ANTONIO MARTÍN ORTIZ: EL HAMBRE (II)
ANTONIO MARTÍN ORTIZ
EN ESTA POSICIÓN ME HE PASADO LA MAYOR PARTE DE MI VIDA.
AQUÍ Y ASÍ ME TENÉIS.

Omne tulit punctum qui miscuit utile dulci.
OMNE TVLIT PVNCTVM QVI MISCVIT VTILE DVLCI.
(Q. Horatius Flaccus, Epistula ad Pisones, 343)
Ganó todo mérito el que mezcló lo útil con lo agradable.

VERANO DE 1964 EN SAINT CIERS DU TAILLON [Charente Maritime], Francia

<strong>VERANO DE 1964 EN <em>SAINT CIERS DU TAILLON [Charente Maritime], Francia</em></strong>
Mi padre [R.I.P.], un amigo (Josep Ma. Riba i Armenter [R.I.P.]), mi hermana Simona, yo mismo, mi hermana Rosario,
mi hermano Pepe, mi madre [R.I.P.], otro amigo (Josep Amiell):
PATRI MATRIQVE MEIS IN MEMORIAM: Descansen en Paz los dos juntos
.
"Cuando uno ha perdido a su padre y a su madre, se ha quedado sin referencia al pasado".
(Frase mía, que yo, como bien nacido, les dedico a quienes me dieron la Vida y me abrieron el Camino para ser Feliz)
A mí, lo mismo que a Ovidio (Tristia, I, III, 4):
Labitur ex oculis nunc quoque gutta meis.
Todavía ahora se me resbala una lágrima de los ojos, los míos.

Recojo y comparto la frase, más optimista, de mi amigo Carlos Hernández, Chacien: ”Lo que en verdad mata es el olvido”.
No es mi caso, porque yo, estas cosas, no las olvido.

EQUITACIÓN AL SON DE POLCAS VIENESAS

Si quieres disfrutar de la maravilla de ver a los caballos de la Escuela Española de Equitación de Viena danzando al son de las polcas de los Strauss,
PINCHA EN UNO DE LOS ENLACES SIGUIENTES:

1) Spanish Riding School Vienna
2) Spanische Hofreitschule
3) Beliebte Annen-Polka
4) Best Equestrian Art School of Europe 251107.
Ejercicios de doma de caballos
Νενικήκαμεν
ΝΕΝΙΚΗΚΑΜΕΝ
[Nenikékamen]
Hemos vencido.
ΣΥΡΙΖΑ: PODEMOS
Αλέξης Τσίπρας
20-IX-2015
Δημοψήφισμα για τη συμφωνία στις 5 Ιουλίου
Referéndum sobre “El Acuerdo”
[Es decir, la Capitulación de Grecia: La Esclavitud]
el 5 de Julio.
Como en Atenas, tras la Victoria sobre los Persas en Maratón, el 490 aC., las gentes de Bien, PODEMOS decir, con los Griegos [Unos 11.000 Griegos valientes derrotaron a unos 25.000 Persas bien armados]: 
Νενικήκαμεν 
ΝΕΝΙΚΗΚΑΜΕΝ 
[Nenikékamen] 
Hemos vencido.

martes, 10 de febrero de 2009

EL HAMBRE (II)

“Sospecho yo que el hambre fue la me trajo a este mundo, porque desde que nací nunca me he sentido harto de comer. Y nadie se sentirá tan agradecido a su madre, como yo me siento agradecido con mi madre, aunque sea a la fuerza, porque mi madre es el hambre. Mi madre me llevó en su vientre durante nueve meses y yo llevo a mi madre en mi vientre desde que nací. Ella me llevó en su vientre cuando yo era casi una criatura y supongo que no le fue demasiado pesado, pero yo la llevo a ella desde siempre, y esto sí que es pesado. El hambre que yo llevo dentro de mis entrañas no es una pequeña cosa, es todo un monstruo. Lo peor de todo es que mi madre se liberó de mí pariéndome, pero yo no puedo liberarme de ella pariéndola, porque el hambre permanece en mi vientre día tras día. Me parece que son los elefantes los que están en el vientre de su madre diez años enteros. Yo llevo ya veinte años teniendo a mi madre en mis entrañas, mi madre que se llama Hambre. No creo que haya posibilidad de parto. Continuaré llevando a mi madre en mis entrañas todo el tiempo que me queda de vida”.

Esto fue lo que me explicó, medio ebrio, un mendigo que dormía en un cajero, mientras yo, un hombre adinerado, sacaba unos euros con mi tarjeta de crédito. Me dio pena. Le di cien euros. Algo es algo.


De Tallas en madera (wood carving)

(Fotografía de Carlos Hernández de una talla en madera hecha por su padre. Serapio Hernández. Si queréis verlas todas, pinchad aquí. Son preciosas. Gracias a ambos por dejarme utilizarla)

21 comentarios:

Tierralandia dijo...

Muy buen relato.
No sé si 100 euros pueden quitar el hambre de ese hombre. Pero algo es algo.

Por cierto, es posible que la primera foto esté tomada en Bergen?

