ANTONIO MARTÍN ORTIZ: La Fantasía para Piano, Orquesta y Coro, Opus 80, de Ludwig van Beethoven es una obra excepcional. La grandiosidad de sus acordes y sus melodías nos adelantan lo que luego será el último Movimiento de la Novena Sinfonía, la Sinfonía Coral, Opus 125, documento en el que el Espíritu Absoluto alcanza el equilibrio y la perfección infinitos. Es una prueba más de la existencia de Dios, sea el que sea.
ANTONIO MARTÍN ORTIZ
EN ESTA POSICIÓN ME HE PASADO LA MAYOR PARTE DE MI VIDA.
AQUÍ Y ASÍ ME TENÉIS.

Omne tulit punctum qui miscuit utile dulci.
OMNE TVLIT PVNCTVM QVI MISCVIT VTILE DVLCI.
(Q. Horatius Flaccus, Epistula ad Pisones, 343)
Ganó todo mérito el que mezcló lo útil con lo agradable.

VERANO DE 1964 EN SAINT CIERS DU TAILLON [Charente Maritime], Francia

<strong>VERANO DE 1964 EN <em>SAINT CIERS DU TAILLON [Charente Maritime], Francia</em></strong>
Mi padre [R.I.P.], un amigo (Josep Ma. Riba i Armenter [R.I.P.]), mi hermana Simona, yo mismo, mi hermana Rosario,
mi hermano Pepe, mi madre [R.I.P.], otro amigo (Josep Amiell):
PATRI MATRIQVE MEIS IN MEMORIAM: Descansen en Paz los dos juntos
.
"Cuando uno ha perdido a su padre y a su madre, se ha quedado sin referencia al pasado".
(Frase mía, que yo, como bien nacido, les dedico a quienes me dieron la Vida y me abrieron el Camino para ser Feliz)
A mí, lo mismo que a Ovidio (Tristia, I, III, 4):
Labitur ex oculis nunc quoque gutta meis.
Todavía ahora se me resbala una lágrima de los ojos, los míos.

Recojo y comparto la frase, más optimista, de mi amigo Carlos Hernández, Chacien: ”Lo que en verdad mata es el olvido”.
No es mi caso, porque yo, estas cosas, no las olvido.

EQUITACIÓN AL SON DE POLCAS VIENESAS

Si quieres disfrutar de la maravilla de ver a los caballos de la Escuela Española de Equitación de Viena danzando al son de las polcas de los Strauss,
PINCHA EN UNO DE LOS ENLACES SIGUIENTES:

1) Spanish Riding School Vienna
2) Spanische Hofreitschule
3) Beliebte Annen-Polka
4) Best Equestrian Art School of Europe 251107.
Ejercicios de doma de caballos
Νενικήκαμεν
ΝΕΝΙΚΗΚΑΜΕΝ
[Nenikékamen]
Hemos vencido.
ΣΥΡΙΖΑ: PODEMOS
Αλέξης Τσίπρας
20-IX-2015
Δημοψήφισμα για τη συμφωνία στις 5 Ιουλίου
Referéndum sobre “El Acuerdo”
[Es decir, la Capitulación de Grecia: La Esclavitud]
el 5 de Julio.
Como en Atenas, tras la Victoria sobre los Persas en Maratón, el 490 aC., las gentes de Bien, PODEMOS decir, con los Griegos [Unos 11.000 Griegos valientes derrotaron a unos 25.000 Persas bien armados]: 
Νενικήκαμεν 
ΝΕΝΙΚΗΚΑΜΕΝ 
[Nenikékamen] 
Hemos vencido.

sábado, 8 de diciembre de 2012

La Fantasía para Piano, Orquesta y Coro, Opus 80, de Ludwig van Beethoven es una obra excepcional. La grandiosidad de sus acordes y sus melodías nos adelantan lo que luego será el último Movimiento de la Novena Sinfonía,
la Sinfonía Coral,
 Opus 125, documento en el que el Espíritu Absoluto alcanza el equilibrio y la perfección infinitos.
Es una prueba más de la existencia de Dios,
sea el que sea.


