ANTONIO MARTÍN ORTIZ: octubre 2010
ANTONIO MARTÍN ORTIZ
EN ESTA POSICIÓN ME HE PASADO LA MAYOR PARTE DE MI VIDA.
AQUÍ Y ASÍ ME TENÉIS.

Omne tulit punctum qui miscuit utile dulci.
OMNE TVLIT PVNCTVM QVI MISCVIT VTILE DVLCI.
(Q. Horatius Flaccus, Epistula ad Pisones, 343)
Ganó todo mérito el que mezcló lo útil con lo agradable.

VERANO DE 1964 EN SAINT CIERS DU TAILLON [Charente Maritime], Francia

<strong>VERANO DE 1964 EN <em>SAINT CIERS DU TAILLON [Charente Maritime], Francia</em></strong>
Mi padre [R.I.P.], un amigo (Josep Ma. Riba i Armenter [R.I.P.]), mi hermana Simona, yo mismo, mi hermana Rosario,
mi hermano Pepe, mi madre [R.I.P.], otro amigo (Josep Amiell):
PATRI MATRIQVE MEIS IN MEMORIAM: Descansen en Paz los dos juntos
.
"Cuando uno ha perdido a su padre y a su madre, se ha quedado sin referencia al pasado".
(Frase mía, que yo, como bien nacido, les dedico a quienes me dieron la Vida y me abrieron el Camino para ser Feliz)
A mí, lo mismo que a Ovidio (Tristia, I, III, 4):
Labitur ex oculis nunc quoque gutta meis.
Todavía ahora se me resbala una lágrima de los ojos, los míos.

Recojo y comparto la frase, más optimista, de mi amigo Carlos Hernández, Chacien: ”Lo que en verdad mata es el olvido”.
No es mi caso, porque yo, estas cosas, no las olvido.

EQUITACIÓN AL SON DE POLCAS VIENESAS

Si quieres disfrutar de la maravilla de ver a los caballos de la Escuela Española de Equitación de Viena danzando al son de las polcas de los Strauss,
PINCHA EN UNO DE LOS ENLACES SIGUIENTES:

1) Spanish Riding School Vienna
2) Spanische Hofreitschule
3) Beliebte Annen-Polka
4) Best Equestrian Art School of Europe 251107.
Ejercicios de doma de caballos
Νενικήκαμεν
ΝΕΝΙΚΗΚΑΜΕΝ
[Nenikékamen]
Hemos vencido.
ΣΥΡΙΖΑ: PODEMOS
Αλέξης Τσίπρας
20-IX-2015
Δημοψήφισμα για τη συμφωνία στις 5 Ιουλίου
Referéndum sobre “El Acuerdo”
[Es decir, la Capitulación de Grecia: La Esclavitud]
el 5 de Julio.
Como en Atenas, tras la Victoria sobre los Persas en Maratón, el 490 aC., las gentes de Bien, PODEMOS decir, con los Griegos [Unos 11.000 Griegos valientes derrotaron a unos 25.000 Persas bien armados]: 
Νενικήκαμεν 
ΝΕΝΙΚΗΚΑΜΕΝ 
[Nenikékamen] 
Hemos vencido.

domingo, 24 de octubre de 2010

CARTUTXOS DE RÈQUIEM (V)
[CARTUCHOS DE FOGUEO]:
Mis aportaciones al libro (II):
MOSTRA DEL MEU BLOG



Observació prèvia:

Sóc perfectament conscient que aquesta publicació és un recull de vivències de la nostra adolescència, y també que la publicació aquí de quelcom que he escrit fa uns mesos podria semblar inadequada, però resulta que jo sóc incapaç de concebre el passat sense manifestar al mateix temps que el que ara és és el resultat d’aquell passat i m’és totalment impossible quedar-me ancorat en un moment determinat de la meva vida. Resulta que jo vaig ser el que vaig ser fa ara cinquanta anys, però m’interessa molt més deixar constància del que sóc ara: el passat és mort, el present es ma vida, jo mateix.

Exemple i extracte del blog:


http://www.antoniomartnortiz.blogspot.com/

Miércoles, 7 de abril de 2010


http://antoniomartnortiz.blogspot.com/2010/04/martialis-priapea-epigrammata-los.html

Para quienes no tengan conocimientos de Catalán, aquí está la traducción al Castellano:

Observación previa:

Soy perfectamente consciente de que esta publicación es una recopilación de vivencias de nuestra adolescencia, y también de que la publicación aquí de algo que he escrito hace unos meses podría parecer inadecuada, pero resulta que yo soy incapaz de concebir el pasado sin manifestar al mismo tiempo que lo que ahora es es el resultado de aquel pasado y me es totalmente imposible quedarme anclado en un momento determinado de mi vida. Resulta que yo fui lo que fui hace ahora cincuenta años, pero me interesa mucho más dejar constancia de lo que soy ahora: el pasado está muerto, el presente es mi vida, yo mismo.


Marco Valerio Marcial, poeta de Epigramas, nacido en Bílbilis (Hispania, Calatayud) en torno al 40 dC, se trasladó a Roma allá por el 64. Allí fue amigo de Silio Itálico, Frontino, Plinio el Joven, Quintiliano, Juvenal. Alrededor del 98 regresó a Bílbilis. Allí murió en torno al 104.

Era un hombre ingenioso, agudo, mordaz, y que tenía, al escribir, muchísimo de sal y también de hiel, y no menos de candidez.

M. Valerius Martialis, poeta epigrammaticus, natus Bilbili in Hispania circa annum 40 p. Chr. n., transiit Romam circa annum 64. Ibi amicus fuit Silio Italico, Frontino, Plinio Secundo, Quintiliano, Iuvenali. Circa annum 98 Bilbilim revertit. Ibi obiit circa annum 104.

Erat homo ingeniosus, acutus, acer, et qui plurimum in scribendo et salis haberet et fellis, nec candoris minus (Plin. Epist. III, 21).

