ANTONIO MARTÍN ORTIZ: LA HOMOSEXUALIDAD MASCULINA EN LA ROMA ANTIGUA: ASPECTOS POLÉMICOS A PARTIR DE UN POEMA DE CAYO VALERIO CATULO
ANTONIO MARTÍN ORTIZ
EN ESTA POSICIÓN ME HE PASADO LA MAYOR PARTE DE MI VIDA.
AQUÍ Y ASÍ ME TENÉIS.

Omne tulit punctum qui miscuit utile dulci.
OMNE TVLIT PVNCTVM QVI MISCVIT VTILE DVLCI.
(Q. Horatius Flaccus, Epistula ad Pisones, 343)
Ganó todo mérito el que mezcló lo útil con lo agradable.

VERANO DE 1964 EN SAINT CIERS DU TAILLON [Charente Maritime], Francia

<strong>VERANO DE 1964 EN <em>SAINT CIERS DU TAILLON [Charente Maritime], Francia</em></strong>
Mi padre [R.I.P.], un amigo (Josep Ma. Riba i Armenter [R.I.P.]), mi hermana Simona, yo mismo, mi hermana Rosario,
mi hermano Pepe, mi madre [R.I.P.], otro amigo (Josep Amiell):
PATRI MATRIQVE MEIS IN MEMORIAM: Descansen en Paz los dos juntos
.
"Cuando uno ha perdido a su padre y a su madre, se ha quedado sin referencia al pasado".
(Frase mía, que yo, como bien nacido, les dedico a quienes me dieron la Vida y me abrieron el Camino para ser Feliz)
A mí, lo mismo que a Ovidio (Tristia, I, III, 4):
Labitur ex oculis nunc quoque gutta meis.
Todavía ahora se me resbala una lágrima de los ojos, los míos.

Recojo y comparto la frase, más optimista, de mi amigo Carlos Hernández, Chacien: ”Lo que en verdad mata es el olvido”.
No es mi caso, porque yo, estas cosas, no las olvido.

EQUITACIÓN AL SON DE POLCAS VIENESAS

Si quieres disfrutar de la maravilla de ver a los caballos de la Escuela Española de Equitación de Viena danzando al son de las polcas de los Strauss,
PINCHA EN UNO DE LOS ENLACES SIGUIENTES:

1) Spanish Riding School Vienna
2) Spanische Hofreitschule
3) Beliebte Annen-Polka
4) Best Equestrian Art School of Europe 251107.
Ejercicios de doma de caballos
Νενικήκαμεν
ΝΕΝΙΚΗΚΑΜΕΝ
[Nenikékamen]
Hemos vencido.
ΣΥΡΙΖΑ: PODEMOS
Αλέξης Τσίπρας
20-IX-2015
Δημοψήφισμα για τη συμφωνία στις 5 Ιουλίου
Referéndum sobre “El Acuerdo”
[Es decir, la Capitulación de Grecia: La Esclavitud]
el 5 de Julio.
Como en Atenas, tras la Victoria sobre los Persas en Maratón, el 490 aC., las gentes de Bien, PODEMOS decir, con los Griegos [Unos 11.000 Griegos valientes derrotaron a unos 25.000 Persas bien armados]: 
Νενικήκαμεν 
ΝΕΝΙΚΗΚΑΜΕΝ 
[Nenikékamen] 
Hemos vencido.

sábado, 4 de junio de 2011

LA HOMOSEXUALIDAD MASCULINA EN LA ROMA ANTIGUA:
ASPECTOS POLÉMICOS A PARTIR DE UN POEMA
DE CAYO VALERIO CATULO


Hay la falsa creencia de que la homosexualidad masculina estaba bien vista   entre los Romanos. A mi entender, eso no es así. Creo yo que en la Roma Antigua había menos homosexuales que ahora, y que la homosexualidad, tanto la masculina como la femenina, estaba estigmatizada. Lo que sucedía es que en un acto homosexual masculino hay, había, una parte activa y otra parte pasiva, digamos que había quien daba y quien recibía. El que representaba la parte agente era bien considerado en la Sociedad, y el que representaba la parte pasiva era visto como degradado y como despreciable.  
Cour pédérastique.
Détail d'une coupe attique à figures noires, v. 530–520 aC.
Provenance : Athènes. Louvre Museum. Department of Greek,
Etruscan and Roman Antiquities, Sully, First floor, Room 39, case 10

