ANTONIO MARTÍN ORTIZ: ¡Да здравствует Советский Союз!¡Viva la Unión Soviética!
ANTONIO MARTÍN ORTIZ
EN ESTA POSICIÓN ME HE PASADO LA MAYOR PARTE DE MI VIDA.
AQUÍ Y ASÍ ME TENÉIS.

Omne tulit punctum qui miscuit utile dulci.
OMNE TVLIT PVNCTVM QVI MISCVIT VTILE DVLCI.
(Q. Horatius Flaccus, Epistula ad Pisones, 343)
Ganó todo mérito el que mezcló lo útil con lo agradable.

VERANO DE 1964 EN SAINT CIERS DU TAILLON [Charente Maritime], Francia

<strong>VERANO DE 1964 EN <em>SAINT CIERS DU TAILLON [Charente Maritime], Francia</em></strong>
Mi padre [R.I.P.], un amigo (Josep Ma. Riba i Armenter [R.I.P.]), mi hermana Simona, yo mismo, mi hermana Rosario,
mi hermano Pepe, mi madre [R.I.P.], otro amigo (Josep Amiell):
PATRI MATRIQVE MEIS IN MEMORIAM: Descansen en Paz los dos juntos
.
"Cuando uno ha perdido a su padre y a su madre, se ha quedado sin referencia al pasado".
(Frase mía, que yo, como bien nacido, les dedico a quienes me dieron la Vida y me abrieron el Camino para ser Feliz)
A mí, lo mismo que a Ovidio (Tristia, I, III, 4):
Labitur ex oculis nunc quoque gutta meis.
Todavía ahora se me resbala una lágrima de los ojos, los míos.

Recojo y comparto la frase, más optimista, de mi amigo Carlos Hernández, Chacien: ”Lo que en verdad mata es el olvido”.
No es mi caso, porque yo, estas cosas, no las olvido.

EQUITACIÓN AL SON DE POLCAS VIENESAS

Si quieres disfrutar de la maravilla de ver a los caballos de la Escuela Española de Equitación de Viena danzando al son de las polcas de los Strauss,
PINCHA EN UNO DE LOS ENLACES SIGUIENTES:

1) Spanish Riding School Vienna
2) Spanische Hofreitschule
3) Beliebte Annen-Polka
4) Best Equestrian Art School of Europe 251107.
Ejercicios de doma de caballos
Νενικήκαμεν
ΝΕΝΙΚΗΚΑΜΕΝ
[Nenikékamen]
Hemos vencido.
ΣΥΡΙΖΑ: PODEMOS
Αλέξης Τσίπρας
20-IX-2015
Δημοψήφισμα για τη συμφωνία στις 5 Ιουλίου
Referéndum sobre “El Acuerdo”
[Es decir, la Capitulación de Grecia: La Esclavitud]
el 5 de Julio.
Como en Atenas, tras la Victoria sobre los Persas en Maratón, el 490 aC., las gentes de Bien, PODEMOS decir, con los Griegos [Unos 11.000 Griegos valientes derrotaron a unos 25.000 Persas bien armados]: 
Νενικήκαμεν 
ΝΕΝΙΚΗΚΑΜΕΝ 
[Nenikékamen] 
Hemos vencido.

sábado, 15 de octubre de 2011

¡Да здравствует Советский Союз!
¡Viva la Unión Soviética!

Un buen espacio para desintoxicarse de la propaganda
Anti-Comunista
«Levez plus haut la bannière de Marx, Engels,
Lénine et Staline!».
«¡Levantad más alto la bandera de Marx, Engels,
Lenin y Stalin!».
(Gustav Klutsis, 1936)


Hay cosas que uno no entiende, ni siquiera puede entender, por mucho que lo intente, por lo menos yo. Los cuatro dirigentes que se citan a continuación, o, por lo menos, los tres primeros, fueron los líderes alabados por la Izquierda Progresista durante casi todo el siglo XX, hasta 1991, año en que, tras la mala gestión de Gorbachov, influenciado, contaminado y seguramente engañado por las Fuerzas Conservadoras y malintencionadas del Capitalismo dominante en Europa, incluido el Estado Vaticano, cuyo líder, el Papa Juan Pablo II, el Papa Karol Józef Wojtyła, que era un Polaco de un anticomunismo más que sobrado, la Unión Soviética desapareció dando lugar a una serie de Estados que de forma progresiva fueron cayendo en la corrupción más repugnante, en la degradación de los Valores que habían existido en la Unión Soviética, en la miseria, en el paro, en la corrupción, y en la división entre unos, muy pocos, los más ricos y potentados, y los más pobres, los indigentes, que son la mayoría.



Si Lenin, Stalin, y Jrushchov, fueron dirigentes altamente alabados y admirados por buena parte de los hombres y mujeres de mi generación, ¿por qué ahora, tras la desaparición de la Unión Soviética, y después de llevar ellos muchos años muertos, han sido defenestrados y dilapidados por quienes antes eran casi adorados?


Una de dos: o sus antiguos admiradores, léase la Izquierda y la Intelectualidad progresista, estaban equivocados, y entonces hay que concluir que eran unos ingenuos, sin sentido crítico alguno, unos analfabetos en definitiva; o que eran unos chaqueteros, capaces de vender su alma al Demonio y apostar siempre por la opción que pareció más ventajosa para ellos. ¿O es que lo que antes era blanco resulta que ahora es negro?


Si se da la segunda opción, hay que entender que los mencionados chaqueteros son unos traidores y no puede, ni debe, uno fiarse de ellos.


Por otra parte, es bien evidente adónde nos ha llevado y nos está llevando el Capitalismo ese salvaje y descontrolado que nos está devorando a casi todos tras la caída de la Unión Soviética.

Aquí dejo una breve reseña de los caídos en desgracia, para que cada uno pueda hacer sus propias valoraciones. Yo me limito a lamentar lo que considero, como el título de aquel libro lúcido de Oswald Spengler, LA DECADENCIA DE OCCIDENTE, publicado en 1918, una degeneración de las Ideas y los Ideales.


Vladímir Ilich Lenin (Владимир Ильич Ленин) (Nacido en Simbirsk, Rusia, 10 de abril del Calendario Juliano / 22 de abril de 1870 del Calendario Gregoriano; Muerto en Gorki Léninskiye, 21 de enero de 1924), nacido Vladímir Ilich Uliánov (Владимир Ильич Ульянов) y comúnmente conocido como V. I. Lenin, Nikolai Lenin o simplemente Lenin, fue un revolucionario ruso, líder bolchevique, político comunista, principal dirigente de la Revolución de Octubre y primer dirigente de la Unión Soviética.