Nos dejó las siguientes obras:

Spectaculorum liber (Epigrammaton liber)
Libro de los Espectáculos (Libro de Epigramas)

Epigrammaton libri XII
XII Libros de Epigramas

Regalos extranjeros (Libro XIII de Epigramas)

Regalos, Obsequios (Libro XIV de Epigramas)

Datos tomados, al igual que los textos Latinos, de la BIBLIOTHECA AVGVSTANA, con algunos cambios de grafía en el caso de los textos.

En total, quince libros de Epigramas. Todos ellos son epigramas en verso, composiciones mordaces, ligeras, con mucha hilaridad, atrevidas y procaces muchas de ellas, graciosas todas, obscenas incluso algunas.

Os presento hoy las dedicadas a Príapo, un dios rural y primitivo Romano, que tenía más que ver con la Fecundidad y los cuidados y protección de los campos de labranza, que con la pura lascivia, como pueda parecer a primera vista. Sería, en Masculino, lo que era en Femenino la Gran Diosa Madre, con sus bien dotadas y enormes mamas, símbolo de la Fecundidad Femenina.

Moralidad de Marcial

El culpar a la vida de aquellos tiempos importa, que al espejo que la reproduce no hay por qué. Este reflejo de la vida real de Roma, captado en el ambiente humilde y de cliente en que vivió Marcial, y esta naturalidad con que él habla, según dice en Latín, es decir, con claridad y propiedad ha llenado sus versos de expresiones muchas veces demasiado fuertes para nuestro gusto. La causa fundamental es la sociedad en que vive, que toleraba los mimos y las representaciones en el teatro, que reproducían realmente las escenas que presentaban adulterios, asesinatos y otras monstruosidades. Si eso se contempla públicamente en el teatro y en el circo, y en las mismas cenas, durante las fiestas Florales y Saturnales, no es mucho que un epigramista lo describiera en sus pequeños poemas destinados a la lectura privada. Él tiene conocimiento de ello y de cuando en cuando avisa que no sigan leyendo los Catones, porque “no olvides que estos versos son Saturnalicios y Apolinares, y este librito no es el reflejo de mis costumbres” (XI, XV: 11-13). Su alma se refleja muchas veces cándida e inocente: Tengo páginas, dice él, que podrían leer la esposa de Catón y las horribles sabinas (XI, XV: 1-2), y un poco más. El género epigramático exige de por sí un lenguaje retozón. Ésta es la norma que se les ha dado a los versos jocosos: que no pueden gustar si no son picantes (I, XXXV: 10-11).

José Guillén, La moralidad de Marcial: en Actas del simposio sobre Marco Valerio Marcial, Zaragoza (UNED), 1987.

Lasciuam uerborum ueritatem, id est epigrammaton linguam, excussarem, si meum esset exemplum. [Pediría excusas por el verismo lascivo de mis palabras, esto es, de la lengua propia de los epigramas, si mi obra fuera el prototipo] (Martialis, I, Prólogo).

Recomendando la lectura de unos epigramas para solaz del alma, dice el Lic. Francisco Cascales al maestro Jiménez Patón: Busque vuestra merced ocasiones de desenfado y divierta el pensamiento de cosas graves; dése a las más menudas y aun nugatorias que tienen a veces no sé qué de ruibarbo bastante a purgar de melancolías al más saturnino. Con este fin envío a vmd. esos epigramas cuya materia es por la mayor parte jocosa, si bien tal vez se levantan a mayores. En ellas he procurado marcializar, si no con su agudeza, con menos lascivia; que aunque ésta es propia de los epigramatorios, no se nos concede tanto a los que profesamos musas cristianas.

Lic. Francisco Cascales, Cartas Filológicas, Murcia, 1634, 2ª década, Epist. 10, dedicatoria.

Los Epigramas Priapeos de Marcial

La forma cómica y poco delicada de Príapo obliga al autor a una descripción distanciada e irónica. Los Priapeos de Marcial se distinguen por una estructura metódica a través de la ambigüedad y el trasfondo irónico en la variación de motivos. Se podrían reunir seis poemas de los libros VI, VIII y XIV en el sentido de un ciclo o serie abierta. Esta lascivia es la razón por la que se expurgan las ediciones, sobre todo en la traducción. Esto ya viene desde antiguo, los mss. de la familia Aª han sufrido una censura por la cual una serie de palabras del dominio sexual aparecen reemplazadas por términos más anodinos, y versos y poemas enteros se han suprimido, aunque este proceder no se aplicó con todo rigor. La censura partió seguramente de un monasterio de la época Carolingia.

K. Willenberg, Die Priapeen Martials: Hermes 101 (1973), 320-351, cf. E. Montero Cartelle, Censura y transmisión textual en Marcial: EClás 20 (1976), 343-352.

Datos Tomados de José Guillén, Epigramas de Marco Valerio Marcial, de quien están tomadas también las traducciones al Castellano.

Spectaculorum liber [Libro de los Espectáculos] y Libros I-VII

Libros VIII-XIV


SELECCIÓN DE EPIGRAMAS PRIAPEOS

1) No pidas recato a mis epigramas

Te lamentas, Cornelio, de que escribo unos versos poco serios y que no puede comentar el maestro en la escuela. Pero estos libritos, como los maridos a sus mujeres, no pueden deleitar si están capados. ¿Qué, si me mandas que entone un epitalamio sin las palabras del epitalamio? ¿Quién pone vestidos a los juegos Florales o permite a las meretrices el pudor de la estola? Tal es la norma que se les ha dado a los versos jocosos: que no pueden agradar si no son picantes. Por ello, abandonada tu severidad, te ruego que tengas consideración con mis retozos y juegos y no te empeñes en castrar mis libritos. No hay cosa más torpe que un Príapo capón.

(I, XXXV)

Versus scribere me parum seueros
Nec quos praelegat in schola magister,
Corneli, quereris: sed hi libelli,
Tamquam coniugibus suis mariti,
Non possunt sine mentula placere.
Quid si me iubeas talassionem
Verbis dicere non talassionis?
Quis Floralia uestit et stolatum
Permittit meretricibus pudorem?
Lex haec carminibus data est iocosis,
Ne possint, nisi pruriant, iuuare.
Quare deposita seueritate
Parcas lusibus et iocis rogamus,
Nec castrare uelis meos libellos.
Gallo turpius est nihil Priapo.