Yo mismo escribí en este foro, hace ya algún tiempo, un texto en el que se pretendía demostrar que Safo de Lesbos, en la Grecia Antigua,  no fue en realidad ni lesbiana, ni homosexual, en oposición a la tradición que desde la Antigüedad afirma lo contrario. También escribí sobre lo ridículo e impactante que fue en la Roma Imperial de finales del primer siglo dC. la ceremonia del matrimonio entre dos hombres homosexuales, lo que demuestra que no estaba esa situación bien vista.

Veamos el siguiente poema de Catulo, y, luego, los comentarios sobre la terminología utilizada. 

Poema XVI (57)
[Para Aurelio y Furio]
Verso: hendecasílabo


Os daré por el culo y me la vais a chupar, Aurelio comevergas y Furio (58) julandrón, que, por mis versitos, como son lascivos, me habéis considerado un desvergonzado. Es, de hecho, procedente que el poeta honorable sea personalmente casto; no es necesario que lo sean sus versitos, que, en definitiva, tienen sal y gracia si son lascivos y desvergonzados y pueden provocar la comezón, no digo a los muchachos, sino a esos peludos que no pueden mover sus duros lomos.


¿Vosotros, porque habéis leído muchos miles de besos (59), me consideráis poco macho? Os daré por el culo y me la vais a chupar.


Notas:

57.- Emplea aquí Catulo por primera vez cuatro términos (todos ellos en los dos primeros versos del poema) que aparecerán después en bastantes ocasiones en otros poemas y que merecen un breve comentario.

Dos de ellos son los verbos pedicare e irrumare, los otros dos los calificativos pathicus y cinaedus (este último, por cierto, en la forma cinaediorem, aparece en X 24, aplicado a una mujer, con un significado diferente al de este poema, concretamente el de 'sinvergüenza'). El término pedicare procede del griego paidikós [παιδικός]. Irrumare, que vendría a querer decir algo como "poner a la teta", "atetar", proviene de ruma y rumis ('teta de un animal'), palabras arcaicas, ya en desuso en la época de Varrón. Pathicus, transcripción del griego paithikós [παιθικός], es palabra de la misma raíz que pati y patientia; asimismo, cinaedus es la transcripción del griego kínaidos [κίναιδος] (Vid. A. ERNOUT, A. MEILLET: Dictionnaire Étymologique de la Langue Latine. Paris: Éditions Klincksieck, 1932).

Catulo juega con la contraposición entre los dos primeros términos, que tienen carácter activo en lo sexual (pedicare: 'dar por culo'; irrumare: 'dar a mamar', 'metérsela a otro en la boca', contrario a fellare, en el sentido de que este último verbo indica la participación pasiva, en tanto que el primero la activa), y los dos últimos, pathicus y cinaedus (éste, que originariamente significaba 'bailarín', va a adquirir su definitivo significado del hecho de que músicos y bailarines ejercían a menudo la prostitución), que se aplican para denominar al homosexual pasivo.

La intención de Catulo es dejar claro, mediante las amenazas, puramente verbales, de la pedicatio y la irrumatio a Aurelio y a Furio, que él es  -digamos- el activo y los otros dos los pasivos; lo cual no está de más, si tenemos en cuenta que entre los romanos libres lo mal visto, en lo referente a la sexualidad, es la pasividad.

58.- Furio y Aurelio, personajes conocidos sólo por la poesía de Catulo, no debían de ser precisamente muy apreciados por el poeta: por eso les hace un encargo desagradable.

