ANTONIO MARTÍN ORTIZ: EQVAE, VENTO GRAVIDAE: MIRABILE DICTV.LAS YEGUAS, PREÑADAS POR EL VIENTO: MARAVILLOSO ES CONTARLO
ANTONIO MARTÍN ORTIZ
EN ESTA POSICIÓN ME HE PASADO LA MAYOR PARTE DE MI VIDA.
AQUÍ Y ASÍ ME TENÉIS.

Omne tulit punctum qui miscuit utile dulci.
OMNE TVLIT PVNCTVM QVI MISCVIT VTILE DVLCI.
(Q. Horatius Flaccus, Epistula ad Pisones, 343)
Ganó todo mérito el que mezcló lo útil con lo agradable.

VERANO DE 1964 EN SAINT CIERS DU TAILLON [Charente Maritime], Francia

<strong>VERANO DE 1964 EN <em>SAINT CIERS DU TAILLON [Charente Maritime], Francia</em></strong>
Mi padre [R.I.P.], un amigo (Josep Ma. Riba i Armenter [R.I.P.]), mi hermana Simona, yo mismo, mi hermana Rosario,
mi hermano Pepe, mi madre [R.I.P.], otro amigo (Josep Amiell):
PATRI MATRIQVE MEIS IN MEMORIAM: Descansen en Paz los dos juntos
.
"Cuando uno ha perdido a su padre y a su madre, se ha quedado sin referencia al pasado".
(Frase mía, que yo, como bien nacido, les dedico a quienes me dieron la Vida y me abrieron el Camino para ser Feliz)
A mí, lo mismo que a Ovidio (Tristia, I, III, 4):
Labitur ex oculis nunc quoque gutta meis.
Todavía ahora se me resbala una lágrima de los ojos, los míos.

Recojo y comparto la frase, más optimista, de mi amigo Carlos Hernández, Chacien: ”Lo que en verdad mata es el olvido”.
No es mi caso, porque yo, estas cosas, no las olvido.

EQUITACIÓN AL SON DE POLCAS VIENESAS

Si quieres disfrutar de la maravilla de ver a los caballos de la Escuela Española de Equitación de Viena danzando al son de las polcas de los Strauss,
PINCHA EN UNO DE LOS ENLACES SIGUIENTES:

1) Spanish Riding School Vienna
2) Spanische Hofreitschule
3) Beliebte Annen-Polka
4) Best Equestrian Art School of Europe 251107.
Ejercicios de doma de caballos
Νενικήκαμεν
ΝΕΝΙΚΗΚΑΜΕΝ
[Nenikékamen]
Hemos vencido.
ΣΥΡΙΖΑ: PODEMOS
Αλέξης Τσίπρας
20-IX-2015
Δημοψήφισμα για τη συμφωνία στις 5 Ιουλίου
Referéndum sobre “El Acuerdo”
[Es decir, la Capitulación de Grecia: La Esclavitud]
el 5 de Julio.
Como en Atenas, tras la Victoria sobre los Persas en Maratón, el 490 aC., las gentes de Bien, PODEMOS decir, con los Griegos [Unos 11.000 Griegos valientes derrotaron a unos 25.000 Persas bien armados]: 
Νενικήκαμεν 
ΝΕΝΙΚΗΚΑΜΕΝ 
[Nenikékamen] 
Hemos vencido.

miércoles, 26 de enero de 2011

EQVAE, VENTO GRAVIDAE:
MIRABILE DICTV.
LAS YEGUAS,
PREÑADAS POR EL VIENTO:
MARAVILLOSO ES CONTARLO


El texto que sigue a continuación se publicó el día 24 de Enero en el BLOG REVISTA de Don Alfredo García Francés

EQVAE, VENTO GRAVIDAE: MIRABILE DICTV.
Las yeguas, preñadas por el viento: maravilloso es contarlo.
LATINES por D.
Antonio Martín

El día 1 de Enero de 2011 Don Alfredo publicaba un texto que hacía honor a su yegua ARUCA:

El Concierto de Año Nuevo, Radetzky y mi yegua ARUCA, "La Pobre"

Se nota que él entiende mucho de equitación, de caballos, y de yeguas. Eso me proporcionó la idea de recordar una antigua creencia, procedente de Hispania, y recogida en los textos Clásicos, de que las yeguas tienen tan desarrollado el Instinto de Supervivencia de la Especie, que pueden quedar preñadas por el simple olfato de los efluvios del caballo.