Iósif Stalin (Иосиф Сталин) (Nacido en Gori, Georgia, Imperio Ruso, 9 de diciembre del Calendario Juliano / 21 de diciembre de 1878 del Calendario Gregoriano; Muerto en Moscú, Unión Soviética, 5 de marzo de 1953), también conocido en Español como José Stalin, fue el máximo líder de la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas y del Partido Comunista de la Unión Soviética desde mediados de los años 1920 hasta su muerte en 1953.

Nikita Serguéievich Jrushchov (Никита Сергеевич Хрущёв) (Nacido en Kalínovka, 17 de abril de 1894; Muerto en Moscú, 11 de septiembre de 1971) fue el dirigente de la Unión Soviética durante una parte de la Guerra Fría. Ejerció como Primer Secretario del Partido Comunista de la Unión Soviética entre 1953 y 1964 y como Presidente del Consejo de Ministros, de 1958 a 1964. Jrushchov fue responsable de la desestalinización parcial de la Unión Soviética, para respaldar el progreso del programa espacial soviético y varias reformas relativamente liberales en materia de política interna. Sus colegas del partido lo removieron del poder en 1964, reemplazándolo Leonid Brézhnev como Primer Secretario y Alekséi Kosygin como Presidente del Consejo de Ministros.

Mijaíl Sergéyevich Gorbachov (Михаил Сергеевич Горбачёв) (Privol'noe, Unión Soviética, 2 de marzo de 1931) es un político ruso. Fue Secretario General del Partido Comunista de la Unión Soviética (PCUS) desde 1985 hasta 1989 y presidente ejecutivo de la Unión Soviética desde 1989 a 1991. Recibió el Premio Nobel de la Paz en 1990 y actualmente es líder de la Unión de Social-Demócratas, un partido formado después de la disolución oficial de Partido Social-Demócrata de Rusia en 2007.

Reproduzco aquí, para mayor abundamiento, los comentarios que hice el día 2 de Octubre en el blog BLOGUEGUERÍAS de una exquisita contertulia, cuyo pseudónimo es El Patio, con un comentarista que es un acérrimo enemigo de lo que fue la Unión Soviética.

1) Estimada Señora Doña El Patio,

No se preocupe Vd. demasiado por esos sueños y ensueños. Lo que pasa es que estamos instalados en el Capitalismo salvaje, que es una especie de monstruo que acabará comiéndose y devorándose a sí mismo.

Antes teníamos como alternativa las zonas de influencia de la Unión Soviética, es decir, el Socialismo Real, con una perspectiva de Comunismo, una utopía en la que todos seríamos iguales, pero ahora ya no queda nada de eso.

Como alternativa sólo nos queda LA NÁUSEA de J. P. Sartre.

Que tenga Vd. dulces sueños, por lo menos en este Sábado, porque ya se sabe, Sábado, Sabadete....

Le envío un abrazo respetuoso.

Antonio

2) Estuve en la Unión Soviética en la época del Socialismo Real, por los años 80. Allí no encontré ni prostitutas, ni parados, ni mendigos, ni delincuencia, ni niños abandonados o descuidados, ni niños sin escolarizar, ni hambre, ni miseria, ni gente aburrida de la vida, ni analfabetos, ni gente con hambre, ni nada de eso.

Volvía a Moscú hace tres años. Me encontré con la ciudad más cara del mundo y con prostitutas, parados, mendigos, delincuencia, niños abandonados o descuidados, niños sin escolarizar, hambre, miseria, gente aburrida de la vida, analfabetos, gente con hambre, y eso también, ricos muy ricos y gente ostentosa, pero muy pocos.


3) No, no estuve en Siberia, y fue porque no quise, porque me movía por la Unión Soviética, Moscú incluida, con total libertad.

De todas formas, como creo saber por dónde van los tiros, pienso que a los delincuentes es mejor llevarlos a realizar trabajos útiles que tenerlos en las cárceles viviendo a costa de los impuestos que pagamos todos, con toda clase de comodidades.

La auténtica reinserción social está más cerca del trabajo que de la holgazanería.

Y ¿para qué quiere la libertad individual un parado español que no cobra subvención alguna de nada, ni tiene perspectivas de trabajo; o un mendigo, o un desahuciado de su vivienda; o todos nosotros que podemos decir lo que nos dé la gana, pero que no somos ni escuchados ni tenidos en cuenta por los que se autodenominan Políticos?

4) No estoy de coña. Jamás he hablado más en serio que ahora. Puedo asegurarle que una profesora de Literatura Rusa me dijo que el Archipiélago Gulag, de Alexander Solzhenitsyn, es una obra de ínfima calidad literaria y, cuestiones políticas, por ella le dieron el Premio Nobel.

5) Amigo Javier Ancin,

Los que defendemos la Dictadura del Proletariado libremente hemos escogido este sistema, a conciencia de lo que hacemos y defendemos. Los que sois súbditos del Capitalismo Salvaje sois esclavos por dos motivos:

1) Porque estáis bajo el yugo del Capital y de los que detentan el poder del dinero, que no sois vosotros, sino los otros, y todo ello sin daros cuenta;

2) Porque adoráis a unos ídolos que no os consideran ni siquiera esclavos: simplemente se sirven de vosotros como adoradores inconscientes, ante los que un esclavo Romano o Griego quedaría horrorizado.

Vistas así las cosas, concluyo que de las formas de esclavitud históricas, la peor es la del que es esclavo en el Capitalismo, y una menos peor era la del esclavo Romano o Griego.

En la discrepancia ideológica, tenga presente que le admiro de verdad, por lo sólido de sus opiniones, y le envío un cordial saludo.

Antonio
Принята на внеочередной седьмой сессии
Верховного Совета СССР девятого созыва 7 октября 1977 г.

 publicada en ODAS ELEMENTALES,
Buenos Aires, Editorial Losada, 1954,
en plena vigencia del
Socialismo Real en la Unión Soviética.