2) ¿Qué eres, entonces?

Duermes con jóvenes que la tienen como Príapo, y a ti no se te empina, Febo, lo que se les empina a ellos. Por favor, Febo, ¿qué quieres que yo me imagine? Me inclinaría a pensar que eres un afeminado; pero los rumores dicen que no eres maricón.

(III, LXXIII)

Dormis cum pueris mutuniatis,
Et non stat tibi, Galle, quod stat illis.
Quid uis me, rogo, Phoebe, suspicari?
Mollem credere te uirum uolebam,
Sed rumor negat esse te cinaedum.

3) Un buen Príapo

No he sido labrado a golpes de doladera de un frágil olmo ni la columna que está empinada con su vena rígida es de una madera cualquiera, sino que ha sido hecha de incorruptible ciprés, que no teme ni los siglos cumplidos a cientos ni la quera de una prolongada ancianidad. A ésta tú, quienquiera que seas, malvado, témela, porque si, con mano rapaz, dañas aún el más mínimo racimo de estas cepas, te nacerá, por más que pretendas negarlo, una higuera del ciprés que se te injerte.

(VI, XLIX)

Non sum de fragili dolatus ulmo,
Nec quae stat rigida supina uena,
De ligno mihi quolibet columna est,
Sed uiua generata de cupressu:
Quae nec saecula centiens peracta
Nec longae cariem timet senectae.
Hanc tu, quisquis es, o malus, timeto.
Nam si uel minimos manu rapaci
Hoc de palmite laeseris racemos,
Nascetur, licet hoc uelis negare,
Inserta tibi ficus a cupressu.

4) El guardián robado

Ladrón de rapacidad muy conocida, un Cilicio quería saquear un huerto; pero en el huerto inmenso no había, Fabulo, nada más que un Príapo de mármol. Al no querer volverse con las manos vacías, el Cilicio se llevó al mismísimo Príapo.

(VI, LXXII)

Fur notae nimium rapacitatis
Conpilare Cilix uolebat hortum,
Ingenti sed erat, Fabulle, in horto
Praeter marmoreum nihil Priapum.
Dum non uult uacua manu redire,
Ipsum subripuit Cilix Priapum.

5) Proclama de Príapo

No me fabricó un rudo colono con su rústica hoz; estás viendo la obra acabada de un intendente. Pues, siendo el agricultor más rico del campo Ceretano, Hílaro es dueño de estos collados y de estas fértiles sierras. Mira cómo con mis rasgos bien definidos no parezco de madera y cómo llevo unas armas inguinales no consagradas al fuego, sino que se me endereza un falo de ciprés imperecedero, que nunca morirá, digno de la mano de Fidias. Vecinos, os lo advierto, venerad al santo Príapo y respetad sus catorce yugadas.

(VI, LXXIII)

Non rudis indocta fecit me falce colonus:
Dispensatoris nobile cernis opus.
Nam Caeretani cultor ditissimus agri
Hos Hilarus colles et iuga laeta tenet.
Aspice, quam certo uidear non ligneus ore
Nec deuota focis inguinis arma geram,
Sed mihi perpetua numquam moritura cupresso
Phidiaca rigeat mentula digna manu.
Vicini, moneo, sanctum celebrate Priapum
Et bis septenis parcite iugeribus.

6) Advertencia a un Príapo

Príapo, guardián no de un huerto ni de una viña lozana, sino de un bosque poco espeso, del que has nacido tú y puedes volver a nacer, las manos rapaces, te lo advierto, recházalas y reserva la leña para el hogar de su dueño; como ésta falte, hasta tú mismo eres leña.

(VIII, XL)


Non horti neque palmitis beati,
Sed rari nemoris, Priape, custos,
Ex quo natus es et potes renasci,
Furaces, moneo, manus repellas
Et siluam domini focis reserues:
Si defecerit haec, et ipse lignum es.

7) Ten cuidado, curioso

Nos miras fijamente, Filomuso, cuando nos bañamos, y luego preguntas que por qué tengo unos esclavos imberbes que la tienen como Príapo. Contestaré sin rodeos a tu pregunta: Les dan por culo a los curiosos, Filomuso.

(XI, LXIII)

Spectas nos, Philomuse, cum lauamur,
Et quare mihi tam mutuniati
Sint leues pueri, subinde quaeris.
Dicam simpliciter tibi roganti:
Pedicant, Philomuse, curiosos

8) ¡Ya quisiera Príapo!

Nata llama minina a la de su amante; comparado con él, Príapo está capado.

(XI, LXXII)


Drauci Natta sui uocat pipinnam,
Collatus cuï Gallus est Priapus.

9) Príapo candeal

Si quieres quedar saciado, puedes comerte a mi Príapo; aunque rosigues sus mismos genitales (*), serás puro.

(XIV Apophoreta, LXX [LXIX])


LXX Priapus siligineus

Si uis esse satur, nostrum potes esse Priapum:
Ipsa licet rodas inguina, purus eris.

(*) José Guillén, que es un exquisito traductor de Los Epigramas, cae, a mi entender, en un eufemismo innecesario al traducir ipsa … inguina por sus mismas partes [entiéndase, partes pudendae, partes pudendas], porque inguina en Latín significa las ingles, lo que hay entre las ingles. Es éste el motivo por el que me ha parecido mejor la traducción por sus mismos genitales, que tampoco suena tan mal en nuestra Lengua.

