ANTONIO MARTÍN ORTIZ: febrero 2011
ANTONIO MARTÍN ORTIZ
EN ESTA POSICIÓN ME HE PASADO LA MAYOR PARTE DE MI VIDA.
AQUÍ Y ASÍ ME TENÉIS.

Omne tulit punctum qui miscuit utile dulci.
OMNE TVLIT PVNCTVM QVI MISCVIT VTILE DVLCI.
(Q. Horatius Flaccus, Epistula ad Pisones, 343)
Ganó todo mérito el que mezcló lo útil con lo agradable.

VERANO DE 1964 EN SAINT CIERS DU TAILLON [Charente Maritime], Francia

<strong>VERANO DE 1964 EN <em>SAINT CIERS DU TAILLON [Charente Maritime], Francia</em></strong>
Mi padre [R.I.P.], un amigo (Josep Ma. Riba i Armenter [R.I.P.]), mi hermana Simona, yo mismo, mi hermana Rosario,
mi hermano Pepe, mi madre [R.I.P.], otro amigo (Josep Amiell):
PATRI MATRIQVE MEIS IN MEMORIAM: Descansen en Paz los dos juntos
.
"Cuando uno ha perdido a su padre y a su madre, se ha quedado sin referencia al pasado".
(Frase mía, que yo, como bien nacido, les dedico a quienes me dieron la Vida y me abrieron el Camino para ser Feliz)
A mí, lo mismo que a Ovidio (Tristia, I, III, 4):
Labitur ex oculis nunc quoque gutta meis.
Todavía ahora se me resbala una lágrima de los ojos, los míos.

Recojo y comparto la frase, más optimista, de mi amigo Carlos Hernández, Chacien: ”Lo que en verdad mata es el olvido”.
No es mi caso, porque yo, estas cosas, no las olvido.

EQUITACIÓN AL SON DE POLCAS VIENESAS

Si quieres disfrutar de la maravilla de ver a los caballos de la Escuela Española de Equitación de Viena danzando al son de las polcas de los Strauss,
PINCHA EN UNO DE LOS ENLACES SIGUIENTES:

1) Spanish Riding School Vienna
2) Spanische Hofreitschule
3) Beliebte Annen-Polka
4) Best Equestrian Art School of Europe 251107.
Ejercicios de doma de caballos
Νενικήκαμεν
ΝΕΝΙΚΗΚΑΜΕΝ
[Nenikékamen]
Hemos vencido.
ΣΥΡΙΖΑ: PODEMOS
Αλέξης Τσίπρας
20-IX-2015
Δημοψήφισμα για τη συμφωνία στις 5 Ιουλίου
Referéndum sobre “El Acuerdo”
[Es decir, la Capitulación de Grecia: La Esclavitud]
el 5 de Julio.
Como en Atenas, tras la Victoria sobre los Persas en Maratón, el 490 aC., las gentes de Bien, PODEMOS decir, con los Griegos [Unos 11.000 Griegos valientes derrotaron a unos 25.000 Persas bien armados]: 
Νενικήκαμεν 
ΝΕΝΙΚΗΚΑΜΕΝ 
[Nenikékamen] 
Hemos vencido.

martes, 22 de febrero de 2011

(El nacimiento del árbol de la) MIRRA (II) (Segunda edición): MIRRA está atormentada

Max Szoc:
HIDDEN FUTURE (UKRYTA PRZYSZLOSC)
Gdynia :::: 1971 :::: oil on canvas :::: 71 X 91 cm
Owner: Z.S. - Poland