59.- Clarísima alusión a los poemas de besos a Lesbia (cf. V y VII).

Traducción y notas de

(Pictura muralis, villa romana,
Sirmione, ca. 20 ante Chr. n.)




Carmen XVI
[Ad Aurelium et Furium.]
Metrum: hendecasyllabus

Pedicabo ego uos et irrumabo,
Aureli pathice et cinaede Furi;
qui me ex uersiculis meis putastis,
quod sunt molliculi, parum pudicum.
Nam castum esse decet pium poetam
ipsum, uersiculos nihil necessest;
qui tum denique habent salem ac leporem,
si sunt molliculi ac parum pudici,
et quod pruriat incitare possunt,
non dico pueris, sed his pilosis,
qui duros nequeunt mouere lumbos.
Vos, quod milia multa basiorum
legistis, male me marem putatis?
Pedicabo ego uos et irrumabo.
Trouvé en 1760 à Scrofano, Latium.
Cabinet des Médailles (Bibliothèque Nationale de France, Paris).
Ground floor, Room 1

19 comentarios:

Natàlia Tàrraco dijo...

Militiae species amor est
"Una forma del arte bélico es el amor" (Ovidio, Ars amatoria, 2.233)

El toma y daca, el que tiene la iniciativa y aquel que la recibe.
Una especie de batalla erótica entre el sometedor y el sometido.
Una idea del sexo entre hombres que no se aparta de aquella sociedad masculinizada, guerrea.

A pesar de los múltiples, infinitos proverbios que citan de una forma jocosa, burlesca, ordinaria, la relación entre hombres en Roma, Catulo, el divino delicadísimo, entre ellos, existía, comparada con siglos posteriores y oscuros, una cierta tolerancia hacia la homosexualidad. ¿Herencia de Grecia? No del todo, pero algo sí.

Es reconocida la inclinación que muchos romanos famosos, tenían hacia los jóvenes bellos. Desde poetas a políticos...césares.

Era admitida la afición que consta en documentos, de Trajano por los muchachos bellos, sin que ello menoscabara su recia imagen de militar. El impetuoso y beodo Marco Antonio, gustaba de ambos sexos. ¿Qué decir de Adriano y su pasión por Antinoo?
No veo en la sociedad romana una clara condena de la relación entre hombres, dicho ésto en el sentido de llegar a estigmatizara por ley, lex,ni por asomo a sancionarla como "pecado" término inexplicable para los romanos. Más tarde...ya sabemos lo que ocurrió sobre el tema.

Amigo Antonio, llevaba días sin disfrutar de tus entradas, ahora te recupero dispuesta, como siempre a aprender de tus escritos y citas. Un abrazo sincero.

ANTONIO MARTÍN ORTIZ. dijo...

Amiga Natàlia,

Comparto plenamente todo lo que dices, y los datos que aportas no admiten discusión, ni sospecha de no ser ciertos. En efecto, son conocidas en la Roma Antigua las prácticas homosexuales inter uiros, lo mismo que lo eran con seguridad inter mulieres, aunque éstas, como todo lo relacionado con la mujer, eran como más clandestinas y estaban peor vistas.

Lo que yo he querido decir es que una relación sana y equilibrada tiene que ser inter pares [entre iguales], y en una relación homosexual, en la Antigua Roma –puede que ahora, en nuestros tiempos y en nuestro país, no sea así- siempre había una parte que era la dominante, la que dejaba constancia de su virilidad y de su hombría, y otra que resultaba degradada y sometida.

Me imagino yo que Marco Antonio, el mismo Julio César, Trajano y Adriano, entre otros muchos, practicaban su homosexualidad con individuos que les estaban jeráquicamente sometidos, y en ese sentido eran considerados inferiores a ellos.

No perdamos de vista que prostitución y homosexualidad iban muchas veces por caminos paralelos, si no por el mismo. Los mismos actores de teatro estaban muy mal considerados y con frecuencia eran asimilados a los homosexuales.

