarado@hotmail.com

RITMO RANCIO dijo...

D. Antonio, muchas gracias por su docta aclaración; de modo que si fuera menester, podré argumentar la oportunidad de estos términos, efectivamente ya por desgracia en desuso, sobre todo por las nuevas generaciones.

Le deseo que pase un feliz puente.
Un abrazo musical

ANTONIO MARTÍN ORTIZ. dijo...

Señora Felicia,

Vd. comprenderá que, si quiere que le dé mi conformidad para figurar en su Directorio, lo primero que tiene que hacer es darme la dirección de su Directorio, para que yo pueda comprobar las características del mismo.

Deberá Vd. comprender que yo no puedo, ni debo, abrir mi casa a un desconocido o desconocida.

Reciba un cordial saludo,

Antonio

elena clásica dijo...

Mi querido Antonio:

Una explicación tan llena de conocimiento y de amor por la Filología, como todas las que por aquí gritan indignadas o bailan alegres, o realizan ambas actividades a la vez.

Y es que si despreciamos las fuentes, no somos nada ni nadie, he aquí un nuevo ejemplo, no hay duda.

Bueno, a algunos les quedará el consuelo de que si tienen problemas con su libido siempre podrán consultar al "sicólogo", vamos que puede acudir a estudiar higos. Y si no tiene problemas de con la misma pues no hará falta que consulten su psique. Vamos, digo yo, que disfruten de ella de manera sicalíptica hasta las livideces precisas, si las hubiere.

Dices y dices bien, querido amigo y Maestro, el tono no puede ser más justo sin faltarle el sentido del humor necesario para sobrevivir ante tanta actual zafiedad e ignorancia.

Sí, señor: "Magister dixit".

Un gran abrazo de tu admiradora Ἑλένη.

ANTONIO MARTÍN ORTIZ. dijo...

Mi Querida Elena, Ἑμὴ Φίλη Ἑλένη, Querida Elena Pascual,

Hace ya tiempo que estoy más que acostumbrado a que tú pongas el broche de oro, que cierra mis publicaciones, o que pongas la llave mágica que las abre de forma solemne. Yo ya, sin tí, no soy nadie. Sin tu colaboración, mis textos perderían lo mejor que tienen. Tu inteligencia apunta a lo más esencial, y tus sentimientos, buenos todos, se dirigen derechos al corazón mismo de quien esto escribe. Haces unos comentarios deliciosos, y tu pluma y tu verbo se atreven, y además lo hacen satisfactoriamente, con todos los textos y todos los temas. No hay absolutamente nada que se te resista. Estás siempre, y siempre donde hay que estar. Cada comentario tuyo es una dosis de conocimientos sólidos y una buena estancia en el humor y la ironía más finos y delicados que se pueda uno imaginar. Leyéndote, ahora y siempre, aprendo cosas nuevas.

No sabía yo lo que significaba la siguiente frase:


Vamos, digo yo, que disfruten de ella de manera "sicalíptica" hasta las livideces precisas, si las hubiere.


y, como en ningún momento he pensado que se tratase de un error, sino de una deficiencia mía, he recurrido a la RAE, y me encuentro:

Sicalipsis.
(Del gr. σῦκον, higo, y ἄλειψις, acción de untar, frotar).
1. f. Malicia sexual, picardía erótica.


Sicalíptico, ca.
1. adj. Perteneciente o relativo a la sicalipsis.

No puedo decir yo que me haya quedado maravillado, porque de ti siempre espero aprender mucho, y, si aprendo, eso en sí no me maravilla, porque es lo esperable de ti, sino que lo que me maravilla es el conocimiento y el aprendizaje per se.

Vamos, que a altas horas de la madrugada, cuando redactaste el primer comentario, el de las setas, ya no sabe uno si tiene la libido alterada, subida o inexistente, pero absorbida por el dios Sueño, o si hay más bien que pensar en un estado sicalíptico, ahora sí, hablando de los higos, que también tienen sus exigencias y su derecho al descanso.

Querida Elena, no me ha pasado desparecibida esa exigencia que ejerces contigo misma, de forma que revisas los comentarios con lupa, para que no se te escape ningún detalle inconveniente, y no tengan el menor resquicio para la errata.

Te lo agradezco mucho: eso de que te tomes este espacio tan en serio; pero tampoco seas tan exigente contigo misma: deja que tu libido campee libremente, no sea que la falta δe sueño la metamorfosee en lívido color.

Tampoco, creo yo, que esté de más, de cuando en cuando, dejar paso a la sicalipsis, y ser un poco sicalíptico, o sicalíptica. Y ahora viene la pregunta que te dejo caer, haciendo uso y abuso de la nueva palabra que he aprendido y que me encanta: ¿por qué será que ya los Griegos relacionaban el "higo" inter inguina [entre las ingles] con el que se sirvε como manjar?

Tampoco tiene excesiva importancia que, en lugar de higos, se sirvan setas. ¿Me entiendes?

Te envío todo mi agradecimiento, un gran abrazo, y la seguridad de haber aprendido mucho leyéndote, al mismo tiempo que la de haberme pasado un rato muy divertido, Mi Querida Elena, Ἑμή Φίλη Ἑλένη, Querida Elena Pascual,

Antonio

ANTONIO MARTÍN ORTIZ. dijo...

Mensaje enviado por correo electrónico a la CADENA SER BARCELONA:

La Señora Aïna Sardà y el Dr. Josep Tomàs tienen un programa en la Cadena SER Barcelona, a las 13.20 aproximadamente, los viernes, en el que hablan de Sexo y Erotismo. La Señora Sardà utilizaba, en Catalán, antes, la palabra lívido, en lugar de libido, palabras que no tienen nada que ver una con la otra. Yo ya envié varios correos electrónicos alertándola de la inadecuación de la palabra usada.

Ahora la Señora Sardà, hablando en Catalán, dice lívid, en lugar de libido. Continúa estando equivocada.

Si Vd., Señora Sardà, consulta el Diccionari de l’Institut d’estudis Catalans, encontrará lo siguiente:

libido

1 f. [PS] Desig de plaer, sobretot de plaer sexual.
2 f. [PS] En la psicoanàlisi, impuls fonamental i força creadora de l’energia vital que brolla de l’instint o principi de vida i origina i dirigeix les manifestacions de l’impuls sexual.

http://dlc.iec.cat/results.asp?txtEntrada=libido&operEntrada=0

lívid -a

1 adj. [LC] [MD] D’un blau brut com el que pren la pell per contusió o fred.
2 adj. [MD] D’una pal·lidesa blavosa
.

http://dlc.iec.cat/results.asp?txtEntrada=l%EDvid&operEntrada=0

A ver si hace Vd. el favor de hablar correctamente, utilizando los términos adecuados.

Para una explicación exhaustiva de las palabras citadas, le remito a mi blog:

http://antoniomartnortiz.blogspot.com/2010/11/no-es-lo-mismo-libido-excitacion-sexual.html


Y que quede claro que no quiero hacerme propaganda. Lo que pasa es que suelo escucharles, y, cada vez que oigo esa palabra tan mal utilizada, recibo como un martillazo en mis oídos.

Reciban un cordial saludo,

Antonio Martín Ortiz