La creencia es recogida, entre otros, por Virgilio, en el Libro III de Las Geórgicas. No hay que perder de vista que Virgilio, en su niñez, se había criado entre animales domésticos: pollos, gallinas, caballos, yeguas, asnos, mulos, ovejas, cabras, avejas, cerdos, etc., y es, por ello, un gran conocedor y admirador del mundo animal, con el que empatiza como si de sus hermanos se tratase.
Peligroso es el camino por el Zodíaco. Mosaico Romano Ca.250 dC. Ovid. Met.II, 78

Veamos los versos más significativos:

Amor omnibus idem (III, 244).
El amor es el mismo para todos.

Y describe a continuación el furor, la furia amorosa, la fuerza erótica, la locura, que se apodera de todos los seres vivientes en aras a la reproducción y perpetuación de la especie.

Scilicet ante omnis furor est insignis equarum (III, 266).
Es, sin duda, el furor amoroso de las yeguas el más sensible de todos.

Y más adelante:
Et saepe, sine ullis coniugiis, [equae] uento grauidae (mirabile dictu),... saxa per... diffugiunt (III, 274-6).
Y muchas veces, sin ayuntamiento alguno, [las yeguas], fecundadas por el viento (maravilloso es contarlo), huyen por los peñascos.

No hay mejor comentario que dar el texto de Virgilio, entero:

Helios am Athena-Tempel in Troja
Helios at the temple of Athena in Troy
Ovid, Met. II, 150-177

Es, sin duda, el furor amoroso de las yeguas el más sensible de todos. Esta disposición se la concedió Venus misma, cuando las cuadrigas de Potnias despedazaron con sus quijadas los miembros de Glauco [Hijo de Sísifo, criador de yeguas a las que alimentaba con carne humana, en Potnias, cerca de Tebas. Para tenerlas más ligeras, las apartaba de los machos, para que no se apareasen, por lo que Venus les infundió una especie de locura que las llevó a despedazar a su propio dueño]. El amor las lleva al otro lado de los montes Gárgaros y tras las aguas del sonoroso Ascanio; escalan las montañas y cruzan a nado los ríos y, al punto que la llama penetró en sus ávidas médulas, sobre todo en primavera, porque en la primavera vuelve a los huesos el calor, vueltas todas ellas de cara al Céfiro, se están sobre las rocas altas y reciben dentro de sí los suaves vientos.

Y muchas veces, sin ayuntamiento alguno, [las yeguas] fecundadas por el viento (maravilloso es contarlo), huyen por los peñascos y picachos y por encajonados valles, no adonde tú, Euro, naces, ni adonde sale el sol, sino hacia el Bóreas y el Cauro, o allí donde nace el sombrío Austro y entristece el cielo con su lluvioso frío. Es entonces cuando un veneno viscoso, que los pastores con exacto nombre llaman hipómanes(*), se destila de su ingle; el hipómanes, que con frecuencia recogieron las malvadas madrastras y lo mezclaron con hierbas, pronunciando maléficos conjuros
(Geórgicas, III, 266-283).

(Traducción de Tomás de la Ascensión Recio García y Arturo Soler Ruiz, BIBLIOTECA CLÁSICA GREDOS, 141, EDITORIAL GREDOS, MADRID, 1990).

Observaciones:
Cita Virgilio los vientos: Céfiro (del Oeste), Euro (del Sureste), Bóreas (del Norte). Cauro (del Noroeste), y Austro (del Sur).

Había una antigua creencia de que las yeguas podían quedar preñadas por el viento. La leyenda es mencionada por varios autores antiguos: Homero, Columela, Plinio el Viejo, Lactancio, San Agustín, además del ya citado Virgilio.

Un estudio serio del tema lo pueden Vds. encontrar en:

LAS YEGUAS LUSITANAS PREÑADAS POR EL VIENTO
y
«Entre el mito y la realidad:
Las yeguas preñadas por el Viento»
(Noticias de la Universidad Autónoma de Madrid, en la página 7).

(*)El hipómanes, de ἵππος [híppos] (caballo) y μαίνομαι [máinomai] (volverse loco), es palabra muy usada en la magia antigua, con la que se designa tanto el producto viscoso que emanaba de las ingles de las yeguas, como una excrecencia en la frente de las crías recién nacidas, y que las yeguas, todavía calenturientas, devoraban con ardor.
Gustave Moreau: The horses of the Diomedes.