El amigo Aristos Veyrud nos regala un vídeo, en tres partes, con el relato de La Batalla de Stalingrado, realizado por History Channel. La Batalla de Stalingrado fue un enorme y sangriento enfrentamiento entre las fuerzas Alemanas y los Ejércitos Soviéticos por la ciudad de Stalingrado, actual Volgogrado, entre Junio de 1942 y Febrero de 1943, durante el transcurso de la Segunda Guerra Mundial. Con bajas estimadas de tres a cuatro millones de personas, entre soldados de ambos bandos y civiles, La Batalla de Stalingrado es considerada como la más sangrienta en la Historia de la Humanidad. Los Alemanes la llamaron «Rattenkrieg», «Guerra de ratas».

Aquí tenéis los mencionados vídeos, que complementan el que antecede:

Par I. KOUGATCH. V. NÉTCHITAÏLO et V. TSYPLAKOV.

22 comentarios:

Javier dijo...

Hay mucha sustancia en tan controvertido asunto, Antonio, demasiada para ser digerida en un simple comentario. Me gustaría, no obstante, decir un par de cosas, con su permiso.

Stalin no fue probablemente muy distinto de su colega Hitler en cuanto a intereses o apetencias políticas. Sin embargo, ni tuvo a su alcance un aparato bélico tan imponente como el alemán -aunque si contara con un sistema represor comparable a la Gestapo- ni, sobre todo, perdió una guerra. Quizá por este último aspecto no fue juzgado como criminal o genocida.

La URSS, en mi opinión, existió más virtual que realmente durante su corta andadura histórica. Paradigma del marxismo social, sus sucesivos líderes fueron incapaces de materializar esa utopía maravillosa que bullía en la mente de Marx, y solamente consiguieron aglutinar en torno a un férreo aparato político tal cantidad de fuerzas divergentes que tan endeble centro de gravedad no generaba la suficiente energía cohesionadora. En bioquímica, las moléculas unidas por la fuerza tienden irremisiblemente a disociarse de nuevo.

Mi padre, que era un hombre corriente, obrero y comunista como tantos en su época, defendió hasta el día de su muerte el modelo soviético como ideal de convivencia y de justicia social. No sabía mucho, pero deseaba lo mejor para sus vecinos. Su hijo que ahora escribe quizá sea aún más ignorante, porque, después del tiempo pasado, desea lo mismo, aun conociendo la íntima y egoísta debilidad humana.

Detesto al capitalismo por su doctrina usurpadora de la crítica y la razón del hombre en aras del beneficio económico, pero sus moléculas están ligadas de forma libre, y ahí radica su éxito: no obliga a nadie a seguirlo, pero le promete que, si lo hace, podrá alcanzar cuanto desee. Y hay tantas cosas que el hombre quiere...

Un abrazo.

Aristos Veyrud dijo...

Camarada Antonio!!! ja ja ja, me gustaría que la mayoría de los comentaristas pudieran observar esta serie de 3 vídeos realizados por el history channel:
Batalla de Stalingrado
En mi juventud leí bastante sobre Lenin como teórico del marxismo y algo de su periodo histórico, personalmente creo que si hubiera estado en presencia durante la segunda guerra mundial el mundo sería totalmente otro en sentido positivo.
De Stalin admiro su genio militar, suficiente con analizar algunas de las batallas que lideró durante la segunda guerra. Como estadista, para mi, es donde estriba su principal flaqueza. Los líderes que les precedieron tuvieron la oportunidad de apuntalar un sistema donde la corrupción, que fue la que dió al traste con todo el sistema, hubiera podido ser purgada. Por ejemplo como el borracho de B. Yeltsin hubiera podido ser barrido con el tufo de sus secuaces.
Difiero totalmente con el comentarista que me precede en cuanto a que bajo el capitalismo hay libertad, libertad sí pero de forma parcial. Por ejemplo nada más en Colombia hay desde la década de los noventa a la fecha mas de 100 mil víctimas, 30 mil de ellas figuran como desaparecidas!. Hay más de 4 millones de desplazados dentro de su territorio por el terrorismo de estado perpetrado por grupos de paramilitares que aún hoy están activos. Sindicalistas, periodistas, estudiantes, defensores de los derechos humanos son perseguidos y asesinados. En Venezuela la cifra de emigrantes colombianos es de 5 millones, en Ecuador de 2 millones, y se calcula que hay un millón más repartidos en demás países. La historia de todos y cada uno de los países latinos bajo el capitalismo ha sido una historia amarga sin el mínimo de libertad, que apenas empieza a aflorar ahora en algunos países de la región luego que se están sacudiendo del neoliberalismo.
El ejemplo más reciente de libertad capitalista la tenemos en Libia donde en 8 meses de invasión la cifra de muertos por la OTAN y sus paramilitares llega ya a los 100 mil, en Irak más de un millón, en Afganistán...etc.
En Cuba llevan más de 50 años de bloqueo y asedio e intromisión que contempla el terrorismo.
La libertad capitalista, muy muy relativa y parcial.
Saludos amigo Antonio!!!

Ricardo Miñana dijo...

Una entrada llena de historia Antonio, es un placer pasar por tu espacio.
feliz semana.
un abrazo.

ANTONIO MARTÍN ORTIZ. dijo...

Amigo Javier,

Muchas gracias por su sensato y meditado comentario. Creo honestamente que, en lo fundamental, Vd. y yo estamos casi totalmente de acuerdo. Como era de esperar, discrepamos en la valoración de Stalin. Veamos:

Da la casualidad de que la Historia (y Vd. lo sabe mejor que nadie, porque es Historiador) la suelen escribir los vencedores. Entonces resulta que, bajo esta perspectiva, los vencedores son siempre los buenos. Si los vencedores de la Tercera Guerra Púnica hubiesen sido los Cartagineses, y los de la Guerra Numantina hubiesen sido los Iberos, Publius Cornelius Scipio Aemilianus Africanus Minor Numantinus, en lugar de ser condecorado con tanto título, habría sido ejecutado como criminal de guerra, porque las dos guerras citadas fueron guerras de agresión, con la intención genocida de destruir al adversario, sin más motivo en ambos casos que la ocupación de un territorio ajeno.

Todos los que han sido juzgados recientemente como criminales de guerra por las Potencias Occidentales, lo han sido tras el colapso del Régimen que sostenían y su caída del poder: siempre los vencedores se erigen en árbitros y jueces de los vencidos.

Estamos todos de acuerdo en que Stalin aplicó una disciplina férrea con los militares del Ejército Rojo, y también los Servicios de Seguridad del Estado –que eso significa en Ruso KGB- fueron implacables con los disidentes y los sospechosos; pero también es cierto que, si no hubiera sido así, el Régimen Soviético se habría dado de bruces y, entre otras cosas, la Batalla de Stalingrado la habrían ganado los Alemanes, con las consecuencias subsiguientes.