[Marco Valerio Marcial], [Epigrammata], Mediolani, Vdalricus Scinzenzeler, 1490. Custodiado en el Archivo del Gobierno de Aragón. Date Edición: 1490. Reproducción fotográfica 8-7-2008

Observación:

Si queréis un buen estudio del vocabulario erótico de Marcial, lo podéis leer en:
Filomena Fortuny Previ, MYRTIA.
Rev. de Filologia Clásica de la Univ. de Murcia. 1988:
Primera Parte
Segunda Parte

PRIAPEIA
sive diversorum poetarum in Priapum lusus
or
SPORTIVE EPIGRAMS ON PRIAPUS

by divers poets in English verse and prose
translation by Leonard C. Smithers and Sir Richard Burton
[1890]
Scanned at

http://www.sacred-texts.com/

December, 2000.

martes, 19 de octubre de 2010

CARTUTXOS DE RÈQUIEM (IV)
[CARTUCHOS DE FOGUEO]:
Mis aportaciones al libro (I):
RECORDS DE LA MEVA ADOLESCÈNCIA


Si queréis reproducir el vídeo, como tiene sonido, tenéis que parar primero la música del blog; Le dais a la flecha azul que hay en la parte inferior derecha y luego al PAUSE del Reproductor. Seguidamente volvéis al principio dándole a la flecha verde y reproducís el vídeo,
EN EL QUE SE HACE UN RESUMEN DE LOS ACTOS DEL CINCUENTENARIO
video


RECORS DE LA MEVA ADOLESCÈNCIA

Nil sine magno uita labore dedit mortalibus.
Res no ha donat la vida als mortals sense un gran esforç.

(Horaci, Sàtires, I, IX, 59-60)

Patri matrique meis in memoriam (1)

Es tracta de expressar, d’alguna manera, les meves vivències quan jo tenia onze i alguns anys més. Doncs bé, jo no vaig conèixer la meva àvia materna, y la paterna es va morir quan jo encara era molt petit. En aquestes condicions és com si jo no hagués tingut àvia y ara sóc jo mateix el que exerceix d’àvia meva. I així estan les coses. I dic això per tal que no us estranyeu del que vaig a dir a continuació.

D’homes intel•ligents al món n’hi ha molts. Doncs bé, jo, més intel•ligent que jo només conec el meu pare, que amb prou feines sabia llegir i escriure. Però la intel•ligència és una altra cosa. No és precisament saber Llatí, Grec, o Matemàtiques. La intel•ligència és saber viure. Quan el meu germà Pepe i jo érem petits, vàrem fer Primer de Batxillerat a l’Institut de Balaguer, i el capellà, que avaluava, entre d’altres coses, el fet d’anar a Missa els Diumenges, se n’adonà que nosaltres érem molt intel•ligents. Doncs bé, ens va captar per anar a estudiar al Seminari de la Seu d’Urgell. El meu pare i la meva mare, contentíssims de la possibilitat de que nosaltres poguéssim estudiar de franc, perquè, la veritat, allà nosaltres no vàrem pagar ni un duro.

Nosaltres érem bons estudiants: el Pepe era el millor en Grec, i jo era el millor en Llatí, de la mateixa manera que el Joan Solsona era el millor en Matemàtiques. Jo tinc un bon record de la meva estada en el Seminari. Llevat del fet que allà les dones no existien, ni podien existir, per la resta, analitzant el passat des del meu punt de vista d’ara, trobo que vaig rebre un bon ensenyament. No tinc res a retreure als capellans que ens donaven classe. Tinc un bon record de tots ells.

Quan jo feia tercer any de Llatí, als 13/14 anys, teníem un professor que ens va dir que l’examen de fi de curs seria traduir, a primera vista, un fragment de l’Epìstula ad Pisones (Ars Poetica) d’Horaci, que prèviament hauríem traduït, pel nostre compte i sense ajut del professor, durant el curs. Jo m´ho vaig prendre amb serietat i me’n vaig estudiar de memòria l’obra sencera, evidentment, en Llatí. No és moc de gall ni cordons de gitana: són 476 hexàmetres, és a dir, 476 línies d’una edició normal, 3091 paraules en Llatí exactament. M’ho sabia tot. Vaig anar a l’examen amb les mans a la butxaca, sense llibre.

Conversa entre el professor Mas i jo:

- Traduzca los siguientes versos, del 285 hasta el 294
- Señor profesor, me la sé entera de memoria. No he traído el libro. Haga Vd. el favor de recordarme el primer verso.

- Nil intemptatum nostri liquere poetae (2)

A partir d’aquell moment, li vaig recitar els 10 versos del fragment, en Llatí evidentment, i seguidament els vaig traduir al Castellà, perquè el Castellà era la Llengua de les Classes, de la mateixa manera que el Català ho era pels afers relacionats amb Déu i la Verge.

Aquí teniu el fragment sencer que vaig recitar i la traducció que faig fer al Castellà:

Nil intemptatum nostri liquere poetae,
nec minimum meruere decus uestigia Graeca
ausi deserere et celebrare domestica facta
uel qui praetextas uel qui docuere togatas.
Nec uirtute foret clarisue potentius armis
quam lingua Latium, si non offenderet unum
quemque poetarum limae labor et mora. Vos, o
Pompilius sanguis, carmen reprehendite quod non
multa dies et multa litura coercuit atque
perfectum decies non castigauit ad unguem.

Nada han dejado sin intentar nuestros poetas, ni han merecido menor honra, al haber osado abandonar los vestigios griegos, y celebrar los hechos domésticos, tanto los que enseñaron a vestir la pretexta (3) como los que enseñaron a llevar la toga (4).

Ni sería el Lacio más poderoso por su valentía ni por sus ilustres armas que por su Lengua, si el trabajo de la lima y la espera paciente molestase a cada uno de nuestros poetas. Vosotros, oh sangre Pompilia, desaprobad aquel poema que no hayan corregido muchos días y muchas enmiendas y no haya desafiado diez veces la uña mejor cortada (5).

- Ya puede Vd. retirarse, Sr. Martín.

La Nota final, evidentment, va ser un 10, un Sobresaliente cum laude. No era per menys.

Passats molts anys, encara recordo amb fruïció aquella feina gegantesca que vaig fer. Crec que és el més gran que he fet en ma vida relacionat amb els estudis.

Després em vaig fer Catedràtic de Llatí, i durant 30 anys he exercit de Docent de Llatí i Grec.

N’estic molt orgullós del meu pas pel Seminari.