Eurídice, la amada de Orfeo, el gran cantor de la Mitología, había sido picada por una serpiente venenosa. Fue directamente a parar al mundo subterráneo, el mundo de las sombras y los espectros, al Infierno. Orfeo, que la amaba profundamente, se dirigió allí a buscarla, a devolverla a la Tierra desde el reino de Hades. Tuvo que adormecer con su canto al perro de tres cabezas, al Can Cerbero. Hades le impuso una condición: que volviesen los dos a la Tierra, yendo delante Orfeo y Eurídice detrás, sin que Orfeo pudiese ni verla ni mirarla, hasta que hubiesen salido del mundo subterráneo. Orfeo no cumplió con la condición impuesta: impulsado por su amor a Eurídice, volvió el rostro hacia atrás para contemplar a Eurídice. Entonces recibió el castigo correspondiente: Eurídice tuvo que volver, ahora ya definitivamente, al mundo subterráneo, y Orfeo siguió su camino hacia la Tierra, triste como nunca, porque había perdido definitivamente a su amada Eurídice.

Triste y muy triste entonces, se retiró Orfeo a un monte que estaba continuamente siendo sacudido por los vientos. Allí Orfeo, alejado de todo amor femenino, por fidelidad a Eurídice o por la tristeza de haberla perdido, aunque fueron muchas las que lo pretendieron, entonaba su canto, canto que escuchaban todos los seres que por allí había: los árboles, las fieras, los pájaros, los ríos, las montañas. Todos estaban atentos al canto de Orfeo, que, al mismo tiempo, hacía vibrar las cuerdas de su lira. Era todo un tropel de pájaros, fieras, árboles y demás seres animados, quienes escuchaban su dulce canto. Orfeo seguía su canto. Hacía ya mucho tiempo que estaba cantando las historias y las transformaciones de seres mágicos.

Sigue Orfeo, es decir, Ovidio, en LAS METAMORFOSIS (X, 300-336):

Voy a cantar algo espantoso; alejaos de aquí, hijas, alejaos, padres, o, si mi canción resulta placentera a vuestros corazones, no me deis crédito en esta sección y no admitáis que se trate de algo que haya ocurrido, o, si lo admitís, admitid también como ocurrido el castigo que le siguió. Aún así, si la Naturaleza permite que se produzca una fechoría como ésta, yo felicito a los pueblos del Ísmaro y a nuestro mundo [Es decir, a Tracia, de donde es y donde se encuentra Orfeo], yo felicito a esta tierra por estar lejos de aquellas regiones que dieron origen a tan enorme iniquidad. Por más que sea rica en amomo la tierra de Panquea [Isla fabulosa, en el Océano Índico, no lejos de Arabia, donde se producían los exquisitos perfumes de Oriente], por más que produzca su canela y su costo y el incienso que sudan sus maderas y otras criaturas florales, en tanto que, además, produzca la mirra, habrá que decirlo: no merecía la pena que surgiera un árbol nuevo a tanta costa. El mismo Cupido [Eros] niega que fueran sus dardos, los que te perdieron, Mirra, y exculpa de este atentado a sus antorchas; fue una de las tres hermanas [Es decir, las Euménides griegas, las Furias Romanas, cuyos cabellos eran serpientes y siempre auguraban algo siniestro] la que sopló sobre ti con su hachón de la Estige [El mundo subterráneo, el Infierno, el reino de Hades] y con sus hinchadas víboras: es un crimen odiar a un padre, pero este amor es un crimen mayor que el odio. Te desean príncipes escogidos de todas partes, y a competir por tu tálamo viene la juventud de todo el Oriente; de entre ellos, elige tú, Mirra, un marido, siempre que ése uno no se encuentre entre todos ellos. Ella, desde luego, se da cuenta de todo y trata de luchar contra la torpe pasión y se dice: ”¿A dónde me lleva mi inclinación? ¿Qué voy a hacer? Dioses, os lo suplico, y también vosotros, Piedad y Sagrados Derechos de los padres, impedid esta monstruosidad y oponeos a mi crimen, si es que, por otra parte, se trata de un crimen. Verdaderamente no se dice que la Piedad condene esta clase de amor: los demás animales se unen sin ninguna discriminación, y no se tiene por vergonzoso para una vaca que soporte la carga de su padre sobre sus lomos, la hija de un caballo se convierte en su esposa, el macho cubre a las hembras que él mismo ha procreado, y la pájara concibe del mismo por cuyo semen ha sido concebida. ¡Felices seres los que tienen permitidas tales cosas! Los prejuicios humanos han promulgado leyes odiosas, y lo que la Naturaleza permite lo prohíben normas hostiles. Sin embargo, se habla de pueblos en los cuales la madre se casa con su hijo y la hija con su padre, para que aumente la piedad con un amor duplicado. ¡Ay desdichada de mí, porque no he tenido la suerte de nacer allí y me veo contrariada por el azar de mi ubicación! ¿Para qué doy vueltas en torno a todo esto? ¡Apartaos de mí, esperanzas prohibidas!"
(Traducción de Antonio Ruiz de Elvira, en Ovidio, Metamorfosis, Vol. II, Consejo Superior de Investigaciones Científicas, Madrid, 1994).