Si no hubiera sido por el Ejército Rojo, bajo las ordenes del camarada Stalin, la Segunda Guerra Mundial la habrían ganado los Nazis Alemanes, y a nosotros todos nos habrían sometido y convertido prácticamente en esclavos, en el mejor de los casos, cuando lo más seguro es que hubiéramos corrido la misma suerte que los Judíos del Holocausto, y mucho más los que no somos ni rubios ni altos.

Para poner un ejemplo que nos es más próximo, si, cuando el General Franco hizo los primeros intentos de conspiración, hubiese habido en la República Española unos buenos Servicios Secretos y unos dirigentes con la severidad y disciplina de un Stalin, Franco habría sido sometido a la disciplina militar y nos habríamos evitado la Guerra Civil.

Lo puede comprobar Vd. en las clases a las que asisten nuestros jóvenes de ahora: antes, cuando había disciplina y se aplicaban correctivos, las cosas iban de maravilla; ahora, cuando la disciplina no existe y los correctivos están más que ausentes, los jóvenes estudiantes se han convertido en tiranos que intentan someter a sus Profesores y también a sus padres.

Desde la discrepancia puntual, amigo Javier, le envío un respetuoso saludo, y un gran abrazo.

Antonio

Javier dijo...

Antonio, le agradezco su sincera y rápida respuesta. Ya anticipé en mi anterior comentario que el tema es enjundioso, y no puede dirimirse en unas pocas líneas.

Desde el respeto que me merece este espacio, que tan brillantemente dirige Ud., me permitiré demorar un poco más mi presencia en él. En primer lugar, probablemente el señor Aristos Veyrud malinterpretó mis palabras cuando dije sus moléculas [las del capitalismo] están ligadas de forma libre.... Estados o regiones o individuos que libremente deciden formar parte de un todo común no es sinónimo de libertad intrínseca en ese todo. Conocidos son los sometimientos, servidumbres y cánones que la libertad de la democracia capitalista obliga a pagar a sus transeúntes.

Sin pretender ser recalcitrante, quiero también decir que los distintos sistemas de gobierno que el hombre tiene o tuvo están más de acuerdo con las circunstancias socioeconómicas y el carácter del grupo humano que con otro tipo de condicionantes externos. Es verdad que por contaminación proximal unos sistemas tienden más a extenderse, contagiando los territorios vecinos, sobre todo cuando el individuo, cansado de su mísera vida, se deja fascinar por las luces de neón de la parafernalia y la mercadotecnia que el capitalismo despliega.

En términos históricos no se concebía sino hasta el siglo XX el concepto de genocida, desarrollado por las potencias ganadoras de la II GM a raíz del holocausto nazi, y porque Alemania perdió la guerra, obviamente. Usando el símil propuesto por Ud., a ningún historiador contemporáneo o posterior a las conquistas romanas se le podía ocurrir calificar como genocidio los actos bélicos, por muy sangrientos que fueran. El mundo, incluso la cultura romana y su pax, se forjaba a golpe de gladius, y el derecho de guerra era tan válido y universalmente reconocido como el propio Derecho Romano. Los sistemas de valores eran entonces y ahora diferentes. Pensamos que nos hemos civilizado en estos dos mil años transcurridos desde época romana, pero quizá solamente hemos aprendido a disimular. Un caso significativo: el concepto de esclavitud, hoy repugnante a nuestros ojos, era completamente distinto entonces, por más que supusiera la sumisión de un hombre frente a otro (¿no nos doblegamos ahora por un jornal?); de las dos grandes rebeliones conocidas de esclavos en Roma, en ningún momento los propios esclavos cuestionaron el sistema esclavista, sino que se rebelaron contra las inhumanas condiciones en las que se les hacía vivir y trabajar.

En fin, Antonio, sería prolijo argumentar cada uno de los puntos y cuestiones que el tema contiene, y no es mi intención ni imponer mis ideas ni ocupar más espacio aquí del que la mesura y la buena educación disponen.

Un abrazo.

PACO HIDALGO dijo...

Esta es una entrada complicada, Antonio. No hay más que ver el libro que ha citado usted, "La decadencia de Occidente" de Splenger, y se corre el riesgo de perderse en vericuetos ideológicos y políticos. Yo opino como usted en que a Gorbachov se le ha sobrevalorado mucho por dejar un país roto en múltiples estados (algunos estadillos) que se han repartido mafias corruptas, con el beneplácito del poder: premio Nobel, visitas a Occidente, premios, menciones y condecoraciones por las fuerzas vivas del capitalismo más ortodoxo, para un hombre elegido por el Soviet Supremo para dirigir un estado comunista de proletariados.
De Lenin, hay que criticarle y repudiarle muchas cosas, muchas arbitrariedades, mucha megalomanía y una cierta traición al marxismo; pero llevó a la Unión Soviética a la cabeza industrial y económica del mundo, desde casi la servidumbre decimonónica.
Lenin tuvo poco tiempo para desarrollar su concepción marxista, y hay que estudiarlo más como revolucionario que como estadista. Y kruchev, tampoco tuvo tiempo, pues lo quitó la linea dura del Partido Comunista; es su haber está el haber evitado la 3ª guerra mundial.
Y por supuesto, me quedo con la oda de Pablo Neruda. Paso a ver ese blog que cita usted. Que tenga muy buenas noches.

ANTONIO MARTÍN ORTIZ. dijo...

Amigo Aristos Veyrud,

Tengo que agradecerle su comentario, que comparto en líneas generales. Son bien ciertos los datos que nos aporta sobre las Democracias Occidentales, países Sudamericanos incluidos. Muy oportuna la referencia a Iraq y Libia: es bien cierto que antes, en esos países, aunque fuese con una Dictadura, las gentes vivían mejor, y los muertos o asesinados abundaban menos, porque la Democracia no es la panacea de todo. Disiento ligeramente de Vd. en el sentido de que, en mi opinión, Stalin fue, además de un genio militar, un gran Estadista, a pesar de la dureza que todos conocemos, y de la disciplina férrea que imponía en todas partes, pero es que las circunstancias no dejaban espacio para flaquezas.