Ara tinc un blog en el que escric, en Llatí i en altres Llengües, el que em surt dels nassos, per no dir dels collons, que sonaria malament, perquè el Llatí que ens ensenyaven allà era com molt descafeïnat i degudament filtrat, perquè no hi hagués cap menció ni al sexe ni a les dones.

Aquí us deixo una mostra del meu blog (6), mostra que no hauria passat de cap de les maneres la censura dogmàtica que allà s’exercia. Però aquí la teniu, perquè, com deia el mateix Horaci (versos 51-52 de la Sàtira citada el començament d’aquest escrit):

Est locus unicuique suus.
Hi ha un lloc apropiat per a cadascú.

Notes:
(1) A la memòria del meu pare i la meva mare
(2) Res no han deixat sense intentar els nostres poetes
(3) Fa referència a la “fabula praetexta”, és a dir, la tragèdia de tema Romà
(4) Fa referència a la “fabula togata”, és a dir, la comèdia de tema Romà
(5) Es refereix, de forma al•legòrica, al costum que tenien els que treballaven el marbre, que comprovaven amb l’ungla si hi havia alguna sinuositat
(6) En una próxima edición os mostraré cuál es la que escogí y que se ha publicado en "Cartuxos de Rèquiem".

Antonio Martín Ortiz



Aquí os dejo, para quienes no tengan conocimientos de Catalán, una traducción al Castellano:

RECUERDOS DE MI ADOLESCENCIA

Nil sine magno uita labore dedit mortalibus.
Nada ha dado la vida a los mortales sin un gran esfuerzo.
(Horacio, Sátiras, I, IX, 59-60)

Patri matrique meis in memoriam (1)

Se trata de expresar, de algún modo, mis vivencias cuando yo tenía once y algunos años más. Pues bien, yo no conocí a mi abuela materna, y la paterna se murió cuando yo todavía era muy pequeño. En estas condiciones, es como si yo no hubiera tenido abuela y ahora soy yo mismo el que ejerce de abuela mía. Y así están las cosas. Y digo esto para que no os extrañéis de lo que voy a decir a continuación.

Hombres inteligentes en el mundo hay muchos. Pues bien, yo, más inteligente que yo, sólo conozco a mi padre, que apenas sabía leer y escribir. Pero la inteligencia es otra cosa. No es precisamente saber Latín, Griego, o Matemáticas. La inteligencia es saber vivir. Cuando mi hermano Pepe y yo éramos pequeños, hicimos Primero de Bachillerato en el Instituto de Balaguer, y el cura, que evaluaba, entre otras cosas, el hecho de ir a Misa los Domingos, se dio cuenta de que nosotros éramos muy inteligentes. Pues bien, nos captó para ir a estudiar al Seminario de La Seu d'Urgell. Mi padre y mi madre, contentísimos de la posibilidad de que nosotros pudiéramos estudiar gratis, porque, la verdad, allí nosotros no pagamos ni un duro.

Nosotros éramos buenos estudiantes: Pepe era el mejor en Griego, y yo era el mejor en Latín, del mismo modo que el Joan Solsona era el mejor en Matemáticas. Yo tengo un buen recuerdo de mi estancia en el Seminario. Salvo que allí las mujeres no existían, ni podían existir, por lo demás, analizando el pasado desde mi punto de vista de ahora, creo que recibí una buena enseñanza. No tengo nada que reprochar a los sacerdotes que nos daban clase. Tengo un buen recuerdo de todos ellos.

Cuando yo hacía tercer año de Latín, a los 13/14 años, teníamos un profesor que nos dijo que el examen de fin de curso sería traducir, a primera vista, un fragmento de la Epistula ad Pisones (Ars Poetica) de Horacio, que previamente deberíamos haber traducido, por nuestra cuenta y sin ayuda del profesor, durante el curso. Yo me lo tomé en serio y me estudié de memoria la obra entera, evidentemente, en Latín. No es moco de pavo, ni cosas por el estilo: son 476 hexámetros, es decir, 476 líneas de una edición normal, 3091 palabras en Latín exactamente. Me lo sabía todo entero. Fui al examen con las manos en los bolsillos, sin libro.

Conversación entre el profesor Mas y yo:

- Traduzca los siguientes versos, del 285 al 294
- Señor profesor, me la sé entera de memoria. No he traído el libro. Haga Vd. el favor de recitarme el primer verso.

- Nil intemptatum nostri liquere poetae (2)

A partir de ese momento, le recité los 10 versos del fragmento, en Latín evidentemente, y seguidamente los traduje al Castellano, porque el Castellano era la Lengua de las Clases, del mismo modo que el Catalán lo era para los asuntos relacionados con Dios y la Virgen.

Aquí tenéis el fragmento entero que recité y la traducción que hice al Castellano:

Nil intemptatum nostri liquere poetae,
nec minimum meruere decus uestigia Graeca
ausi deserere et celebrare domestica facta
uel qui praetextas uel qui docuere togatas.
Nec uirtute foret clarisue potentius armis
quam lingua Latium, si non offenderet unum
quemque poetarum limae labor et mora. Vos, o
Pompilius sanguis, carmen reprehendite quod non
multa dies et multa litura coercuit atque
perfectum decies non castigauit ad unguem.

Nada han dejado sin intentar nuestros poetas, ni han merecido menor honra, al haber osado abandonar los vestigios griegos, y celebrar los hechos domésticos, tanto los que enseñaron a vestir la pretexta (3) como los que enseñaron a llevar la toga (4).

Ni sería el Lacio más poderoso por su valentía ni por sus ilustres armas que por su Lengua, si el trabajo de la lima y la espera paciente molestase a cada uno de nuestros poetas. Vosotros, oh sangre Pompilia, desaprobad aquel poema que no hayan corregido muchos días y muchas enmiendas y no haya desafiado diez veces la uña mejor cortada (5).

- Ya puede Vd. retirarse, Sr. Martín.

La Nota final, evidentemente, fue un 10, un Sobresaliente cum laude. No era para menos.

Pasados muchos años, aún recuerdo con fruición ese trabajo gigantesco que hice. Creo que es lo más grande que he hecho en mi vida relacionado con los estudios.