The portrait of Beethoven, painted by Joseph Carl Stieler in 1819-20, is one of the best known of the many portraits, which were painted of the composer. It was acquired by the brother of Louis Spohr at a raffle run by the Art Association of Brunswick. He valued the portrait highly because Stieler had assured him, when they had met at their friend Kaulbach's house in Munich, that he was the only painter to whom Beethoven had allowed sittings - and that, only at the specific wish of the composer's friends and patrons, the Brentanos. It is understood to be a very good likeness; only the hands had to be painted from memory, as Beethoven could not be persuaded to sit any longer.


Ludwig van Beethoven:
Fantasía para piano, orquesta y coro
en Do menor, Op. 80
El Coro comienza en el minuto 15.43
Schmeichelnd hold und lieblich klingen
unsers Lebens Harmonien,
und dem Schönheitssinn entschwingen
Blumen sich, die ewig blüh'n.

Fried und Freude gleiten freundlich
wie der Wellen Wechselspiel;
was sich drängte rauh und feindlich,
ordnet sich zu Hochgefühl.

Wenn der Töne Zauber walten
und des Wortes Weihe spricht,
muss sich Herrliches gestalten,
Nacht und Stürme werden Licht,

äuß're Ruhe, inn're Wonne,
herrschen für den Glücklichen
Doch der Künste Frühlingssonne
lässt aus beiden Licht entsteh'n.

Großes, das ins Herz gedrungen,
blüht dann neu und schön empor,
hat ein Geist sich aufgeschwungen,
hallt ihm stets ein Geisterchor.

Nehmt denn hin, ihr schönen Seelen,
froh die Gaben schöner Kunst.
Wenn sich Lieb und Kraft vermählen,
lohnt dem Menschen Göttergunst.

Con gracia y dulzura resuenan
las armonías de nuestra vida
y el sentido de la belleza engendra
flores que eternamente florecen.

La paz y la alegría avanzan cual amigas
como el juego alternante de la olas;
y lo que insistía en ser rudo y hostil
entra a formar parte de lo sublime.

Cuando en los tonos reina la magia
y en las palabras la inspiración
se configura lo maravilloso,
noche y tempestad se vuelven luz.

Calma exterior y alegría interior
priman para el bienaventurado;
y el sol primaveral de las artes
permite que de ambas nazca luz.

Algo grande contenido en el pecho
florece de nuevo en toda su belleza;
si un espíritu se ha encumbrado
todo un coro de espíritus resuena siempre a su alrededor.

Aceptad, pues, almas bellas,
alegremente los dones del buen arte.
Cuando se unen el amor y la fuerza,
el favor de los dioses al hombre recompensa.
El Coro comienza en el minuto 13.24

Autor del texto en Alemán:
Christoph Kuffner (1780-1846)

http://cadiz.nueva-acropolis.es/pagina.asp?art=6012
con texto en Alemán y Francés

3 comentarios:

Cesar dijo...

Que su buen gusto le siga acompañando todos los días y en todas las ocasiones.

Felicitaciones.

Isabel Barceló Chico dijo...

¡Qué hermosura! Y qué necesaria ahora, cuando estamos rodeados por todas partes de bajezas morales e injusticias. En cuanto a la letra, me quedo con la última estrofa:

"Aceptad, pues, almas bellas,
alegremente los dones del buen arte.
Cuando se unen el amor y la fuerza
el favor de los dioses al hombre recompensa."

Ojalá consigamos unir amor y fuerza. Un abrazo muy fuerte, querido amigo.

Natàlia Tàrraco dijo...

El placer de lo exquisito, la música y la imaginación volando.
Hace un mes me alojé en un hotel a diez metros de donde compuso la Novena, en Viena.
Besitos musicales y contentos.