El texto latino que sigue puede consultarse, con algunas variaciones de grafía, y también del texto, en:
y

300
Dira canam; procul hinc natae, procul este parentes,
aut, mea si uestras mulcebunt carmina mentes,
desit in hac mihi parte fides, nec credite factum,
uel, si credetis, facti quoque credite poenam.
Si tamen admissum sinit hoc natura uideri,
305
[gentibus Ismariis et nostro gratulor orbi,]
gratulor huic terrae, quod abest regionibus illis,
quae tantum genuere nefas: sit diues amomo
cinnamaque costumque suum sudataque ligno
tura ferat floresque alios Panchaia tellus,
310
dum ferat et myhrram: tanti noua non fuit arbor.
Ipse negat nocuisse tibi sua tela Cupido,
Myrrha, facesque suas a crimine uindicat isto;
stipite te Stygio tumidisque adflauit echidnis
e tribus una soror: scelus est odisse parentem,
315
hic amor est odio maius scelus. Vndique lecti
te cupiunt proceres, totoque oriente iuuenta
ad thalami certamen adest: ex omnibus unum
elige, Myrrha, uirum, dum ne sit in omnibus unus.
Illa quidem sentit foedoque repugnat amori
320
et secum "quo mente feror? Quid molior?" inquit
"di, precor, et pietas sacrataque iura parentum,
hoc prohibete nefas scelerique resistite nostro,
si tamen hoc scelus est
. Sed enim damnare negatur
hanc Venerem pietas: coeunt animalia nullo
325
cetera dilectu, nec habetur turpe iuuencae
ferre patrem tergo, fit equo sua filia coniunx,
quasque creauit init pecudes caper, ipsaque, cuius
semine concepta est, ex illo concipit ales.
Felices, quibus ista licent! Humana malignas
330
cura dedit leges, et quod natura remittit,
inuida iura negant. Gentes tamen esse feruntur,
in quibus et nato genetrix et nata parenti
iungitur, et pietas geminato crescit amore.
Me miseram, quod non nasci mihi contigit illic,
335
fortunaque loci laedor! Quid in ista reuoluor?
Spes interdictae, discedite!
Observación sobre las imágenes:
Buena parte de las imágenes están tomadas de:
http://www.latein-pagina.de/

Una vez que hayáis accedido a ella, pinchando aquí mismo, hacéis click en:
OVIDIUS NASO - EDITION:
Metamorphoses - 2.358 picturae + translationes
Virgil Solis, ed. 1581

Que aparece en la columna lateral de la izquierda. Os aparecerá entonces, entre otras, la edición ilustrada de LAS METAMORFOSIS de Ovidio, con el texto Latino, acompañado de 2358 ilustraciones, en Edición de 1581. Es muy fácil manejarla, y os puedo asegurar que es una delicia.

sábado, 19 de febrero de 2011

VRBEM ROMAM A PRINCIPIO REGES HABVERE:
AL PRINCIPIO LOS REYES DOMINARON LA CIUDAD DE ROMA (PVBLI CORNELI TACITI "ANNALIVM LIBER PRIMVS" [1])