ANTONIO MARTÍN ORTIZ dijo...

Tierralandia,

Ahora me siento culpable. Tendría que haberle dado bastante más. En cuanto a la foto, como te puedes imaginar, te voy a decir la verdad: Está bajada de Internet y no sé dónde fue tomada.
¡Anda que, como el autor me exija derechos de autor, me arruino también yo!

ANTONIO MARTÍN ORTIZ dijo...

Tierralandia,

Te dejo el enlace, en el que podrás ver esa fotografía y otras más, muy interesantes:

http://www.vagamundos.net/2008/gallery/slideshow.php?set_albumName=Retrato

Tierralandia dijo...

Confirmado: esta foto fue tomada en Bergen.
Creo que debió existir algún proyecto de esculturas humanas de tamaño real que convivieran con el moviemiento de los vivos, porque encontramos tres o cuatro de ellas. Esta era la más inquietante.
Curioso cruce, verdad?

ANTONIO MARTÍN ORTIZ dijo...

Tierralandia,

Grandes son tus conocimientos y exquisito tu olfato. De verdad, eres una persona muy culta y muy cultivada. Seguro que has viajado mucho.

Te felicito.

Un cordial saludo

Anónimo dijo...

El hambre no se quita con el dinero Sino con mucho AMOR

Anónimo dijo...

candidacandida

Anónimo dijo...

camo mandar una foto a tu blog candida

Anónimo dijo...

no me sale el nombre esto del internet me vuelve loca candida

Anónimo dijo...

Tengo unas fotos de vagabundos muy buenas ´el dia de la famosa nevada

fede dijo...

hola

Candida dijo...

EL HAMBRE ¿que es el hambre?
la falta de comida .¿por qué?porque no se cultiva .¿porqué ? porque te dan la comida.

Cándida Josefa dijo...

Por fin lo consegui besos primo

ANTONIO MARTÍN ORTIZ dijo...

Queridita Cándida,

Si quieres enviarme fotografías, estaré encantado de recibirlas. Y las publicaré en el “Blog”.

Haces lo siguiente:

1) En la parte derecha de la pantalla, donde pone “DATOS PERSONALES”, haces “click” en “Ver todo mi perfil”.

2) Luego verás que en la parte izquierda aparece “Contacto”. Entonces haces “click” en “Email”,

3) En la pantalla que te aparezca, haces “click” en “Insertar” y luego en “Archivo”. Entonces localizas la imagen en el ordenador, la marcas y haces “click” en “Adjuntar” o algo semejante.

4) Finalmente, haces “click” en “Enviar. Te esperas un ratito después, porque eso tarda algo.

Espero haberme explicado bien. Si no lo consigues, me llamas por teléfono o recurres a tu hija, que debe estar muy descansadita.

Un beso,

Antonio.

ANTONIO MARTÍN ORTIZ dijo...

Cándida y Mariano,

He recibido todas las fotografías. Son impresionantes. Todas

winsta dijo...

Antonio, desconocía tu faceta de escritor.
Me ha gustado tu relato.
Raras veces un mendigo encuentra alguien tan generoso.

ANTONIO MARTÍN ORTIZ dijo...

winsta,

No es que yo sea escritor, aunque una vez presenté dos libros a un concurso de LA SONRISA VERTICAL. Lógicamente, no conseguí ningún premio. Escribo lo que escribo, cuando tengo alguien que estoy seguro de que lo va a leer. Si quieres leer algo que tiene cierto interés y que yo considero lo más logrado de mi “Blog”, pues échale un vistazo a los artículos con las etiquetas “SOLILOQUIOS” y “SOLILOQUIOS de mujer”.
Aquí tienes los enlaces. Es mejor no leerlos por el orden de aparición, sino por el de publicación, es decir, empezando por el último.

http://antoniomartnortiz.blogspot.com/search/label/SOLILOQUIOS

http://antoniomartnortiz.blogspot.com/search/label/SOLILOQUIOS%20de%20mujer

En cualquier caso, muchas gracias por tu opinión.
Un cordial saludo

winsta dijo...

Leí los enlaces que me dejas cuando los publicaste.
Ignoraba que habías escrito esas dos novelas, ahora entiendo mucho mejor el tono en que están escritos.
Te deseo la mejor de las suertes en tu próxima participación en ese concurso.
Saludos cordiales.

ANTONIO MARTÍN ORTIZ dijo...

winsta,

Gracias por tu comentario. Eso de os concursos literarios lo veo lejano y difícil. A mí, con que me lean personas como tú, ya tengo más que suficiente.

Un cordial saludo,

Antonio

Soledad Sánchez M. dijo...

Un gesto que te honra.

Y las palabras del mendigo... terribles por encima de todo.

Un beso.

Soledad.

ANTONIO MARTÍN ORTIZ dijo...

Soledad,
Efectivamente, cuando uno va por la calle y se encuentra con uno de esos hombres o mujeres desvalidos, siente vergüenza de pertenecer al género humano. Pienso que en nuestra Sociedad acual existe demasiada crueldad para con los más débiles.
Un beso,
Antonio