Al igual que ha comentado después el Profesor Javier, creo que Vd. lo ha malinterpretado cuando escribe que Difiero totalmente con el comentarista que me precede en cuanto a que bajo el capitalismo hay libertad, libertad sí pero de forma parcial, porque el Profesor Javier es un hombre muy sensato y muy comedido. Si Vd. entra en su blog, podrá comprobar que hace un análisis de la relación entre Poder, dinero, Educación, etc., más que riguroso y totalmente diáfano.

Le agradezco los vídeos que nos ha aportado sobre La Batalla de Stalingrado, que son de gran interés. Podrá comprobar que los he puesto en la página principal de mi texto, al igual que otro que he encontrado yo.

Insisto en que este espacio queda siempre enriquecido con sus sabias aportaciones, y le envío, al tiempo que mi agradecimiento, un afectuoso saludo.

Antonio

ANTONIO MARTÍN ORTIZ. dijo...

Amigo Don Paco,

Su comentario es, como ya nos tiene acostumbrados a todos, breve, diáfano, conciso, exigente y riguroso. Comparto totalmente la valoración que hace Vd. de los dirigentes Gorbachov, Lenin y Kruchev, al que muy acertadamente le reconoce Vd. el mérito de haber evitado la Tercera Guerra Mundial, opinión que comparto totalmente.

Es Vd. un hombre de lo más sensato que hay, pues omite la mención a Stalin, que es el punto conflictivo y el que más se presta a interpretaciones variadas y contradicciones. Como persona que conoce de Arte Clásico más que nadie, ha demostrado Vd. estar en posesión de un equilibrio Clásico: tienen sus argumentos la solidez y el equilibrio del Partenón y del Escorial, por citar sólo unas de las múltiples obras que Vd. con seguridad admira y conoce como nadie.

Tengo como tareas pendientes pasearme durante una mañana casi entera por su espacio para imbuirme de sus magistrales exposiciones sobre el Arte Griego.

Le envío mi agradecimiento sincero y un afectuoso saludo.

Antonio

Aristos Veyrud dijo...

Amigo Antonio gracias por su respuesta y amable invitación a estar en este importante sitio en donde soy uno de los asiduos.
Hay muchos puntos del comentario del profesor Javier con los que coincido, donde me aparto es en la afirmación donde escribe "Detesto al capitalismo...pero sus moléculas están ligadas de forma libre, y ahí radica su éxito: no obliga a nadie a seguirlo..." Bueno ya argumenté en mi comentario por que me aparto de esta afirmación. Si estoy de acuerdo con la conclusión que sigue de la manipulación del deseo, lo que claramente y evidentemente se ve en la publicidad y el mercadeo en todos sus ámbitos, incluso hice una edición específica sobre este asunto que muestra los mecanismos de esta manipulación, la publicación se titula "Las víctimas del psicoanálisis".
En cuanto al tema de la Unión Soviética que es lo central de la edición, creo que esta colapsó más por su conflictos internos sobre todo por los de corrupción, que por la capacidad y acción de su contraparte, aunque esto ayudó en gran medida pero no fue lo fundamental.
Ahora el capitalismo global ha entrado en una gran crisis que muestra mucha incertidumbre en su pronta solución. Los países que tienden precisamente a refortalecer los postulados y logros de bienestar social como los del socialismo y que se van apartando del neoliberalismo se les nota mejor salud .
Una vez aclarado mi punto de vista saludo al profesor Javier agradeciéndole su mención a mi referencia sobre su comentario.
Bien amigo Antonio dejo aquí mi aclaración.
Saludos!!!

ANTONIO MARTÍN ORTIZ. dijo...

Amigo Aristos Veyrud,

Es para mi un orgullo y un placer enorme contertuliar con Vd. en este espacio. Sepa que ésta es su casa, que, como ya sabe, queda ennoblecida con su presencia y su sensatez y delicadeza. Comparto en su totalidad lo que dice en su último comentario, sin discrepancia alguna.

Quiero ahora alabar su capacidad de diálogo y empatía al restablecer plenamente el equilibrio y el entendimiento con el Profesor Javier. Hay que reconocer que las personas que tenemos cierta Cultura –y perdone la inmodestia de incluirme a mí mismo también en este grupo- tenemos también más capacidad de diálogo. Es evidentemente su caso, y el del Profesor Javier.

Por lo que se refiere al colapso de la Unión Soviética, coincido con Vd. en que fue más motivada por la corrupción de la clase dirigente que por los ataques recibidos desde el exterior. Digamos que las fuerzas del Capital colaboraron, pero no fueron la única causa.

Acabo de releer su edición sobre Las víctimas del psicoanálisis, que ya comenté hace exactamente un año,  y comparto la exposición que hace Vd. Seguidamente me dispongo a visionar lpor segunda vez los vídeos de la BBC.

Le envío un gran abrazo,

Antonio

ANTONIO MARTÍN ORTIZ. dijo...

Amigo Profesor Javier,

Leo y releo su segundo comentario y me quedo boquiabierto ante su Sabiduría y sus conocimientos. Se nota que es Vd. un Historiador de primera línea, un hombre con una capacidad exquisita y solemne para situar cada cosa, y cada evento, en su correspondiente lugar. Ya me gustaría a mí ser capaz de tener esa comprensión global de la Historia que tiene Vd. y esa capacidad para analizar los hechos históricos desde una altura propia de mentes ilustres.

Vd. me habla de la pax Romana y de las Sociedades esclavistas de la Antigüedad, y yo, que he dedicado una buena parte de mi vida a su estudio, aprendo un montón en cada una de sus opiniones.

Ante su soberbio comentario, sólo me queda mostrar mi admiración total y mi agradecimiento por la cantidad de cosas que se aprenden leyéndole.

Por otra parte, me congratulo de que se haya restablecido la comprensión entre Vd. y el amigo Aristos Veyrud.

Le envío un gran abrazo,

Antonio

ANTONIO MARTÍN ORTIZ. dijo...

Amigo Ricardo Miñana,

Gracias por la visita. Yo también me he paseado por sus tres espacios, y puedo asegurarle que ha sido un gran placer hacerlo.

Le envío un afectuoso saludo.

Antonio

maestro 1989 dijo...

He leído lo escrito sobre la extinta Unión Soviética y todos los comentarios.
El ser humano está siempre asociando ideas.
No sé por qué me ha venido a la cabeza el escritor Vázquez Montalbán,al que le leí un montón de novelas.Aquel Pepe Caravalho y sus guisos.
También me ha venido a la cabeza el PSUC (Partido Socialista Unificado de Cataluña).Por cierto,¿qué fue de él?.