Fíjate en que en nuestra misma lengua quedan residuos semánticos de esta situación:

Si uno dice: te voy a dar por culo, te voy a joder, su dignidad no queda menoscabada, pero, si a alguien le dicen: te han jodido, te han dado por culo, su posición queda en un lugar bastante indigno. Es ello la prueba de que, en un acto en el que participan dos hombres, el uno recibe todos los honores, y el otro todos los desprecios.

Siempre es un placer contertuliar con una persona con tan hondos conocimientos como lo eres tú, Querida Natàlia.

Creo que, al final, ambos estamos diciendo lo mismo, pero desde perspectivas diferentes.

Te envío un gran abrazo,

Antonio

Aristos Veyrud dijo...

Buscando información sobre el tema en la red encontré esta de Wikipedia. Donde se caracteriza la homosexualidad durante tres periodos de la Roma imperial. Espero pueda complementar la información.
Parece que a diferencia de la antigua Grecia el tema siempre ha sido tratado con reticencias, unas veces con suavidad y otras hasta con la pena de muerte. Aunque como siempre todo depende de la cercanía que haya con el poder máximo.
Mis saludos amigo Antonio!!!

ANTONIO MARTÍN ORTIZ. dijo...

Es muy interesante, amigo Aristos Veyrud, la información que nos proporcionas de la página de la Wikipedia, Homosexualidad en la Antigua Roma. En efecto, no se pueden dar definiciones definitivas y concluyentes que puedan aplicarse a unos mil años aproximadamente de vigencia de la Cultura de la Roma Antigua. La homosexualidad, como todo, pasó por diferentes etapas y su valoración social fue cambiante.

Yo me refiero a los últimos años de la Res Publica Romana. Tampoco hay que dar como válidas y socialmente aceptadas las conductas de los personajes influyentes en la Sociedad, entre ellas, las de los mismos Emperadores. De todos son conocidos los excesos a los que éstos eran propensos, sin que nadie pudiese contradecirlos ni criticarlos, al menos públicamente.

También hay que ser muy cautos cuando se habla de la pederastia Griega. Como bien se explica en

Manuel Fernández Galiano, José S. Lasso de la Vega, Francisco Rodríguez Adrados: El descubrimiento del amor en Grecia, Madrid : Coloquio, D.L. 1985. ISBN: 84-86093-14-7

ésta tenía fundamentalmente una finalidad pedagógica: era el hombre ya adulto el que iniciaba al adolescente en las prácticas y la vida sexual, porque, dada la situación de la mujer en la Grecia Antigua, las relaciones con las mujeres estaban muy limitadas, y tenía que ser el hombre maduro el que iniciase al joven en los conocimientos y prácticas necesarias para llevar una vida adulta, incluido el aspecto sexual, con suficiente conocimiento y práctica.

Pensemos que en nuestra España de mediados del siglo XX pasaba algo semejante. Como se daba la circunstancia de que, por motivos religiosos y también de normas vigentes en la Sociedad, las relaciones sexuales entre muchachos y muchachas eran prácticamente imposibles, porque las doncellas tenían que llegar vírgenes al matrimonio, eran los propios padres o familiares próximos quienes iniciaban a sus hijos en la vida adulta, específicamente en el sexo, acompañándolos para que visitasen prostíbulos, en los que mujeres experimentadas podrían iniciarlos en todos los aspectos de la sexualidad. Era lo que vulgarmente se llamaba ir de putas, cosa que socialmente estaba muy bien vista.

Dada la permisividad sexual que hay ahora entre nuestros adolescentes, está bien claro que las cosas han cambiado y que ya no es necesario ese procedimiento. Más bien al contrario, ahora se considera como una especie de estigma o deshonra que una muchacha entorno a los veinte años siga siendo virgen.
Es que, con el paso del tiempo, las cosas y las valoraciones morales y sociales de las diferentes circunstancias cambian mucho.