Luego me hice Catedrático de Latín, y durante 30 años he ejercido de Docente de Latín y Griego.

Estoy muy orgulloso de mi paso por el Seminario.

Ahora tengo un blog en el que escribo, en Latín y en otros idiomas, lo que me sale de las narices, por no decir de los cojones, que sonaría mal, porque el Latín que nos enseñaban allí era como muy descafeinado y debidamente filtrado, porque no había ninguna mención ni al sexo ni a las mujeres.

Aquí os dejo una muestra de mi blog (6), muestra que no habría pasado de ninguna manera la censura dogmática que allí se ejercía. Pero aquí la tenéis, porque, como decía el mismo Horacio (versos 51-52 de la Sátira citada al comienzo de este escrito):

Est locus unicuique suus.
Hay un lugar apropiado para cada uno.

Notas:
(1) A la memoria de mi padre y mi madre
(2) Nada han dejado sin intentar nuestros poetas
(3) Hace referencia a la "fabula praetexta", es decir, la tragedia de tema romano
(4) Hace referencia a la "fabula togata", es decir, la comedia de tema romano
(5) Se refiere, de forma alegórica, a la costumbre que tenían los que trabajaban el mármol, que comprobaban con la uña si había alguna sinuosidad
(6) En una próxima edición os mostraré cuál es la que escogí y que se ha publicado en "Cartutxos de Rèquiem".

miércoles, 13 de octubre de 2010

CARTUTXOS DE RÈQUIEM (III)
[CARTUCHOS DE FOGUEO]:
REENCUENTRO Y BANQUETE
DEL CINCUENTANARIO


El diario SEGRE, de Lleida, publica hoy la noticia. El Domingo, día 10 de Octubre, nos reunimos en la Seu d’Urgell (Lleida) cerca de un centenar de personas, hombres y mujeres. Celebrábamos el primer cincuentenario de nuestra entrada en el Seminario Conciliar, para iniciar, a los 10/12 años, nuestros Estudios de Humanidades, para seguir luego con los correspondientes de Filosofía y Teología, y, finalmente, convertirnos en Ministros de Dios. La mayoría abandonamos el Internado una vez acabados los estudios de Humanidades, equivalentes, más o menos, al Bachillerato laico.

Allí nos encontramos todos, o casi todos: alumnos, Profesores, Prefectos, Directores Espirituales, Clérigos en ejercicio, etc. Hubo reencuentro general, Missa, como es de rigor, y Banquete posterior, a lo platónico, con elocuentes intervenciones y discursos de los comensales. Hubo incluso algunos y algunas que recibieron cristianamente la hostia consagrada (léase el cuerpo de Cristo), aunque también tengo que decir que no fue ese mi caso. Las intervenciones y el ambiente fueron muy cálidos. Nosotros reconocimos la juventud de nuestros profesores clérigos, octogenarios ya, y su impresionante HUMANIDAD, naturaleza y empatía hacía nosotros, que todavía conservan, cuando éramos adolescentes sin destino definido. Estamos todos muy agradecidos con todos ellos, y, a la vez, muy orgullosos de que fueran ellos los que nos inculcaron la Disciplina y Enseñanza que todavía conservamos.

A destacar una anécdota: cuarenta y seis años atrás unos adolescentes bienintencionados, que es lo que éramos nosotros, visitaron la ermita de Bastanist, a unos veinticinco kilómetros de la Seu d’Urgell. Allí encontraron una estatua de la Mare de Déu abandonada. La cogieron, la raptaron, la secuestraron, o, mejor dicho, la protegieron, llevándosela, para devolverla en el momento oportuno, cuando se diesen las condiciones que el caso requería. Eso sucedió en la celebración de la Missa: uno de los compañeros, el que la había custodiado por última vez, hizo entrega de ella al sacerdote oficiante, el Doctor Don Fermín Casal, que había sido uno de nuestros mejores profesores, y ahora, octogenario ya, continúa siendo uno de nuestros mejores amigos.



Transcribo a continuación el texto íntegro de la noticia dada por el diario SEGRE de Lleida:

Aniversari amb 'regal'
Antics estudiants del seminari de la Seu tornen 46 anys després una figura de l'ermita de Bastanist.

CYNTHIA SANS / J.B. LA SEU D’URGELL

Un grup d'exalumnes del seminari de la Seu d'Urgell va reparar diumenge passat una entremaliadura que ha durat 46 anys. Els exseminaristes van tornar una figura escultòrica de la Mare de Déu que van agafar l'any 1964 durant una excursió a l'ermita de Bastanist, un petit santuari al poble de Víllec, al municipi de Montellà i Martinet, a la Cerdanya de Lleida. El retorn al seminari de la petita figura de guix pintat, d'escàs valor artístic, es va produir al finalitzar la missa de celebració del cinquantè aniversari de l'arribada a aquest centre educatiu religiós del bisbat d'Urgell de la promoció d'estudiants del 1960. L'acte va reunir més de mig centenar de persones, entre els mateixos protagonistes d'aquesta promoció amb els seus acompanyants i diversos membres d'altres promocions d'alumnes convidats per a l'ocasió, així com també antics professors del seminari.

Els mateixos exseminaristes protagonistes de la sostracció, que el 1964 tenien uns dotze anys, van explicar: "Quan vam arribar a l'ermita vam veure que l'edifici estava en estat ruïnós i abandonat; hi vam entrar per una finestra que estava oberta i, a l'interior, hi vam trobar, tirada a terra, aquesta escultura de la Mare de Déu de Bastanist. Al final, vam decidir emportar-nos-la per evitar que algú l'agafés i es perdés." Segons sembla, fins a principis dels anys setanta, la figura es va conservar al mateix seminari a les mans dels estudiants, que la guardaven en armaris i taquilles. Uns anys després, amb el progressiu abandó del seminari del grup excursionista, aquests es van anar passant la figura de casa a casa. Un dels antics alumnes, Miquel Zambudio, establert actualment a Sabadell, va tindre l'escultura al seu domicili durant els set últims anys. "Ja fa molt temps que havíem pensat a portar-la al seminari perquè, des d'allà, la poguessin tornar a l'ermita. I ara, amb la commemoració dels 50 anys de la nostra entrada en aquestes aules, vam creure que era el millor moment per entregar la figura", va explicar Zambudio.