ANTONIO MARTÍN ORTIZ. dijo...

1/2
Amigo maestro 1989,

Le agradezco su visita sinceramente, porque, desde la primera vez que apareció por este espacio, le tengo un gran aprecio y respeto. Me habla Vd. de Vázquez Motalbán: creo que fue un Intelectual de Izquierdas, llegando a ser miembro del Comité Central del PSUC, pasando luego a Iniciativa per Catalunya, que era una especie de Partido Comunista, pero descafeinado ya. Sé que ha sido un escritor importante, pero a mí, en concreto, nunca me han interesado demasiado sus escritos. Sospecho incluso que la serie Pepe Carvalho no la escribió entera él, porque el ritmo de producción era excesivo, pero no tengo ninguna prueba de ello.

Mire Vd.: el PSUC, por mucho que se haya pretendido, en mi opinión, no fue un auténtico Partido Comunista, aunque lo pretendiese, porque hasta la misma palabra Comunista la eliminó de sus siglas. Después evolucionó a Iniciativa per Catalunya, y después fue cambiando de nombre, de forma que ya no queda ni rastro de nada. Resumiendo: que de Partido Comunista que se pretendían sus afiliados en sus inicios, ahora son unos vividores más, que han formado parte del infausto Tripartito de la Generalitat de Catalunya, y ahora mismo, si quiere que le diga la verdad, no tengo ni idea de cómo se llaman. Para mí, ha sido un Partido que ha evolucionado según las conveniencias del momento, pero no las conveniencias de la Sociedad en general, ni de la Clase Obrera, sino las conveniencias de los afiliados al Partido. Un marxista-leninista diría de ellos que han sido unos revisionistas contrarrevolucionarios.

ANTONIO MARTÍN ORTIZ. dijo...

2/2
Para mi modesto modo de entender las cosas, el más íntegro Comunista que ha tenido España en los últimos tiempos ha sido Julian Grimau García. In memoriam de él, ahí van unos cuantos datos de su vida.

Julián Grimau García fue un político comunista español, nacido en Madrid en 1911 y fusilado en la misma ciudad el 20 de abril de 1963, acusado por la dictadura franquista de crímenes durante la Guerra Civil.


Grimau fue detenido en noviembre de 1962. La detención se produjo en un autobús en el que viajaban únicamente él y otros dos pasajeros, que resultaron ser agentes de la Brigada Político-Social (Policía Política Franquista).

Obviamente, había sido delatado. Fue conducido a la Dirección General de Seguridad, situada en la madrileña Puerta del Sol, en el edificio conocido como Casa de Correos, que hoy es sede del Gobierno de la Comunidad de Madrid. Allí cayó (¡?) por la ventana desde un segundo piso a un callejón, lo que le ocasionó graves lesiones en el cráneo y en ambas muñecas. Grimau explicó este hecho a su abogado declarando que, en un momento dado de la sesión de tortura a la que fue sometido por sus interrogadores, lo agarraron y lo arrojaron por la ventana, esposado con las manos delante, razón por la cual se fracturó la frente y las muñecas. La policía, por boca del ministro de Información, Manuel Fraga, declaró por el contrario que Grimau recibió un trato exquisito y que, en un momento de su interrogatorio, se encaramó a una silla, abrió la ventana y se arrojó por ella de forma "inexplicable" y por voluntad propia (¡¡¡¡?????).

Le envío, amigo maestro 1989, mi Solidaridad, y un gran abrazo,

Antonio

elena clásica dijo...

Mi querido Antonio:

He disfrutado mucho con esta entrada llena de historia, de reflexión social, filosófica, así como de los comentarios a los que ha dado lugar.

Humildemente leo y aprendo de los que sabéis más que yo.

Lo primero que me ha llamado la atención es la búsqueda de la "desprogramación", de la desintoxicación contra la propaganda anticomunista. Porque se ha extendido (como propaganda que es) de manera insidiosa, profunda, reiterativa, manipuladora, falaz, injusta.

De los datos que aportas sobre la historia rusa del siglo XX, me ha gustado mucho la crítica al cambio radical en la apreciación de los acontecimientos y del papel de determinados dirigentes. Y es que, coincido en la valoración de la sociedad actual como una sociedad de consumo, de usar y tirar. Las personas, la historia se olvidan rápidamente: la lucha por conseguir la igualdad entre seres humanos, salvando de la casi esclavitud a los trabajadores "feudales" rusos en pleno siglo XX o el combate contra el oprobio nazi. El comunismo se ve sometido a un juicio rápido, sumarísimo, condenado y lo que es peor relegado al olvido.
Cómo no, me vienen a la cabeza las obras de George Orwell. Recuerdo especialmente la peripecia de los animales de la granja, se repite constantemente una idea: "los animales no tienen memoria". Ah, la historia de la vida, los animales de la obra son los seres humanos metafóricos.

Cuánto le ha valido a nuestra sociedad actual, la de la manipulación de las masas, la del capitalismo feroz, la de la ley del mercado "si no hay necesidad de comprar algo se crea en las mentes", esta terrible falta de memoria.

Libertad, qué dolor tan grande, qué palabra tan maltratada, menos mal que acude raudo en mi ayuda el bueno de Luis Cernuda:

"Libertad no conozco sino la libertad de estar preso en alguien
cuyo nombre no puedo oír sin escalofrío".

Libertad, ¿la de la sociedad capitalista?, ¿la de los mass-media en que se hace realidad la máxima nazi: una mentira repetida mil veces es una verdad? ¿La del caciquismo encubierto? ¿La de las torturas, la de las muertes casuales, la de las ideas silenciadas? ¿Cuántos muros existen?

Otro punto fundamental que expones, querido Antonio: la historia la escriben los vencedores. Un gran estratega, caudillo de armas, puede ser un padre de la patria o un genocida, digamos que, depende... ya sabemos, de si gana o de si pierde.
La historia, en definitiva, nos aporta los datos, datos de seres humanos, claro, pero añado a la reflexión, ¿ el enemigo del ser humano no será el fascismo y no el comunismo?