Te envío, amigo Aristos Veyrud, un gran abrazo,

Antonio

Natàlia Tàrraco dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
elena clásica dijo...

Mi queridísimo Antonio:

Si es que me pregunto yo a mí misma, ¿cómo no amar a Catulo? Intento imaginarlo actuando con sus amigos, sus conocidos, sus enemigos, las mujeres, escribiendo poemas... siempre arrebatado, siempre vehemente, cuando ama, cuando odia, cuando se considera rechazado, cuando insulta intentado despreciar y dejando ver su intensa vulnerabilidad, en cambio.

Qué poeta y qué persona tan extraordinaria debió ser. No me refiero únicamente a sus virtudes, sino que asumo sus defectos. Ni unas ni otros parecían estar nunca exentos de pasión, de arrebato. Una persona con tan hondos sentimientos y opiniones, creo yo, como poeta marcado desde su nacimiento bajo el augurio de estrellas y luminarias especiales, se eleva a los placeres más delirantes y a los más tremendos dolores. Privilegio de unos pocos...

En cuanto a los amores exaltados, enardecidos de Catulo, ya conocemos su pasión por Lesbia, quizás entre en juego un renombrado amante masculino: Juvencio.

Y si es así, ¿qué? Fundamental es la explicación que nos ofreces, querido Antonio, sobre la concepción del amor que heredan los romanos de los griegos en cuanto al amor homosexual como iniciación, pues cada época goza o sufre de una moralidad arraigada, que ahora nos parece bien disparatada, bien aceptable, y es que las creaciones que el hombre impone sobre la naturaleza, tienen sus modas, sus distintas y complejas consideraciones y nacen en un contexto determinado y a él obedecen.
Deja bien claro, Catulo, ante todo, que él ejerce la parte activa, que él sabe amar imponiendo su virilidad, y así, su participación activa en el acto amoroso es incuestionable.

Aurelio y Furio, por su parte, debían ser dos "pájaros de cuenta", dos "chicharras cotillas y maldicientes", chismosos, murmuradores, cuentistas, correveidiles, fisgones... ¡Bien merecidas os teníais estas palabras, si tanto os gusta el susurro indiscreto y malintencionado! Os habéis encontrado con lo que buscabais, Aurelio y Furio, y bien sabe cómo expresarlo el furioso y dolido Catulo. ¿Por qué habláis mal si vosotros ejercéis la misma acción y lleváis a efecto una igual inclinación a la que criticáis?

He de confesar, que aunque no acostumbro a servirme verbalmente de unos términos tan explícitos cuando considero que alguien se merece unas palabras duras por alguna acción deleznable, sí me vienen a la cabeza las palabras de Catulo, y en mi interior me despacho a gusto, aunque sea de manera metafórica, por supuesto...

Catulo, te quiero. A ti también, Antonio. Genial la entrada y también como siempre el hilo generado y la participación de los amigos.

Te envío un abrazo gigante, tu admiradora Ἑλένη.

Cesar dijo...

Estimado profesor, después de unos días de pretendido descanso, volvemos al redil bloguero, visitando, siempre con gusto, a los amigos que lo merecen. Esta vez en cambio- dando por bueno que cada cual exprese el amor de la manera que le sea dado- no es para comentar el post, sino para de nuevo solicitar su ayuda para una frase que mi hermana intenta traducir de una inscripción. Me parece sencilla pero dudo en las concordancias. Ahí va la frase:

"Clarissimo urnbanoque uiro domino Francisco Alonso Agustinos dicavit."
Realmente me aturullo y no sé si los agustinos dedicaron el reloj de sol en donde consta la inscripción, o fue edl tal Francisco Alonso el que dedicó a los Agustinos el reloj om si finalmente Agustinos es el segundo apellido del interfecto, con lo que todo se aclararía.

Valga la traducción por un par de buenos vinos de la comarca de Monterrey.
Amén.

