ANTONIO MARTÍN ORTIZ: El voto útil en Madrid, y en todas partes, se llama PODEMOS
ANTONIO MARTÍN ORTIZ
EN ESTA POSICIÓN ME HE PASADO LA MAYOR PARTE DE MI VIDA.
AQUÍ Y ASÍ ME TENÉIS.

Omne tulit punctum qui miscuit utile dulci.
OMNE TVLIT PVNCTVM QVI MISCVIT VTILE DVLCI.
(Q. Horatius Flaccus, Epistula ad Pisones, 343)
Ganó todo mérito el que mezcló lo útil con lo agradable.

VERANO DE 1964 EN SAINT CIERS DU TAILLON [Charente Maritime], Francia

<strong>VERANO DE 1964 EN <em>SAINT CIERS DU TAILLON [Charente Maritime], Francia</em></strong>
Mi padre [R.I.P.], un amigo (Josep Ma. Riba i Armenter [R.I.P.]), mi hermana Simona, yo mismo, mi hermana Rosario,
mi hermano Pepe, mi madre [R.I.P.], otro amigo (Josep Amiell):
PATRI MATRIQVE MEIS IN MEMORIAM: Descansen en Paz los dos juntos
.
"Cuando uno ha perdido a su padre y a su madre, se ha quedado sin referencia al pasado".
(Frase mía, que yo, como bien nacido, les dedico a quienes me dieron la Vida y me abrieron el Camino para ser Feliz)
A mí, lo mismo que a Ovidio (Tristia, I, III, 4):
Labitur ex oculis nunc quoque gutta meis.
Todavía ahora se me resbala una lágrima de los ojos, los míos.

Recojo y comparto la frase, más optimista, de mi amigo Carlos Hernández, Chacien: ”Lo que en verdad mata es el olvido”.
No es mi caso, porque yo, estas cosas, no las olvido.

EQUITACIÓN AL SON DE POLCAS VIENESAS

Si quieres disfrutar de la maravilla de ver a los caballos de la Escuela Española de Equitación de Viena danzando al son de las polcas de los Strauss,
PINCHA EN UNO DE LOS ENLACES SIGUIENTES:

1) Spanish Riding School Vienna
2) Spanische Hofreitschule
3) Beliebte Annen-Polka
4) Best Equestrian Art School of Europe 251107.
Ejercicios de doma de caballos
Νενικήκαμεν
ΝΕΝΙΚΗΚΑΜΕΝ
[Nenikékamen]
Hemos vencido.
ΣΥΡΙΖΑ: PODEMOS
Αλέξης Τσίπρας
20-IX-2015
Δημοψήφισμα για τη συμφωνία στις 5 Ιουλίου
Referéndum sobre “El Acuerdo”
[Es decir, la Capitulación de Grecia: La Esclavitud]
el 5 de Julio.
Como en Atenas, tras la Victoria sobre los Persas en Maratón, el 490 aC., las gentes de Bien, PODEMOS decir, con los Griegos [Unos 11.000 Griegos valientes derrotaron a unos 25.000 Persas bien armados]: 
Νενικήκαμεν 
ΝΕΝΙΚΗΚΑΜΕΝ 
[Nenikékamen] 
Hemos vencido.

viernes, 22 de mayo de 2015

El voto útil en Madrid, y en todas partes, se llama PODEMOS


El voto útil en Madrid se llama Podemos
(Ariel Jerez, Jesús Montero y Juan Carlos Monedero)


En un tiempo político marcado por el cambio, sólo el peso determinante de lo nuevo puede garantizar que se sacudan las alfombras y se abran las ventanas. Madrid va a ser el portaaviones de la transformación y, al igual que en Valencia, la caída del PP le va a llevar a una noche oscura preñada de imputaciones, juicios, condenas y traiciones internas (la derecha castiza, como es conocido, es así).
  