El santuari de Santa Maria de Bastanist va ser objecte dels estralls de la Guerra Civil, quan es va perdre -segurament cremada- l'escultura romànica de l'ermita, de fusta. L'edifici va ser rehabilitat en un primer moment el 1949 i actualment llueix una reproducció en fusta d'aquella escultura romànica.

La protagonista d'aquesta història, en canvi, és una figura de petites dimensions de guix pintat, com es pot apreciar a la foto de l'esquerra. De fet, fonts pròximes a la diòcesi d'Urgell no es van atrevir a confirmar l'autenticitat d'aquesta escultura ara recuperada ni la veracitat de la història dels exseminaristes.

Per cert, algunes d'aquestes històries i vivències dels anys d'estudi a l'internat religiós de la promoció del 1960 s'han reflectit al llibre Cartutxos de Rèquiem, que també es va presentar diumenge

Editen un llibre amb els records dels alumnes de la promoció del 1960

Els alumnes de la promoció del 1960 del seminari de la Seu han reunit les seues aventures d'aquella època en un llibre col•lectiu de memòries, coordinat per Pep Coll, estudiant d'aquella promoció. El títol és un record a la botifarra negra que els servien per sopar.

Finalizo con una frase de Cicerón, para no perder el hilo de este blog:

Verae amicitiae sempiternae sunt (Laelius, de Amicitia).

Las verdaderas amistades son siempre eternas (Lelio, sobre La Amistad).

domingo, 3 de octubre de 2010

CARTUTXOS DE RÈQUIEM (II)
[CARTUCHOS DE FOGUEO]:
Πάροδος (Entrada) y Έξοδος (Salida)

Notícia d’última hora:
Felicitats a Monsenyor, el Senyor Petit Bisbe, i a la seva Nausícaa, que es diu Amèlia. Ambdós acaben d’ésser avis.
El nom del nét és Aleix.
Beneït sigui l'Aleix i benvingut sigui a aquest món!

Noticia de última hora:
Felicidades a Monseñor, el Señor Petit Bisbe, y a su Nausícaa, que se llama Amèlia. Ambos acaban de ser abuelos.
El nombre del nieto es Aleix.
¡Bendito sea Aleix y bienvenido sea a este mundo!
Dijo así [Nausícaa], detuviéronse ellas, llamáronse a voces,
y al reparo llevaron a Ulises, según acababa
de mandarles Nausícaa, nacida del prócer Alcínoo.
A su lado trajeron la ropa, la túnica, el manto;
En la ampolla de oro le dieron el límpido aceite,
y quisieron llevarlo a bañar en las aguas del río.
Mas entonces Ulises divino les dijo a las mozas:

“Apartaos, muchachas, allá, porque yo por mí mismo
quitaré la salumbre que cubre mis hombros y grasa
a mis hombros daré, largo tiempo privados de unciones:
de otro modo no me he de bañar, que me da gran vergüenza
desnudarme ante tales muchachas de lindos tocados”.


Dijo así, retiráronse aquéllas y fueron a darle
el recado a Nausícaa. En las aguas Ulises divino
de la espalda y los hombros fornidos quitó la salumbre,
su cabeza limpió de la costra que el mar infecundo
dejó en ella y, lavado y ungido de aceite, vistióse
con las ropas habidas en don de la intacta doncella.

(Homero, Odisea, VI, 211-228)
Traducción de José Manuel Pabón, (BIBLIOTECA CLÁSICA GREDOS, EDITORIAL GREDOS, MADRID, 1982)

ὣς ἔφαθ᾽, αἱ δ᾽ ἔσταν τε καὶ ἀλλήληισι κέλευσαν,
κὰδ δ᾽ ἄρ᾽ Ὀδυσσῆ᾽ εἷσαν ἐπὶ σκέπας, ὡς ἐκέλευσεν
Ναυσικάα θυγάτηρ μεγαλήτορος Ἀλκινόοιο·
πὰρ δ᾽ ἄρα οἱ φᾶρός τε χιτῶνά τε εἵματ᾽ ἔθηκαν,
215
δῶκαν δὲ χρυσέηι ἐν ληκύθωι ὑγρὸν ἔλαιον,
ἤνωγον δ᾽ ἄρα μιν λοῦσθαι ποταμοῖο ῥοῆισιν.
δή ῥα τότ᾽ ἀμφιπόλοισι μετηύδα δῖος Ὀδυσσεύς·
ἀμφίπολοι, στῆθ᾽ οὕτω ἀπόπροθεν, ὄφρ᾽ ἐγὼ αὐτὸς
ἅλμην ὤμοιιν ἀπολούσομαι, ἀμφὶ δ᾽ ἐλαίωι
220
χρίσομαι· ἦ γὰρ δηρὸν ἀπὸ χροός ἐστιν ἀλοιφή.
ἄντην δ᾽ οὐκ ἂν ἐγώ γε λοέσσομαι· αἰδέομαι γὰρ
γυμνοῦσθαι κούρηισιν ἐυπλοκάμοισι μετελθών.
ὣς ἔφαθ᾽, αἱ δ᾽ ἀπάνευθεν ἴσαν, εἶπον δ᾽ ἄρα κούρηι.
αὐτὰρ ὁ ἐκ ποταμοῦ χρόα νίζετο δῖος Ὀδυσσεὺς
225
ἅλμην, ἥ οἱ νῶτα καὶ εὐρέας ἄμπεχεν ὤμους,
ἐκ κεφαλῆς δ᾽ ἔσμηχεν ἁλὸς χνόον ἀτρυγέτοιο.
αὐτὰρ ἐπεὶ δὴ πάντα λοέσσατο καὶ λίπ᾽ ἄλειψεν,
ἀμφὶ δὲ εἵματα ἕσσαθ᾽ ἅ οἱ πόρε παρθένος ἀδμής.