Cuando uno ve la imagen de las yeguas galopantes, como ARUCA, alegres, rítmicamente corriendo al son de la música, la que sea, al son del viento y el canto de los pájaros, tiende uno, y tiendo yo también, a creerse que la locura del AMOR, el FVROR del que habla Virgilio, es real, y que el impulso de esos nobles animales, que algunas veces podríamos envidiar, es un regalo de la divinidad misma, de la diosa Venus, por lo menos.

Virgilio, en Las Geórgicas, describe a los seres vivientes todos, animados por el Instinto de Conservación de la Especie, al que indistintamente llama amor y furor [furor, furia, locura]. Parece ser que son precisamente las yeguas, entre el resto de los animales, las que tienen más desarrollado ese instinto e impulso para aparearse y, en consecuencia, para garantizar la supervivencia de la especie. En ellas no había ocurrido, como en ninguna otra especie del mundo animal, a excepción de la de los humanos, esa separación, no sabría yo decir si buena o mala, impuesta por la Cultura y la Civilización, esa separación entre el Instinto de Conservación de la Especie (furor, libido) y el amor, tal como se entiende corrientemente.

Texto Latino, con algunas modificaciones de grafia, tomado de la BIBLIOTHECA AVGVSTANA:

Scilicet ante omnis furor est insignis equarum;
et mentem Venus ipsa dedit, quo tempore Glauci
Potniades malis membra absumpsere quadrigae.
Illas ducit amor trans Gargara transque sonantem
Ascanium; superant montis et flumina tranant.
Continuoque auidis ubi subdita flamma medullis
(uere magis, quia uere calor redit ossibus), illae
ore omnes uersae in Zephyrum stant rupibus altis,
exceptantque leuis auras, et saepe sine ullis
coniugiis uento grauidae (mirabile dictu)
saxa per et scopulos et depressas conuallis
diffugiunt, non, Eure, tuos neque solis ad ortus,
in Borean Caurumque, aut unde nigerrimus Auster
nascitur et pluuio contristat frigore caelum.
Hic demum, hippomanes uero quod nomine dicunt
pastores, lentum destillat ab inguine uirus,
hippomanes, quod saepe malae legere nouercae
miscueruntque herbas et non innoxia uerba.

Dicho y escrito sea lo que precede pensando en la yegua ARUCA de Don Alfredo y en su afición por los equinos y la equitación.

Dejo aquí, para goce de todos y todas, el poema que me ha enviado, en un comentario, mi amigo, Primo y Satírico, Don Old Nick: es Vd. único, Don Old Nick

El Caballo Lusitano
-Portugués, p'a que s'entienda-,
es un muy Noble Animal.
Si saltamos las Fronteras
Ya nos cuesta un Dineral
¡Y Mantenerlo no Veas!
Y si hablamos de las yeguas
son muy Lindos Ejemplares
muy Rápidas y Altaneras,
devoradoras de Leguas,
con galope sin igual.
¡Y son Leyenda, no Creas!
Que di corren al Galope
es por su Divertimento,
Quieren que "Las Cubra el Viento",
Con sus Caricias y arrope.
Carrera que Crea el Roce,
es Placentero Retoce,
que les agita las Crines
Y apasiona el Corazón.
¡Si las Alcanza el Bridón,
el Goce así es Compartido,
Eolo y Macho cada Vez,
de Coimbra hasta Jerez,
La Yegua ya habrá Cumplido
Como Reina de Manada
Que el AMOR, que la ha elegido
La ha dejado ya Colmada.
¿Jinete, Macho o Potrillo?
Su Amor, ya siente en aumento,
cada vez que con los Suyos
Siente los Dulces Murmullos
y las Caricias DEL VIENTO-

6 comentarios:

Cesar dijo...

D. Antonio, le tengo algo abandonado, pero son tiempos de necesaria concentración. Tiene que disculparme. He salido un rato al sol para contestar al post que el Sr. Francés ha tenido la deferencia de publicar. Me volveré a encerrar una semanita.
Saludos!

Julián dijo...