ANTONIO MARTÍN ORTIZ. dijo...

Amigo Don Cesar,

La frase que Vd. me propone tiene algún error o algo que yo desconozco, o algún error de transcripción:

"Clarissimo urnbanoque uiro domino Francisco Alonso Agustinos dicavit".

Yo hubiera escrito:

"Clarissimo urbanoque viro domino Francisco Alonso Agustinus dicavit".

Hay, además, una incongruencia, demostración de un conocimiento del Latín bastante deficiente.  En efecto, se puede escribir

uiro… dicauit
y
viro… dicavit

pero lo que no puede hacerse es mezclar ambos signos u v en el mismo texto.

Agustinos sería la forma arcaica de Agustinus, pero me parece a mí que no hay lugar a un Latín Arcaico.
Con el texto y las dos rectificaciones que le he propuesto, la traducción sería:

Agustino (lo) dedicó al ilustrísimo y hombre urbano Francisco Alonso

Espero haber satisfecho su curiosidad.

Me tomaré una buena botella de vino de Monterrey, todo ello a su salud.

Le envío un abrazo vinero.

Antonio

ANTONIO MARTÍN ORTIZ. dijo...

Amigo Don Cesar,

Si lo prefiere, puede substituir la traducción por esta otra:

Agustino (lo) dedicó al ilustrísimo y hombre educado Francisco Alonso

porque urbanus-a-um en Latín significa: urbano, de ciudad, educado, refinado.

Otro abrazo y otra botella de vino.

Antonio

ANTONIO MARTÍN ORTIZ. dijo...

Amiga Natàlia,

Creo que en el fondo estamos de acuerdo tú y yo. Lo que pasa es que venimos a decir lo mismo con palabras diferentes. Estoy de acuerdo en que siempre ha habido diferentes formas de practicar el sexo, y todas son válidas. Lo único necesario es que se respete la libertad y la inclinación de los agentes, de los que participan en ello. Yo quería simplemente dejar alguna constancia de que las prácticas homosexuales en Roma no estaban tan extendidas como a veces se cree.

En cuanto a la práctica del sexo de nuestra juventud, la actual, en ningún momento he pretendido yo censurar la temprana edad en la que ahora se inician: simplemente he constatado que en tiempos pasados, pero no lejanos, esa iniciación tenía otras formas, y otros tiempos, pero en ningún momento he insinuado que sea mejor o peor llegar al matrimonio estrenados o estrenadas. Simplemente he dejado constancia del cambio de costumbres que se ha producido, sin entrar en ninguna valoración ética.

Que cada uno y cada una haga con su vida lo que crea más conveniente, y como lo crea, respetando siempre las mínimas fórmulas de convivencia y la libertad de los demás.

Una vez puestos de acuerdo, aunque ya lo estábamos también antes, te envío un abrazo solidario, Amiga Natàlia.

Antonio

ANTONIO MARTÍN ORTIZ. dijo...

Amiga Elena, Querida Elena, Φίλη Ἑλένη,

Cuando uno lee un comentario tuyo, queda uno como embriagado de entusiasmo, de lucidez, de sapientia, de Humanismo y de sensatez. Eres tú, Querida Elena, capaz de tratar todos los temas, incluso los más escabrosos, con una elegancia y una categoría que muchos envidiamos –sana envidia-. El cúmulo de conocimientos que te acompaña y el empeño que pones en todo lo que escribes te convierte en una mujer excepción, una mujer que tiene acceso y competencia lúcidas en todos los temas, porque no hay ninguno que se te resista.

Eres un claro ejemplo de la Superioridad de la mujer en relación al hombre, y digo esto a sabiendas de que mucha gente me tildará de excesivamente zalamero, pero, cuando pienso en ti, ésa es la verdad.

Una de las delicias de la vida es poder leer lo que escribes e imaginarme lo que dirás cuando hablas. Beatus ille, “feliz aquel” que tenga el placer y la oportunidad de escuchar las palabras que salen de tu boca, producto siempre –de ello estoy seguro- de tu clarividencia y tu Amor por todo lo que haces.