Mi amiga Isabel Barceló, Isabel Romana, que tiene el blog MUJERES DE ROMA, está ahora escribiendo un libro sobre LA FUNDACIÓN DE ROMA, al estilo de DIDO, REINA DE CARTAGO, que ha tenido y está teniendo un éxito enorme. Desde aquí le dejo mis mejores deseos y mi felicitación por ese proyecto de gran envergadura. Ella adopta personajes reales, actuales, y los transforma en actores de su libro. A mí me ha tocado el papel de FAVSTVLVS / Faustulus (Fáustulus), el mayoral de los rebaños del rey Amulio.

Dejo aquí, para placer de todos, el comentario que le he dejado en su blog.

Vamos a ver, Querida Isabel,

Como dentro de poco tendrá que entrar en acción Fáustulus y su esposa Larentia, aquí dejo el texto Latino, que los introduce, con la correspondiente traducción al Castellano y al Francés. Siendo yo, como se pretende, que, en este entorno, sea Fáustulus, un fiel servidor de un maldito Rey, me gustaría aparecer así, aunque tampoco pueda librarme de las habladurías de los campesinos, en el sentido de que Larentia, mi digna esposa, era, en realidad, una prostituta. Ojos que no ven, corazón que no siente. Para mí, mi querida Larentia, es como esa Claudia,
cuyo epitafio puede leerse en mi espacio.

Texto en Castellano:

La tradición sostiene que, cuando el agua, al ser de poco nivel, depositó en seco la canastilla a la deriva en que habían sido colocados los niños, una loba, que había salido de los montes circundantes para calmar la sed, volvió sus pasos hacia los vagidos infantiles; que se abajó y ofreció sus mamas a los niños, amansada hasta tal punto que la encontró lamiéndolos el mayoral del ganado del rey –dicen que se llamaba Fáustulo-, y que él mismo los llevó a los establos y los encomendó a su mujer Larentia, para que los criase. Hay quienes opinan que Larentia, al prostituir su cuerpo, fue llamada “loba” entre los pastores y que esto dio pie a la leyenda maravillosa.

Traducción de José Antonio Villar Vidal –la mejor que conozco en Castellano-, en BIBLIOTECA CLÁSICA GREDOS, 144, Editorial GREDOS, Madrid, 1990) .
Tenet fama cum fluitantem alueum, quo expositi erant pueri, tenuis in sicco aqua destituisset, lupam sitientem ex montibus qui circa sunt ad puerilem uagitum cursum flexisse; eam submissas infantibus adeo mitem praebuisse mammas ut lingua lambentem pueros magister regii pecoris inuenerit -Faustulo fuisse nomen ferunt- ab eo ad stabula Larentiae uxori educandos datos. Sunt qui Larentiam uolgato corpore lupam inter pastores uocatam putent; inde locum fabulae ac miraculo datum.

(Titus Liuius, Ab Vrbe condita Liber Primus, 4, 6-7)

Traducción francesa, algo antigua:

S'il faut en croire ce qu'on rapporte, les eaux, faibles en cet endroit, laissèrent à sec le berceau flottant qui portait les deux enfants : une louve altérée, descendue des montagnes d'alentour, accourut au bruit de leurs vagissements, et, leur présentant la mamelle, oublia tellement sa férocité, que l'intendant des troupeaux du roi la trouva caressant de la langue ses nourrissons. Faustulus (c'était, dit-on, le nom de cet homme) les emporta chez lui et les confia aux soins de sa femme Larentia. Selon d'autres, cette Larentia était une prostituée à qui les bergers avaient donné le nom de Louve; c'est là l'origine de cette tradition merveilleuse.

¡Buena suerte a la estirpe de Marte y a quienes, de una forma u otra, les debemos mucho de nuestra Civilización!