Sin embargo, como en todo tiempo de crisis, lo viejo no termina de marcharse y lo nuevo no termina de llegar. Lo viejo tiene a su favor la inercia del tiempo y el miedo sembrado durante decenios; lo nuevo tiene en contra el cuestionamiento de los poderosos mediado por sus muchos altavoces y los escasos espacios para explicar sus propuestas.
Cuentan de un tipo que tras fallecer le dan a elegir entre el cielo y el infierno. Quizá por efecto de la democracia participativa -que habría llegado al más allá-, le ofrecen probar antes ambas opciones. Llegado al infierno se encuentra un escenario de divertidas orgías sin culpa, comidas suntuosas, voluptuosas bebidas, relajo absoluto, mimos y total libertad para campar a sus anchas. Una sonrisa le habita el rostro. En su visita al cielo, ya casi sin ganas, se le ofrece una armonía absoluta mecida entre nubes y querubines tañendo la lira, dispuesto todo para favorece la contemplación y la reflexion. El difunto opta decididamente, vistas las ofertas, por el infierno. Nada más cruzar la puerta nota cómo le clavan un tridente en el trasero, lo encadenan a un poste rodeado de llamas terribles y mientras le dan latigazos fornidos demonios, perros hambrientos muerden sus carnes, a tiempo que conocidos tertulianos con conocidas maneras de macarras le gritan al oído sus pecados. El tipo acierta a decir: ¡Pero si ayer estuve aquí y no había nada de esto! Y el diablo le contesta: es que ayer estábamos en publicidad. Vamos, en elecciones.
Ya no es tiempo de decirle al PSOE: “no nos falles”. La reflexión que necesitan los socialistas es imposible que la hagan desde posiciones de poder. En el caso concreto de Madrid caben un par de preguntas: ¿puede realmente el PSOE impulsar una agenda de cambio cuando ha sido cómplice necesario de los males que nos aquejan? ¿No basta el ejemplo de Andalucía para ver que la arrogancia y el nulo propósito de enmienda son su verdadero comportamiento más allá de las promesas electorales? ¿Es el binomio Manuela Carmena-Ángel Gabilondo un buen paso en el proceso de cambio que necesitamos en Madrid? Estamos convencidos de que se trataría de un paso a atrás o, en lo mínimo, a un lado. El riesgo de este voto cruzado retrasaría y debilitaría un cambio que se tiene que apoyar necesariamente en una profunda renovación e innovación en la vida institucional madrileña.
Para optimizar la conexión entre administraciones sin duda lo mejor es una nueva coalición de gobierno progresista, liderada en el municipio por Manuela Carmena y Ahora Madrid, y por José Manuel López y Podemos en la Comunidad. La dirección y la fuerza del cambio que necesitamos en esta región capital nos obligan a pensar en cuatro aspectos políticos fundamentales para enfrentar una coyuntura delicada, tanto su aspectos financieros como institucionales.
1. ¿Cuál es la fuerza política para el cambio? En el nuevo tablero político será necesario afianzar lo sinceramente nuevo para que las inercias del pasado no ahoguen la posibilidad de cambio. El PSOE en Madrid trae pesados baúles de sus crisis internas y de su pasado. No olvidemos que Esperanza Aguirre ha gobernado Madrid sólo porque dos diputados del Partido Socialista, Tamayo y Sáez, escucharon las ofertas de “mamá Gürtel”. Lideraba el PSM Rafael Simancas. Los socialistas madrileños vienen de un largo periodo de acomodamiento institucional, en el que se han constatado sus limitaciones para oponerse el vendaval neoliberal que ha asolado Madrid en las últimas décadas. Y más todavía al haber sido cómplices en organismos de control como el de Bankia, que vendió preferentes y repartió tarjetas negras por doquier. Tras cambiarle las cerraduras a Tomás Gómez, el partido está de nuevo en manos Rafael Simancas, a pesar de que una larga década no ha bastado para avanzar en la recomposición de las familias de un partido que hoy tiene suficiente con salvar los muebles. Podemos viene a la carrera con una mochila ligera, llena de ideas y entusiasmo, con una clara convicción de que hay que poner a trabajar todos los recursos posibles. Es necesario escuchar, junto a la ciudadanía, a funcionarios y expertos, y con todos promover un programa de cambio del modelo productivo y del sistema de control institucional.
2. ¿Quién aporta un liderazgo incluyente y la capacidad de trabajo en equipo? Creemos que sólo Podemos puede liderar el cambio con garantías de que el empeño transformador va en serio. Evaluar la capacidad de liderazgo y el trabajo en equipo no solamente es una cuestión del rango alcanzado, sino también de objetivos conseguidos en términos de transformación. En este sentido, el candidato de Podemos a la Comunidad de Madrid, José Manuel López -a quien los medios han tratado de invisibilizar- tiene una trayectoria estimulante y creativa. Así ha sido en los proyectos de lucha contra la pobreza impulsados desde Cáritas, renovando sus programas de investigación y publicaciones en el marco de la Fundación Foessa, innovando en las relaciones internas entre distintos departamentos para perseguir equipos y objetivos más integrados y orientados políticamente (más solidaridad y menos caridad). Otro tanto ha desarrollado López en la Fundación Pluralismo y Convivencia del ministerio de Justicia, donde abordó por primera vez de manera integral las diferentes políticas públicas y sociales que se necesitaban para mejorar la convivencia interreligiosa, con un sistema de información protocolizado, innovador y celebrado por sus superiores (tanto del PP como del PSOE) como de los miembros de las diferentes confesiones. En su paso breve por la Fundación Tomillo, en concreto en el departamento de investigación que desarrolla los proyectos de cambio de modelo energético para la renovación urbana, tuvo tiempo este ingeniero de formación para idear un nuevo modelo de ciudad.
