ANTONIO MARTÍN ORTIZ: Tu ne quaesieris…, Leuconoe…Carpe diem quam minimum credula postero.(Horatius, Carmina, I, XI).Tú no investigues, Leuconoe. Aprovecha el día, confiando lo mínimo en el mañana.
ANTONIO MARTÍN ORTIZ
EN ESTA POSICIÓN ME HE PASADO LA MAYOR PARTE DE MI VIDA.
AQUÍ Y ASÍ ME TENÉIS.

Omne tulit punctum qui miscuit utile dulci.
OMNE TVLIT PVNCTVM QVI MISCVIT VTILE DVLCI.
(Q. Horatius Flaccus, Epistula ad Pisones, 343)
Ganó todo mérito el que mezcló lo útil con lo agradable.

VERANO DE 1964 EN SAINT CIERS DU TAILLON [Charente Maritime], Francia

<strong>VERANO DE 1964 EN <em>SAINT CIERS DU TAILLON [Charente Maritime], Francia</em></strong>
Mi padre [R.I.P.], un amigo (Josep Ma. Riba i Armenter [R.I.P.]), mi hermana Simona, yo mismo, mi hermana Rosario,
mi hermano Pepe, mi madre [R.I.P.], otro amigo (Josep Amiell):
PATRI MATRIQVE MEIS IN MEMORIAM: Descansen en Paz los dos juntos
.
"Cuando uno ha perdido a su padre y a su madre, se ha quedado sin referencia al pasado".
(Frase mía, que yo, como bien nacido, les dedico a quienes me dieron la Vida y me abrieron el Camino para ser Feliz)
A mí, lo mismo que a Ovidio (Tristia, I, III, 4):
Labitur ex oculis nunc quoque gutta meis.
Todavía ahora se me resbala una lágrima de los ojos, los míos.

Recojo y comparto la frase, más optimista, de mi amigo Carlos Hernández, Chacien: ”Lo que en verdad mata es el olvido”.
No es mi caso, porque yo, estas cosas, no las olvido.

EQUITACIÓN AL SON DE POLCAS VIENESAS

Si quieres disfrutar de la maravilla de ver a los caballos de la Escuela Española de Equitación de Viena danzando al son de las polcas de los Strauss,
PINCHA EN UNO DE LOS ENLACES SIGUIENTES:

1) Spanish Riding School Vienna
2) Spanische Hofreitschule
3) Beliebte Annen-Polka
4) Best Equestrian Art School of Europe 251107.
Ejercicios de doma de caballos
Νενικήκαμεν
ΝΕΝΙΚΗΚΑΜΕΝ
[Nenikékamen]
Hemos vencido.
ΣΥΡΙΖΑ: PODEMOS
Αλέξης Τσίπρας
20-IX-2015
Δημοψήφισμα για τη συμφωνία στις 5 Ιουλίου
Referéndum sobre “El Acuerdo”
[Es decir, la Capitulación de Grecia: La Esclavitud]
el 5 de Julio.
Como en Atenas, tras la Victoria sobre los Persas en Maratón, el 490 aC., las gentes de Bien, PODEMOS decir, con los Griegos [Unos 11.000 Griegos valientes derrotaron a unos 25.000 Persas bien armados]: 
Νενικήκαμεν 
ΝΕΝΙΚΗΚΑΜΕΝ 
[Nenikékamen] 
Hemos vencido.

sábado, 17 de noviembre de 2012

Tu ne quaesieris…, Leuconoe…
Carpe diem quam minimum credula postero.
(Horatius, Carmina, I, XI).
Tú no investigues, Leuconoe. 
Aprovecha el día, confiando lo mínimo en el mañana.


Vt  uentum ad cenam est, dicenda tacenda locutus,
tandem dormitum dimittitur
.

Quintus Horatius Flaccus, Epistularum  liber prior, VII 

[Ad Maecenatem], 72-73.
Cuando llegó el momento de la cena, después de haber hablado lo que había que decir y lo que había que callar, es despedido para irse  finalmente a dormir.

Parturient montes, nascetur ridiculus mus.
Se pondrán de parto las montañas: nacerá un ridículo ratón.

Entre las inscripciones antiguas procedentes de la isla de Creta, que podemos datar entre el s. VII aC. y aproximadamente el s. VI dC, y que en su mayor parte conocemos por la excelente edición que M. Guarducci realizó entre 1935 y 1950 de todo el material epigráfico cretense conocido hasta entonces, se encuentra un gran número de inscripciones redactadas en verso. Las más antiguas de ellas no se remontan más allá del s. IV aC. y las más recientes no pasan de principios del s. V dC. En total, para este período de tiempo de casi ocho siglos disponemos actualmente de 95 epígrafes cretenses en verso. La mayoría pertenece a la época helenística, esto es, al período comprendido entre el s. IV y el s. I aC., 60 inscripciones, conservadas íntegras o en un estado más o menos fragmentario. El resto de los textos, en número de 35, data de la época imperial, que iría desde el s. I al s. V de nuestra era.