Antonio (Fáustulus por momentos)


Don Carlos Hernández, Chacien, es un hombre que sabe de todo, y tiene un padre, Don Serapio, que de campo y de animales entiende más que nadie. Puede ello comprobarse con la lectura de su libro EL ZAGALILLO, que yo he leído muy gustosamente. Ambos han tenido la honestidad y el detalle de comunicarme que las imágenes que he puesto en este texto no son de lobas, ni de lobos, sino de un perro de raza Pastor Alemán. Yo tengo la ventaja de que, al relacionarme con personas que saben mucho más que yo, siempre aprendo, y éste es el caso de Don Carlos y su padre, Don Serapio, que, entre otras cosas, hace unas tallas en madera que son maravillosas.

Como es de Justicia darle a cada uno lo suyo, yo dejo aquí constancia de la Sabiduría y los Conocimientos de ambos, transcribiendo el comentario que me han enviado de forma privada, pero, como mis conocimientos en Informática son limitados, no me veo en la capacidad de cambiar ahora las imágenes, eliminando el perro y substituyéndolo por lobas.

Lo que sí le pediría a Vd., amigo Don Carlos, es que, si dispone de ellas, Vd. o su padre, me enviase por correo electrónico alguna o algunas imágenes de lobas, para que las incorpore al texto de mi exposición.

Reciban Vds. ambos, Don Carlos y Don Serapio, mi más profundo agradecimiento y mi afecto y admiración más que sinceros.
Antonio Martín Ortiz

Texto de Don Carlos y Don Serapio:

Amigo Antonio,

A mi padre y a mí nos complace que asuma usted, aunque sea en la ficción, el papel de Fáustulo, mayoral de ganados, por la natural simpatía que tan entrañable oficio nos provoca. Lo que no acabamos de entender es por qué ilustra los fragmentos que hacen alusión a la mítica loba con sendas fotos donde clarísimamente se muestra la imagen de un perro de raza pastor alemán.

No se confunda, querido amigo, con el nombre de archivo (Lupa) que tienen las fotografías, porque no existe ley o razón que impida que cualquiera le ponga a su mascota el nombre que le venga en gana, ya sea Lupa, Fifi, Gala, Loba, Negra, Sansona o Pitusa, que nombres más raros tengo yo oídos cuando un animal doméstico es llamado por su dueño.

El lobo es un animal salvaje con unas características morfológicas que le hacen inconfundible, sobre todo por la forma de la cabeza, con el morro más afilado que el perro; también está dotado con unas patas traseras más largas, lo que contribuye a dar forma a su peculiar silueta.

Perros como el de las fotos que ha puesto usted los vemos a diario por nuestras ciudades (no me diga que no ha visto usted alguno parecido), pero lobos de verdad yo sólo los he visto en la pantalla, en el zoológico y en los libros. Mi padre sí que ha visto lobos de verdad y se ha enfrentado con ellos (Mirabile dictu [Maravilloso es contarlo], que escribió Virgilio en Geórgicas, III, 275), como muy bien puede haber leído en El Zagalillo.

Saludos muy afectuosos.

Serapio y Carlos.

A continuación os dejo las imágenes de tres AUTÉNTICAS LOBAS, conseguidas por cortesía de Don Carlos Hernández, Chacien. y su padre, Don Serapio

sábado, 12 de febrero de 2011

(El nacimiento del árbol de la) MIRRA (I) (Segunda edición): Prolegómenos

Observación previa:
Buena parte de las imágenes están tomadas de:
http://www.latein-pagina.de/