Y como necesito un toque lírico para hacer más soportable la vida, reniego mil veces de la sociedad capitalista con palabras de mi amado José Martí:

"¡Me espanta la ciudad! toda está llena
de copas por vaciar, ¡oh huecas copas!
Tengo miedo, ¡ay de mí! de que este vino
tósigo sea, y en mis venas luego
¡cual duende vengador los dientes clave!
Tengo sed, más de un vino que en la tierra
¡no se sabe beber! ¡No he padecido
bastante aún, para romper el muro
que me aparta, ¡oh dolor! de mi viñedo!
¡Tomad vosotros, catadores ruines
de vinillos humanos, esos vasos
donde el jugo de lirio a grandes sorbos
sin compasión y sin temor se bebe!
¡Tomad! Yo soy honrado
¡Tomad! ¡Y tengo miedo!
¡Tomad!"

Sociedad mentirosa, olvidadiza y enferma de codicia, segregadora, creadora de desigualdades, las que no debieran existir si siguiéramos el sano y sabio curso de la naturaleza que hemos olvidado y despreciado.

Mis respetos, mi querido amigo. Siempre novedoso, atractivo en las entradas, siempre igual en valores, siempre fiel a ti mismo y a tus ideales.

Recibe, querido Antonio, un abrazo gigante de tu admiradora Ἑλένη.

Ricardo Miñana dijo...

feliz fin de semana.
un abrazo.

ANTONIO MARTÍN ORTIZ. dijo...

Amiga del alma, Querida Elena, Φίλη Ἑλένη,

Aquí los que aprendemos somos, por lo menos por lo que se refiere a mí, nosotros, que quedamos enriquecidos por tu Sabiduría en todos los aspectos.

Como siempre, tu comentario es un broche de oro a este debate, en el que hemos participado cada uno a su manera, con elegancia y altura de conocimientos. Tú tienes la capacidad de hacer una síntesis equilibrada de todo lo que se ha escrito, enriqueciendo el debate con tus altos y profundos conocimientos, remitiéndonos, como ya es costumbre, a los poetas que tenemos a nuestro alcance.

El que hayas puesto en su sitio las valoraciones interesadas de los hechos pasados, los que ya no tienen vigencia, como es el caso del Comunismo, me ha demostrado que tú no estás sujeta a lo que las gentes suelen considerar como políticamente correcto, sino que tú te explayas en un debate libre, enriqueciéndonos a todos con una amplitud de visión de la Realidad, alejando de ti al máximo el Subjetivismo, en el que se suele tener tendencia a caer, y analizando los hechos y las ideas con una Objetividad que muchos admiramos.

Me quedo especialmente con el siguiente párrafo:

Lo primero que me ha llamado la atención es la búsqueda de la "desprogramación", de la desintoxicación contra la propaganda anticomunista. Porque se ha extendido (como propaganda que es) de manera insidiosa, profunda, reiterativa, manipuladora, falaz, injusta.

Las citas de los versos de Luis Cernuda y José Martí, también la referencia a George Orwell, están muy bien escogidas y encajan perfectamente con el tema tratado, y defendido, aquí. Estoy totalmente de acuerdo con ellos, y contigo, Querida Elena.

También admiro en ti esa capacidad para desenmascarar a la Sociedad actual, la del Capitalismo que nos esclaviza y nos engaña, no a todos, claro, sino a los que no tenemos más remedio que ser la comparsa de unos cuantos, que son los pocos, pero muy poderosos, que detentan el Poder, y el Poder del Dinero también.

Me encanta esa definición que nos das de los tiempos actuales:

Sociedad mentirosa, olvidadiza y enferma de codicia, segregadora, creadora de desigualdades, las que no debieran existir si siguiéramos el sano y sabio curso de la naturaleza que hemos olvidado y despreciado

que es la que nos ha tocado vivir, por lo menos en estos últimos tiempos, en los que, como bien conocemos y padecemos en carne propia más de uno y de dos, estamos perdiendo la calidad de vida y esa Sociedad del Bienestar de la que tanto nos hemos alegrado y vanagloriado, porque, viendo cómo están ahora las cosas en nuestra Piel de Toro, al decir del Griego Estrabón, uno puede fácilmente llegar a la conclusión de que estamos ahora en época de recesión histórica, de regreso a tiempos peores, de retorno al obscurantismo.

Es como si el proceso de degradación que tan bien expone Hesíodo en su teoría de las Cinco Edades, peor siempre la siguiente que la anterior, estuviese ahora recibiendo su confirmación definitiva.

Te manifiesto, al tiempo que mi agradecimiento por tus excelentes colaboraciones, todo mi afecto, Querida Elena, y te envío un gran, gigantesco, abrazo.

Antonio

Mayte_DALIANEGRA dijo...

Hola, Antonio, en primer lugar responder a la pregunta que me has dejado en uno de mis blogs. No es que la anterior edición de mi poema "Grazna el cuervo" haya desaparecido con sus correspondientes comentarios, es que TENGO 2 BLOGS POEMARIOS y primero publico mis poemas en mi blog principal y, después de unos días, en "Música y Poemas", un blog donde mis humildes composiciones comparten espacio con las de poetas célebres, por eso has visto de nuevo el mismo poema y esta vez sin comentarios, porque ese último blog recibe el doble de visitas que el otro, de usuarios anónimos de internet, pero muy pocas de seguidores blogueros.

Y ahora paso a comentarte tu completa entrada sobre la extinta Unión Soviética y sus también extintos mandatarios, ahora tan denostados.

Pienso que han caído en desgracia porque el Comunismo ha caído no sólo como sistema político y modelo económico, desde la desaparición del bloque soviético, sino también como modelo moral, cosa que seguía vigente entre filósofos y pensadores progresistas hasta hace bien poco. Quizás loa valores han cambiado porque ahora se valora más el individualismo que la colectividad.

Creo también que el modelo soviético se extinguió debido a su excesiva burocratización, fíjate que los países donde el funcionariado es desmesurado, acaban por dejar de funcionar. Y es que la gente no servimos para trabajar orientados por un ideal, cuando nos pagan lo mismo trabajemos o no trabajemos, la mayoría optan por no trabajar. Por eso en ese país y en el nuestro o en cualquier otro, las empresas estatales o estatalizadas causan déficits. Es triste decirlo, pero somos tan tontos, que cuando podemos echar algo a funcionar, sale a relucir el egoísmo humano y se quiebra en esa sinrazón de la codicia o la holgazanería. Y así se lo servimos en bandeja al sistema capitalista y después nos quejamos de la explotación salarial, el despido libre y tantas lacras como ello conlleva, pero es que cuando tenemos oportunidad de cambiar las sociedades, somos nosotros mismos quienes tiramos piedras contra nuestro tejado.