Las inscripciones métricas de Creta de época helenística, conocidas hasta ahora, se encuentran recogidas, en su mayor parte, en el Corpus de Inscripciones Cretenses [INSCRIPTIONES CRETICAE] (1935-1950) de M. Guarducci (49 títulos), y, en menor número, en el Supplementum Epigraphicum Graecum para las inscripciones publicadas con posterioridad a la edición de Guarduci. La que publico aquí, que figura  en el Supplementum Epigraphicum Graecum (SEG), se encontró en Lato, en el Este de Creta. Es del s.II aC.
SEG 39, 1989 [1992], N.972. Ed. pr. M.W. Baldwin Bowsky, "Epigrams to an Elder Statesman and a Young Noble from Lato pros Kamara (Crete)", Hesperia 58, 1989, pp.118-123. Revisado por K.J. Rigsby, "Two Cretan Epitaphs", ZPE 83, 1990, pp.237-239, por E. Voutiras, "A funerary epigram from Latos in Crete", Hesperia 59, 1990, pp.669-673, y A. Martínez Fernández, "Un epigrama funerario de Creta", Homenaje al Prof. S. Lasso de la Vega, Madrid 1998, pp.243-247. Lato, fines del s.II aC. (posterior al 116-115 aC.).

"Cletónimo, 
hijo de Mnastocles, 
adiós.
Si Lindos crió a Cleobulo y el país de los Sisífidas a Periandro, excelentes modelos de los siete sabios, 
no importa. Pues también Lato produjo al octavo sabio, que aquí contemplas, el señor de la historia, 
ciencia al alcance de cualquier comprensión, un firme defensor de las leyes, Cletónimo, el hijo digno de alabanza de Mnastocles, al que todo el pueblo lloró. 
Pues no completó su vida con la vejez, sino que, cuando brillaba como una estrella, se apagó por la arbitrariedad del Destino, 
mientras protegía a su patria con sus consejos. Por un acto de la favorable providencia divina las columnas de la buena reputación sostuvieron su casa. 
Pues dejó tres hijos suyos. Y la Virtud proclamará los honores de este hombre aun en las moradas de Hades."


Fuente de toda la información:
Profesor Ángel Martínez Fernández, Universidad de Laguna
Lato: Prytaneion. Council members sat around this central stone table to discuss laws
Karte der Insel Kreta in der Antike mit lateinischen Ortsnamen.
Friedrich Wilhelm Putzger

5 comentarios:

Isabel Barceló Chico dijo...

Maravillosa inscripción. Qué lejos de lo escueto de las que hoy dejamos, sin ningún rasgo personal, sin una palabra de alabanza hacia quien nos ha dejado. Un abrazo, querido amigo.

profedegriego dijo...

¡Qué bellísimas palabras las de este epitafio que honra a un hombre "esencialmente bueno", honesto, comprometido con su patria, amado y llorado por sus conciudadanos porque goza de la, en buen sentido, "dóxa".
Si bien la prematura muerte le arrebató algunos años, la Virtud le compensará, a cambio, con el reconocimiento eterno.
Amigo Antonio, un placer que nos hayas ofrecido este hermoso ejemplo que muchos firmaríamos por tener en nuestra última morada.
Mil bicos, amigo y colega.

Natàlia Tàrraco dijo...

Hermoso epitafio dedicado a un hombre sabio y bueno, un poema excelente para un hombre que lo fue.
Escrito en dialécto dórico, vi en Gortina, en un extenso muro ahora situado detrás de un teatro del s. I a.C, lo que sería el primer texto de derecho civil sobre piedra, tendrá más 2.500 años de antigüedad, se trata de un compilación de leyes dispersas, derecho familiar o temas económicos basadas en otras más antiguas.

Cuando una respira la atmósfera de Creta una se embelesa, sueña, regresa a Minos, ve a Europa con Zeus, imagina a Idomeneo regresando de Troya y el terrible acto cometido...en Creta, barco, galera en aguas mediterráneas navegan mitos, delfines, damas con sierpes, salitre, pinos, sueños.

Carpe Diem siempre. Besito lunero, que tengas buena semana amigo, amigas y amigos. Besitos.

elena clásica dijo...

Mi querido Antonio:

Disfruto profundamente de este epitafio que ensalza las virtudes de un hombre. La belleza de los versos nos aportan un mágico consuelo: más allá de la resignación ante la muerte inevitable, aunque injusta por haber sido prematura, "cuando brillaba como una estrella", sus actos, su moral, su digno comportamiento permanecerán incluso en las moradas del Hades.

Encuentro palabras de terciopelo, una inmenso amor y me dejo impregnar de dos ideas fundamentales:

como hiciera Orfeo llamando a las puertas de reino de las sombras, todos queremos apelar a la compasión y a la conmiseración para que las personas que amamos no nos sean arrebatadas. Pero la mayor lección de la vida es que implica la muerte en su plena definición. De nada le sirvió a Orfeo la ayuda de Hades, siempre encontré un acto irremediable del destino aquel gesto de girarse hacia atrás para rescatar a Eurídice. Un movimiento tan peregrino, la hizo perderla para siempre. Así había de ser.

Otra idea, la vida de la Fama, que de manera sublime recogería Jorque Manrique en las "Coplas a la muerte de su padre", presagiando la llegada del Renacimiento.

Renacimiento de los clásicos, nada como visitarlos y sentirlos tan actuales, tan cercanos, tan llenos de sentimiento. Tan iguales a nosotros.

Maravilloso epitafio y precioso estudio el que nos ofreces, querido amigo.

Recibe un gran abrazo, querido de tu admiradora Ἑλένη.

Isabel dijo...

Amigo Antonio, te deseo de todo corazón que disfrutes de unas hermosas fiestas en compañia de tus seres queridos y que el año nuevo que va a comenzar venga cargadito de buenas nuevas.
Un abrazo
Isabel