Una vez que hayáis accedido a ella, pinchando aquí mismo, hacéis click en:
OVIDIUS NASO - EDITION:
Metamorphoses - 2.358 picturae + translationes
Virgil Solis, ed. 1581
Que aparece en la columna lateral de la izquierda. Os aparecerá entonces, entre otras, la edición ilustrada de LAS METAMORFOSIS de Ovidio, con el texto Latino, acompañado de 2358 ilustraciones, en Edición de 1581. Es muy fácil manejarla, y os puedo asegurar que es una delicia.
Os voy a explicar desde ahora, durante bastantes días, el nacimiento del árbol de la MIRRA. Es una historia apasionante. En ella hay de todo: tragedia, amor, erotismo, ternura, engaño, sinceridad, complicidad, crueldad, cariño, amor “contra naturam”, y seguramente muchas cosas más. No os voy a dar excesivas explicaciones, para que podáis ir saboreando el texto a medida que es dado a luz, porque eso también se encuentra en este mito. Os vais a conformar hoy con los prolegómenos necesarios, para que podáis entrar adecuadamente en la comprensión del texto, de los textos, porque serán varios.
Ovidio nos explica en el libro décimo de las Metamorfosis (220-297) el mito de Pigmalión. Resulta que en Chipre, isla donde Afrodita tenía un culto especial, existían templos dedicados a la diosa Afrodita. Allí se practicaba la prostitución sagrada, es decir, que había jóvenes muchachas que estaban al servicio del templo, entregando su cuerpo, a cambio de dinero, a Sacerdotes y visitantes del mismo. Con ese dinero se subvencionaba el mantenimiento del templo y de él les quedaba una pequeña parte para ellas, para tener, más adelante, cuando ya no las considerasen adecuadas para ese servicio, una “dote”, que pudiesen llevar al matrimonio futuro, porque era vergonzoso, así lo creían, que una muchacha contrajese matrimonio sin llevar "dote". Este dato está históricamente documentado, y estamos seguros de que era así. Es la interconexión entre el Mito y la Realidad. Suele pasar.

Los hombres de Chipre eran “Cerastas”, lo que en Griego significa “Cornudos”, y las mujeres “Propétides, es decir, “Desvergonzadas”. Zeus los castigó aprovechando los Cuernos de los Cerastas y los convirtió en toros, y la Cara dura de las mujeres, convirtiéndolas en duro pedernal.
No obstante, había un hombre bueno, Pigmalión, que, como no encontraba una mujer digna de compartir su vida, esculpió en una estatua de marfil blanco una imagen con la que era su modelo de mujer. Cada día iba a visitarla y a agasajarla, con besos, caricias, joyas, y todo eso.
Conmovida Afrodita por tanto amor, hizo el milagro de convertir a la estatua en auténtica mujer, de carne y hueso. Os podéis imaginar cuál era su belleza. Hubo matrimonio, hubo nupcias, y de esa unión nació una muchacha. Su nombre es Pafos. Esa Pafos dio, a su vez, a luz a un niño. Su nombre es Cíniras.
Pone Ovidio (X, 298-299), en este fragmento, como en todos los que seguirán, las palabras en boca de Orfeo, que nos deleita con su canto, acompañado de la lira:

“De ésta [Pafos] nació un hijo, Cíniras, que hubiera podido ser considerado entre los felices, si hubiera carecido de descendencia”.

[Editus hac ille est, qui, si sine prole fuisset,
inter felices Cinyras potuisset haberi].













Mi gran amigo y Primo de sangre, Don Old Nick, nos regala un comentario que no tiene desperdicio. Incluyo aquí, en lugar preferente, el poema que le dedica a Pigmalión, con su particular forma de escribir, que, con toda seguridad, esconde algún arcano al que yo, por ahora, no tengo acceso. Muchas gracias, amigo y Primo, Don Old Nick. Antonio.