Imitando un poco a Ovidio, cuando en las Metamorfosis habla de Adonis, del que dice que ya es Adonis más guapo que sí mismo, me atrevo a escribir unas palabras en Latín que te dedico:

Iam Elena melior se ipsa est.
[Ya es Elena mejor que sí misma].

Con mi agradecimiento y mi simpatía por el interés que pones en comentar todo lo que aquí se escribe, te envío un gran abrazo, y un beso, gigantes ambos, Querida Elena.

Antonio

Natàlia Tàrraco dijo...

Amigo Antonio, como ves, borré ese comentario.
Ayyy, a veces escribimos a lo loco, yo por lo menos, no debe hacerse, porque al releer sentí cierto rubor, me enfadé conmigo misma, disculpas Antonio, no estoy muy fina últimamente.

Por lo tanto, amable amigo, nada de objetar a todo lo que me dices, sólo mi precipitación con toques pedantes.
Estamos de acuerdo en lo esencial,
disculpas y un besito.

ANTONIO MARTÍN ORTIZ. dijo...

Amiga Natàlia Tàrraco,

Creo que no deberías haber borrado tu comentario, porque era totalmente correcto y en ningún momento has ofendido ni mi forma de pensar, ni mi forma de ser. Has expresado tu opinión, que yo he considerado sensata e inteligente, como siempre.

Creo que deberías volver a publicarlo, porque tenía un contenido muy sensato y muy real. A mí, tu comentario me gustó, porque representa un punto de vista auténtico y realista.

Finalizo diciendo que la precipitación y el arrebato no están en escribir el comentario, que lo considero adecuado, sino en borrarlo, porque, sin él, el debate que se ha establecido ha perdido categoría.

Te envío un abrazo especial y cariñoso, Amiga Natàlia.

Antonio

Natàlia Tàrraco dijo...

En honor al inapreciable amigo Antonio, vuelvo a subir esa entrada.

Amigo Antonio...todo es opinable.

Esas frases que aún se dicen :dar por el culo, et...son la clara reminiscéncia de una sociedad machista, imbuída por la educación juedo-cristiana, "el pecado", sobretodo con el mismo sexo, abominación, un lastre que llevamos en el vocabulario y también dirigido a las mujeres y a las lesbianas,no hace falta mentar palabras.

Creo sinceramente que entre hombres existe sexo nada deleznable ni vergonzoso desde el principio de los tiempos. Existe incluso el amor, como el que sintió Adriano hacia Antinoo, una relación auténtica, no de poder, basta ver las infinitas cópias que hizo del muchacho y se sabe el sufrimiento que le ocasionó su prematura y misteriosa muerte. Sirva como ejemplo.
En los "ludus", está documentada la homosexualidad, lógico, vivían juntos muchos hombres, pero también tenían compañeras e hijos. Allí no podría existir esa relación de poder, ambos eran esclavos, otra cosa es pretender ver de qué modo se llevaba a cabo, es adivinar mucho.

Es un tema complicado, a veces lo expresamos buscando la poética, los epigramas...Nunca se sabrá, de verdad, lo que pasó en la intimidad, nos llegan mejor, son más "atractivas" las vertientes sórdidas del tema, aún hoy, como bien apuntas, tienen éxito esos vocablos y burlas.

Hasta hace poco, actores y actrices, gente de la farándula, eran considerados "de vida fácil". A los bailarines se les tacha de "afeminados", et, et. Clixés que perduran y que muestran falta de respeto y sensibilidad hacia las personas y su inclinación sexual.