En todas estas tareas se valoró su trabajo y habilidad para la consecución de recursos. Por el contrario, Gabilondo no tiene un solo hito que pueda ser valorado como transformador en su dilatada vida institucional. En la escasa información crítica publicada se trasluce una actitud que termina siempre acomodándose al statu quo de cada institución. Su tan aireado Pacto por la Educación como ministro quedó en aguas de borrajas, al igual que el Instituto de Humanidades que prometió para conseguir el rectorado. Como intelectual progresista no puede decirse que siguiese la senda de la ética disidente de otros ministros socialistas: votó en agosto de 2011 la modificación del artículo 135 de la constitución para priorizar a los bancos extranjeros sobre los derechos sociales de los españoles. No dudando de que su candidatura mejora considerablemente las apuestas tradicionales del PSOE, no puede escapársenos que los socialistas madrileños, al igual que hemos visto con los socialistas andaluces, cuando tienen que escoger entre los intereses del partido y los intereses de la ciudadanía, optan por priorizar sus garbanzos.
3. ¿Qué programa apuesta por una verdadera transformación? Los programas de Podemos y el PSOE no tienen comparación en su voluntad de cambio. La propuesta del Banco del Agua, como herramienta financiera para el desarrollo regional, con el blindaje estatutario del agua de Madrid como recurso común inalienable de los madrileños, es probablemente la propuesta financiera más valiente de nuestra reciente democracia. A imitación del banco público holandés (Nederlandse Waterschapsbank), que gestiona diques y agua, serviría para potenciar un cambio de modelo productivo a partir de un reagrupamiento de empresas públicas y programas de investigación de universidades madrileñas. Se trata igualmente de una propuesta de cambio del modelo energético urbano que implica a la población como productores y usuarios de energía y servicios públicos. La propuesta de área única para la prestación de servicios educativos, sanitarios y de políticas sociales, una vieja demanda de los defensores de lo público frente a la propuesta de libre elección de centros y especialistas, busca generar una nueva lógica de proximidad que potenciaría la participación y concienciación ciudadana. Del programa socialista no hemos visto ninguna propuesta llamativa más allá de utilizar ejemplos y argumentos manejados por el candidato de Podemos.
4. ¿Quién tiene la voluntad y la capacidad de controlar a las élites de poder? El descontrolado establishment actual apuesta por Gabilondo intentando controlar “daños”, pretendiendo que su presencia en la Comunidad frene el impulso popular de la candidatura de Manuela Carmena en la ciudad. Lo apoya la televisión, como pudimos constatar en el triste debate Cifuentes-Gabilondo en Un Tiempo Nuevo, excluyente como en los viejos tiempos para apuntalar el bipartidismo en retroceso (también con los repartos de entrevistas e informaciones en los programas de información política). En su evidente desbandada tras pasar su mayoría accionarial a un fondo financiero, el grupo PRISA no ha ahorrado esfuerzos para ensalzar la imagen de “intelectual” comprometido del exministro. Los nuevos dueños de El País han hecho todo lo posible por frenar a Podemos, abriendo todo el caudal para las informaciones perjudiciales y cerrándolo hasta invisibilizar a un candidato que por su edad, perfil profesional y trayectoria de gestión se sale de los estereotipos con que su línea editorial estigmatiza a Podemos como fuerza amenazante. Por una cuestión generacional, los lectores de El País tienen justificada simpatía por la empática jueza Carmena. Por eso, desde el que fue el diario de referencia se ha aprovechado esta simpatía para colgarles a sus lectores como un fardo al PSOE de Simancas, presentándolo como parte de la ilusión del cambio. Otro tanto han hecho queriendo presentar a “los intelectuales en política” como una garantía de transformación, cuando en verdad se ha tratado de una operación cosmética de la vieja política. Todo con el fin de ocultar la candidatura de José Manuel López a la Comunidad. Solo con Podemos liderando Madrid, independiente de los poderes económicos clientelares largamente asentados en las instituciones madrileñas, se puede sacudir la costra de la casta depredadora y hacer justicia ejemplar. Y la casta y la costra lo saben.
 Las opciones de maquillaje en las candidaturas madrileñas de los viejos partidos son parte del pasado. La manera en que Ciudadanos ha creado sus candidaturas -con la proliferación de numerosos escándalos producto del arribismo- es igualmente parte del pasado. La villa y corte de Madrid se llena de villanos y cortesanos. Nos jugamos demasiado como para engañarnos. El cambio necesita una conciencia ciudadana que se exprese con firmeza en estas elecciones. Gabilondo está lejos de poder controlar al PSM. Y mucho más lejos de poder liderar todo lo que toca levantar, barrer y recuperar desde el Ayuntamiento y la Comunidad. El cambio en Madrid necesita a un gestor con trayectoria creativa, un grupo parlamentario con voluntad renovadora y el empuje transformador que Podemos viene imprimiendo a la vida política nacional. Manuela en el ayuntamiento y José Manuel en la Comunidad son el “sí se puede” de la democracia que tenemos que reinventar. Pasados muchos años, el porcentaje de la gente que recordaba haber votado a gente decente como Tierno Galván era superior a la gente que realmente le votó. Este domingo tenemos la oportunidad de votar a José Manuel López y a Manuela Carmena y recordar después que hicimos nuestra parte en el comienzo del cambio.