¡Oh Cuan Afortunado, quién Tiene un Ideal
Y en la Vida es su Faro y Astro Guía!
Bendita la Ilusión que al Hombre Alegra,
pues incluso en el dolor y el Mal,
y en la Penumbra de un Siniestro Día,
funde la Oscuridad y la Pena Negra.
Así el Amor o su Gemelo el Odio,
Generan el Rechazo o la Atracción,
Poniendo el Corazón en ese Podio,
que lo Eleva, sobre la Razón,
Creando al Hombre Fuerte Conmoción,
igual que si mezclamos Agua y Sodio,
se produce al instante, una Explosión...
Tal,Hermanos Míos,la Amorosa Pasión,
que es Común al Hombre y a los Dioses...
Rigiendo a todo Ser, Crea Destino.
Ovidio que no era lo que Parecía,
por su fama de Hombre Libertino,
mucho de Magia y Fuerzas Conocía
Desde el más Raro Afrodisiaco,
que adquirir con Dinero se Podía,
Hasta lo Más Dificil. Que una Diosa,
del más débil Mortal se Enamorara
o que al Amante Metamorfoseara,
Por Venganza o por Broma Jocosa...
Así Ocurrió, Romanos, Bello Cuento,
Entre un Hombre del Amor Enamorado,
que por una Escultura fue Hechizado
y Adorarla era en Piedra, su Contento.
La dulce Venus Afrodita, Emocionada,
al ver aquel Amor tan Elevado,
Quiso premiar al Exaltado
y a la piedra Otorgó Vida Animada.
¿Hizo la Diosa Bella aquel Portento?
Sólo a Medias... No Obró casi Nada,
pues Pigmaión, fue quien con su Pasión,
Aportó su Esencia y su Energía
que fue Amor Puro tal TRansformación
Y a la Escultura Viva, en la Alegría,
insufló, con un Beso, Pasión y CORAZÓN
.

martes, 8 de febrero de 2011

Epitafio de Claudia:
una esposa y madre ejemplar


Sepulcro Romano, en Um Quais, Jordania

Cuando uno lee las Inscripciones Funerarias Romanas, de lo primero que se sorprende es de que, en su gran mayoría, están referidas a hombres. Nada tiene de extraño que una Sociedad que tenía considerada a la mujer en un segundo plano, incluso en la muerte, casi se despreocupase de ella. Es, por ello, mucho más sorprendente e interesante que una de las más atractivas Inscripciones Funerarias que podemos leer –sólo los que nos educamos sin la LOGSE, porque los educados en la LOGSE sólo pueden traducirlas, cuando más, o leer la traducción hecha por otros- sea la de una mujer. Hay que suponer que fue una mujer que destacó sobremanera en su época, el siglo II aC. Debió, incluso, ser una mujer de la Nobleza, porque se llamaba Claudia, que era el nombre noble, porque el plebeyo correspondiente era Clodia. Está escrita en verso, en Latín Arcaico, entre el 133 y 122 aC., en senarios yámbicos, que es una secuencia de doce sílabas, en la que las impares 1ª, 5ª, 9ª son sílabas breves siempre, pudiendo las impares, 3ª, 7ª, 11ª, ser largas o breves, y el resto, todas las pares, la 2ª, 4ª, 6ª, 8ª, 10ª, 12ª, largas : cuestiones de la Métrica Latina. El verso Latino era musical.

Epitafio de Claudia, una esposa ejemplar:
(CIL, 1.2 1211) (= ILS 8403)

HOSPES QUOD DEICO PAVLLVM EST; ASTA AC PELLEGE.
HEIC EST SEPVLCRVM HAV PVLCRVM PVLCRAI FEMINAE.
NOMEN PARENTES NOMINARVNT CLAVDIAM.
SVOM MAREITVM CORDE DEILEXIT SOVO:
GNATOS DUOS CREAVIT: HORVNC ALTERVM
IN TERRA LINQVIT, ALIVM SVB TERRA LOCAT.
SERMONE LEPIDO, TVM AVTEM INCESSV COMMODO,
DOMVM SERVAVIT, LANAM FECIT. DIXI. ABEI


Matrona Romana de Al Fayum, en Egipto

Caminante, lo que digo es breve. Detente y lee:
Aquí está el sepulcro no hermoso de una mujer hermosa.
Sus padres le pusieron el nombre de Claudia.
Amó a su marido con todo su corazón;
Parió a dos hijos: de éstos a uno
lo deja en la tierra, a otro lo sitúa bajo la tierra.
(Fue) de amable conversación, y también de un andar comedido.
Cuidó de su casa, tejió la lana. He dicho. Márchate.