Discrepo en lo que dices sobre la juventud, la permisividad sexual me parece un adelanto, lo único que objeto es que se llegue a ella sin la consecuente educación y prevención. Los tiempos cambian no siempre para mal. Lamento que se crea que una chica que llega virgen a los 20 esté desfasada, porque, como en todo, ha de imperar el respeto y la libre elección personal. No hace mucho, llegar al matrimonio "estrenada" era un horror vergonzoso, ahora con matrimonio, o en pareja, la gente llega a su gusto, nadie se escandaliza y me alegro.
La clave, el respeto hacia orientaciones sexuales, opiniones, costumbres, religiones, creencias o no creencias, cosa complicada.

Un cariñoso abrazo, amigo Antonio.

PACO HIDALGO dijo...

Don Antonio, por problemas de tiempo, no he podido disfrutar esta entrada hasta ahora; ya sabe usted como es el final de curso: memorias, informes, preparación de las pruebas de acceso a la universidad...
En fin, yo que siempre había creído que la homesexualidad era un tema bien visto en el mundo clásico, especialmente Roma, cada vez encuentro más referencias a que no era así, como la que usted escribe ahora; tal vez esa propaganda destinada a desprestigiar a determinadas personas, hayan creado el bulo o la cosa de que era algo común y que estaba bastante bien aceptada.
Igual que Safo nunca fue pornográfica ni trató el tema lésbico de manera explícita, sino con una suave y ligera elegancia, todo lo contrario al gran e insuperable Catulo, tampoco es que todos los romanos fueran maricones o lesbianas, ni mucho menos; los habría, claro, como en todas las sociedades, pero seguro que lo guardarían como mucha discrección. Me encantó conocer eso de que el agente, el que daba por detrás, estaba bien visto, y el que recibía, el pasivo era un degenerado: para que uno de, otro debe recibir, no??
Que tenga un gran final de semana. Saludos.

ANTONIO MARTÍN ORTIZ. dijo...

Amiga Natàlia,

Bienvenido sea ese comentario tuyo sobre el tema tratado, comentario que fue borrado por ti, y que, gracias a tu sensatez, a tu seny, que diríamos en Catalán, ha sido devuelto al blog y publicado nuevamente.

Mi agradecimiento y un gran abrazo,

Antonio

ANTONIO MARTÍN ORTIZ. dijo...

Amigo Don PACO HIDALGO,

Como buen andaluz que es Vd., y yo también lo soy, tiene Vd. la capacidad y la elegancia de resumir en palabras que todo el mundo entiende lo que yo he escrito, lo que ha dicho Catulo, y, en general, todo lo que se desprende de los comentarios anteriores. Estoy totalmente de acuerdo con Vd. en todo lo que escribe y le manifiesto mi agradecimiento por esta lectura concienzuda y total de todo lo escrito. Con su comentario, pone Vd. un broche de oro en el tema tratado, y no creo que ya, después de esto, haya nadie que se atreva a discrepar de la opinión manifestada por Vd.

Espero que no se haya Vd. tenido que beber antes una botella de buen vino, teniendo en cuenta el concienzudo escrito que acaba Vd. de publicar en su blog, en el que nos hace partícipes de las excelencias del vino, por aquello de In vino veritas, que suele decirse. Y digo esto porque recuerdo una frase de Karl Jaspers en su libro Nietzsche en la que dice, más o menos, lo siguiente:

El hecho de que un orador tenga que beberse antes una botella de vino para pronunciar un buen dfiscurso no le quita mérito alguno al discurso, porque el valor de lo producido es independiente de la forma como se produce.

Le envío mi reconocimiento sincero, mi admiración amplia, y un gran abrazo,

Antonio

Rafael Mulero Valenzuela dijo...

Querido Antonio.
De nuevo gracias por el bagaje cultural que nos trasmites.
Un abrazo

ANTONIO MARTÍN ORTIZ. dijo...

Amigo Rafael,

Pienso yo que la Cultura que permanece oculta y no se transmite, no es Cultura.

Además, transmitiendo Cultura, uno se enriquece más todavía, y la transmisión de ésta es gratis.

Te envío un abrazo, y que te mejores.

Antonio