(Ὅμηρος, Ὀ δ υ σ σ ε ί α ς, ζ, 211-228)

Ulisses és acollit per Nausica,
la fila d’Alcínous, Rei dels Feacis

Tal digué; i, aturant-se, les noies s’instaren entre elles.
I Instal•laren Ulisses en el recer, com havia
dit que ho fessin Nausica, la filla d’Alcínous magnànim;
i a l’abast li posaren per roba un mantell i una túnica,
i el seu setrill d’or li donaren, amb l’oli d’oliva llisquívol,
invitant-lo a banyar-se a les aigües del riu saltadores.
Mes aleshores Ulisses diví parlà a les cambreres:

Feu-vos enllà, cambreres, si us plau, fins a tant que el salobre
jo m’esbandeixo dels muscles i em frego amb l’oli d’oliva;
car fa molt temps que és lluny de la meva pell una essència!
Ara, davant de vosaltres no m’he de banyar, que em faria
vergonya de quedar-me tot nu entre noies rullades.


Deia; i van fer-se enllà i ho contaren a la princesa.
Ell amb aigua del riu es rentà els salobres, Ulisses,
que li cobren la pell de l’esquena i de l’ample dels muscles,
i es torçà de la testa els humors de la mar infecunda.
I, quan s’hagué banyat tot i fregat amb oli d’oliva,
es posà els vestits que va dar-li la verge indomada.

(Homer, Odissea, VI, 211-228)
(Traducció de Carles Riba)

Don Jerónimo Menéndez de Avellaneda, que es un pozo de Sabiduría, me envía un texto que no tiene desperdicio. Hace una comparación entre la Entrada de esos jóvenes en el Internado y la Salida correspondiente, con la conocida escena de la Odisea de Homero, en la que el desahuciado Ulises es recogido y cuidado por la Princesa Nausícaa, la hija de Alcínoo, Rey de los Feacios. Igualmente esos jóvenes fueron recogidos por las correspondientes Nausícaas, Reinas todas, cuyos nombres eran, y son, Ana, Cinta, Carmen, Roser, Amélia, etc.
Para que Su Excelencia, Monseñor, El Petit Bisbe, no me recrimine el título de esta exposición, les recuerdo que he intentado reflejar en el mismo algo de la Tragedia Griega: en efecto, ésta comenzaba con la Entrada del Coro, la Πάροδος [Párodos], y terminaba con su Salida, la Έξοδος [Éxodos] .

Para no cambiar el estilo de la anterior presentación del libro Cartutxos de Réquiem, ahí va mi deseo, que es, supongo, el de todos:

¡Benditas sean todas ellas!

Y ahora el texto de Don Jerónimo, acompañado de la estupenda obra de arte de su Nausícaa, que es Pintora, y se llama
Cinta:

Antonio Martín Ortiz


Carus Amicus Dominus Antonius,

Me gustaría mucho que, al publicar en tu blog el texto que te acabo de enviar, pongas la bella imagen pintada al óleo por Cinta y le pongas al cuadro el nombre de "La Nau de la Nausícaa" [La Nave de Nausícaa].
Amen


La Nau de Nausícaa, obra original de Cinta

Después de leer Cartutxos de Rèquiem varias veces, me atrevo a hacer de esta magnífica obra tantas lecturas como del mismo Don Quijote de la Mancha.

El tema del viaje es tan recurrente que me ha llamado la atención. Muchos personajes describen su primer viaje al Seminario con gran profusión de detalles. Hablan de los preparativos, del equipaje, de su acompañante o representante, del trayecto y de las impresiones que les produce el enorme edificio de El Escorial de los Pirineos o Seminario. Viven todos el trayecto con emoción, intriga y suspense.

Su equipaje está formado por bolsas, maletas, baúles, mantas y colchones. Me recuerda la imagen de magrebíes atravesando España en sus desplazamientos en pleno verano por la Autopista del Mediterráneo. con sus coches cargados de bártulos hasta el límite, rumbo a Francia o a Marruecos.

Este viaje en coche, en la Alsina Graells (vehículo de transporte colectivo de las tierras de Urgell, imortalizado por nuestro insigne escritor Pep Coll en L´abominable crim de l´Alsina Graells [El abominable crimen de la Alsina Graells]), se les hace interminable a mis amigos que acaban mareados de tanta curva. Por fin, llegan a la Tierra Prometida y reciben el impacto del edificio más grande y frío jamás visto en su vida.

¿Es bueno que tantos hombres estén tan solos? ¿Qué les falta? Esta es la cuestión.

Cuando, al cabo de los años, se inicia la diáspora o marcha del Semillero o Seminario (Las semillas crecen y necesitan agua, aire, luz y más espacio), ya nadie habla ni de viaje, ni de maletas, ni de baúles, ni de mantas, ni de colchones y menos aún de acompañantes. La fuga es paulatina, silenciosa, discreta. Se van solos sólo con lo puesto.
¿O quizás llevan todo el equipaje en su interior?



Más abajo del Segre y del pantano de Oliana les espera ahora su Nausícaa, aunque ellos no se lo esperen. Se sienten desnudos y les espera ahora su Nausícaa con una nueva nave "la Nau de la Nau". ¿Es la nave de la Nausícaa, o es la Nausícaa de la nave? La Nausícaa se llama Cinta, Ana, María, Amèlia, Carme, Roser, Lourdes, Montse, Núria, Juanita, Pompilia,....... Y todavía hay nombres más bonitos. ¿O no?

¡¡¡ C´est la vie !!!

Don Jerónimo Menéndez de Avellaneda

Mare Nostrum (Mare Internum) (Mar Mediterráneo)
Óleo siguiendo el estilo de Sorolla.
(Ulises [Don Jerónimo], en la barca, haciendo los preparativos para embarcar hacia Troya; la fiel Penélope [Cinta o Nausícaa] con Telémaco, el hijo de ambos, en brazos; Princesa de Ítaca)

Cinta: Más Barcas para Ulises

Cinta: El Baño de Pompilia