Texto en minúscula, con equivalencias en Latín Clásico entre paréntesis:


Hospes, quod deico (dico), paullum est, asta (sta) ac pellege (perlege).
Heic (Hic) est sepulcrum hau (haud) pulcrum (pulchrum) pulcrai (pulchrae) feminae.
Nomen parentes nominarunt Claudiam.
Suom (suum) mareitum (maritum) corde deilexit souo (suo).
Gnatos (Natos) duos creauit, horunc (horum) alterum
In terra linquit, alium sub terra locat.
Sermone lepido, tum autem incessu commodo.
Domum seruauit, lanam fecit. Dixi. Abei (Abi).

Traducción al Alemán y otra inscripción:

Hier ist das wenig schöne Grab einer schönen Frau.
Die Eltern nannten sie Claudia.
Sie liebte ihren Ehemann von ganzem Herzen.
Sie gebar zwei Söhne, von denen sie den einen auf
der Erde zurücklässt, den andern unter die Erde legt.
Sie war von heiterem Gespräch, besonders aber von angemessenem Gang
Sie bewahrte das Haus (und) spann die Wolle. Ich habe gesprochen. Geh weiter.


Esta inscripción se encontró en Roma, pero se perdió después, en el siglo XVI. Para que os hagáis una idea de lo que era una inscripción Latina, aquí os dejo otra, que sí se conserva:


L(ucius) Fistanus L(uci) f(ilius),
[L(ucius)] Tettaienus L(uci) f(ilius)
Barcha,
II uir(i),
[i]ter in campum ex c(onscriptorum) d(ecreto)
[p]equnia sociorum
campi faciundum
coerauere eidemq(ue)
probauere.
Extra
maceria(m)
in agrum
precar(io).

Traduzione:

Lucio Fistano, figlio di Lucio, Lucio Tettaieno Barca, duoviri, curarono la costruzione e collaudarono la strada che attraversa il campo, secondo il decreto dei consiglieri municipali, a spese dei membri dell'associazione del campo. Al di là del muro di cinta il diritto di passaggio è precario.

Traducción al Castellano:

Lucio Fistano, hijo de Lucio, Lucio Tettaieno Barça, duoviros, se hicieron cargo de la construcción y comprobaron el camino que atraviesa el campo, de acuerdo con el decreto de los consejeros municipales, a expensas de los miembros de la asociación del campo. Más allá del muro el derecho de paso es inseguro.

Muy atenta, como siempre, mi gran amiga Elena Pascual, Elena Clásica, a todo lo que se escribe aquí, nos regala ahora unos versos de Petrarca (siglo XIV), extraídos de I Trionfi, que pueden ser referidos, ¿cómo no?, a Laura. Aquí los dejo, con la traducción de la propia Elena. No hacen falta más palabras: la intervención de Elena se vale por sí misma. Muchas gracias, Querida Elena. Antonio.

"Felice sasso che 'l bel viso serra!
ché, poi ch' avrà ripreso il suo bel velo,
se fu beato chi la vide in terra,
or che fia dunque a rivederla in cielo?"

Me atrevo con esta traducción:

"¡Feliz la losa que cubre su bello rostro!
Que, después de haber quitado el velo hermoso,
si fue feliz quien la vio en la tierra,
ay, ¿qué no será el que la vea en el cielo?"

Y es que Petrarca, es capaz de hacer amar hasta al sepulcro.

Mirabile dictu [Maravilloso es contarlo], como muy bien escribe Elena en su comentario, recogiendo las palabras de Virgilio (Geórgicas, III, 275),