Habría que copiar de sistemas comunistas antiguos, como el que tenían los mal llamados Incas del Tahuantinsuyu, donde cada campesino usufructuaba una porción de las tierras del estado y las hacía fructificar más que si fueran suyas propias, pero ahí el sentimiento colectivo estaba mucho más arraigado que en nuestras sociedades modernas.

No soy una erudita en la materia como tú, Antonio, pero me considero, en teoría, marxista leninista, aunque no stalinista, la figura de Stalin nunca me atrajo, por las depuraciones que llevó a cabo en el seno del partido, y que conllevaron la desaparición de muchos de los padres de la patria soviética, incluido Trotsky, el guardián de la revolución permanente y cuya figura si alabo, hasta el punto de que visité su tumba en el barrio de Coyoacán del México D. F.

En fin, como dice el refrán: a rey muerto, rey puesto. Ahora falta encontrar a ese "rey", a ese sistema que pueda llenar el vacío dejado por el comunismo y tomar su relevo, para que este capitalismo puro y duro que nos ha llevado a la crisis tan aguda que el mundo está padeciendo y el ascenso de la ultraderecha, puedan ser frenados de alguna manera, porque la socialdemocracia es sólo una forma menos dura de derecha y tampoco salvaguarda los intereses de las clases trabajadoras, que son, como siempre, las que pagan el pato en todas estas historias.

Un beso grande, querido Antonio, y disfruta mucho del domingo.

Aristos Veyrud dijo...

Amigo Antonio vengo expresamente a manifestar mi admiración y a la vez felicitarle por albergar tan especial suerte de comentaristas. Me asombra y destaco a Elena Clásica, comentarista y lectora que cualquier bloguero quisiera tener, no sólo es su estilo profundidad y solidez de su argumentación sino también la pasión que irradia en su escribir las que alelan, emocionan y enseñan.
Es un gran acierto y excelente uso que hace usted de esta herramienta de la red para elevar la facultad cultural y humana en estos tiempos donde los poderes promocionan la incultura y el desprecio por lo humano y donde los medios de comunicación hacen culto a la ignorancia, la mentira, la traición y la cobardía más abyecta, alabando como héroes a quienes han hecho del bandidaje su razón de ser y bienestar.
Reciba usted un abrazo de reconocimiento y apoyo en su magna tarea de educador!!!

ANTONIO MARTÍN ORTIZ. dijo...

Amiga Mayte Dalianegra,

Aparentemente, tú y yo estamos de acuerdo en muchas cosas, pero, si profundizamos en el análisis, encuentro algunas discrepancias a anotar. Empiezo por la más difícil, la referida a la valoración de Stalin. Es normal que un personaje de la categoría de Stalin, que dirigió la Tercera Internacional, la Komintern (Коммунистический интернационал, "Internacional Comunista"), desde la muerte de Lenin en 1924 hasta su disolución en 1943, y fue además el Primer Dirigente de la Unión Soviética durante treinta años, desde 1924 hasta 1953, tenga defensores y también detractores. Hay que valorar, entre otras muchas cosas,  la ayuda a la República Española por parte de la Unión Soviética durante la Guerra Civil Española, y la victoria sobre los Nazis en la Segunda Guerra Mundial, todo ello gracias a Stalin.

Si la disciplina que impuso Stalin no hubiese sido férrea, esos objetivos no se habrían conseguido. Que tuvo errores, seguro, pero que tuvo aciertos, también es seguro.

Analizo ahora la idea de que los trabajadores del Estado, como no tienen incentivos, no se esfuerzan por producir más, ni por competir con sus compañeros. Amiga mía, de eso se trata, porque, en caso contrario, ¿para qué queremos el progreso? A mi modo de entender las cosas, para salir del estado de esclavitud, hay que liberarse también, y previamente, de la presión que ejerce el Amo, el Capital, sobre el trabajador. Si las máquinas, producto de la evolución y la tecnología, substituyen en parte al hombre trabajador, se trata de que éste trabaje cada vez menos y cobre cada vez más, exactamente lo contrario de lo que ocurre en Occidente en la actualidad, por lo menos en España, que a los trabajadores se les exige cada vez más rendimiento y los sueldos son cada vez más bajos, además de empeorar constantemente las condiciones de trabajo.

También es cierto que la desintegración de la Unión Soviética se debió en buena parte a la burocratización excesiva y a una buena dosis de corrupción de algunos dirigentes, que no todos. En eso estamos de acuerdo tú y yo.

Amiga Mayte, respeto tus ideas todas, y no pretendo imponerte las mías, sino simplemente manifestar puntos de vista discrepantes.

En la discrepancia puntual, y en el cariño que te tengo, te envío un afectuoso abrazo.

Antonio

ANTONIO MARTÍN ORTIZ. dijo...

Amigo mío, Aristos Veyrud,

Muchas gracias por sus palabras, altamente halagadoras, palabras que con seguridad no me merezco por lo que se refieren a mí, pero, bueno, ¡bienvenidas sean!, viniendo como vienen de un hombre sensato e inteligente, como es Vd.

Vd. también tiene un gran mérito al difundir entre los internautas sanas ideas, como pueden ser puntos de vista filosóficos poco conocidos, o esa lucha constante y tenaz por preservar el Planeta Tierra de la degeneración a la que constantemente está sometido.

Bien merecidas son las palabras que se refieren a nuestra común amiga Elena Clásica: Efectivamente, es todo un lujo tenerla como amiga, y como comentarista, porque ella es una mujer de las grandes, una intelectual de primera categoría, y una buena mujer en todos los sentidos, en el mejor de los sentidos, además de una Profesora de Lengua Española, a la que no se le escapa ni un detalle de esa riqueza cultural que nos une a todos los hispano-hablantes.

Añadamos a ello que los conocimientos de Elena Clásica no se limitan a su especialidad de Profesora, sino que abarcan los más amplios dominios del Saber Humano.


Puede Vd. también estar orgulloso de tenerla presente en sus dos espacios, porque, como hemos podido comprobar todos los que lo leemos a Vd., quedamos maravillados de los soberbios y solemnes comentarios que hace también en sus foros, en los de Vd., amigo Aristos.

Mi felicitación para Elena Clásica, mi admiración también para ella, y un gran abrazo para Vd., amigo Aristos Veyrud.

Antonio