Estimado D. Antonio, venturosos sus alumnos que, a buen seguro han sido instruídos con una sabia mezcla de erudición y amenidad, como ahora lo somos sus lectores.
Parece que ha dado usted con la clave de tanto embarazo inexplicado en virtuosas hembras de nuestra especie, atribuídos hasta ahora al baño compartido en piscinas o al uso de servicios públicos (¡qué tema tan embarazoso!). Es mucho más lógico que el causante haya sido el travieso Eolo que llevaría el olor del macho hasta la mucosa nasal, para una vez absorbido por la sangre hacerlo llegar al receptáculo femenino. ¿Acaso no lo hace con el polen, depositándolo en el gineceo de las plantas para fecundar el estigma? Pues, menudo "estigma" se podían haber ahorrado estas señoritas cuya fama quedó en entredicho por un hecho tan natural y que se podía haber resuelto con un simple análisis de exudado inguinal para ver si daba "positivo a hipómanes".
Habrá que inventar un refrán compañero del consabido "en boca cerrada no entran moscas" que comience por "en nariz tapada... En sus manos lo dejo.
Como ya sabe, en el seno de Ritmo Rancio se le tiene en gran "estigma".
Un afectuoso saludo.
P.D.: Usted puede corregirme cuando y cuanto quiera, pues aunque bastante madurito, aún me encuentro en disposición de aprender, como lo prueba el hecho de que visite su espacio y el de Dª Elena.

ANTONIO MARTÍN ORTIZ. dijo...

Don Julián Oñate Gómez, Salud Mental, compositor y arreglista, guitarra y voz de RITMO RANCIO,

Hace Vd. en mi espacio un comentario de lo más interesante que pueda leerse, y le puedo asegurar que no encuentro nada con lo que no esté de acuerdo, y mucho menos me veo ni en la necesidad ni en la capacidad de corregirle nada. Comparto plenamente sus opiniones al respecto.

Resulta que en los humanos también funciona el olfato en estas cuestiones.Y, si no fuera así, ¿por qué se imagina Vd. que las partes que más sudan del cuerpo humano son las axilas, y las partes pudendas? Pues por eso, porque no hemos perdido del todo nuestros instintos animales y el olfato representa un papel muy importante en la aproximación sexual.

Oí un día que en una Universidad que no recuerdo se había hecho la siguiente investigación. Si uno entra en un bar y hay una fila de taburetes ocupados, y uno se espera un rato para que se levante o se vaya alguien dejando un puesto libre, si al mismo tiempo se levantan un hombre y una mujer, el hombre con seguridad se sentará en el taburete que ha dejado libre la mujer, y, si se trata de una mujer, se sentará en el taburete que ha dejado libre el hombre.

Resulta que los dos taburetes están calientes y para el hombre es placentero el calor que ha dejado en el taburete la mujer, y viceversa para la mujer.

Haga Vd. la prueba un día y comprobará que eso es así. Entonces resulta que lo de las yeguas, aunque sea una leyenda, no está tan lejos de la realidad.

En espera de pasarme mañana por su blog, le envío un afectuoso abrazo,

Antonio

Old Nick dijo...

El Caballo Lusitano
-Portugués, p'a que s'entienda-,
es un muy Noble Animal.
Si saltamos las Fronteras
Ya nos cuesta un Dineral
¡Y Mantenerlo no Veas!
Y si hablamos de las yeguas
son muy Lindos Ejemplares
muy Rápidas y Altaneras,
devoradoras de Leguas,
con galope sin igual.
¡Y son Leyenda, no Creas!
Que di corren al Galope
es por su Divertimento,
Quieren que "Las Cubra el Viento",
Con sus Caricias y arrope.
Carrera que Crea el Roce,
es Placentero Retoce,
que les agita las Crines
Y apasiona el Corazón.
¡Si las Alcanza el Bridón,
el Goce así es Compartido,
Eolo y Macho cada Vez,
de Coimbra hasta Jerez,
La Yegua ya habrá Cumplido
Como Reina de Manada
Que el AMOR, que la ha elegido
La ha dejado ya Colmada.
¿Jinete, Macho o Potrillo?
Su Amor, ya siente en aumento,
cada vez que con los Suyos
Siente los Dulces Murmullos
y las Caricias DEL VIENTO-

Ahí os DEjo Amigo Y Primo, Don Antonio, Otra "Composición Animalesca", de otro Que es de mis preferidos, junto con el Perro y el Cazador Peregrino.
Quien conoce y reune a esos TRes Nobles Animales, ese es Feliz y sentirá como decía uno de los Hijos de Genghis-Khâ-Khân siempre en su Rostro "El Libre Viento de la Estepa".
¡Por Eolo y sus Hijos los Vientos y por la Libertad que hacen Sentir a quien los Recibe mientras Corre o Galopa!
Muy Buen POst, como de costumbre Primo y Amigo Mío.
un Cordial Abrazo
y ¡¡RIAU RIAU

elena clásica dijo...

Mi queridísimo Antonio, amigo, lector apasionado, escritor, observador de la realidad, sutil tragicómico del cosmos:

Así eres y así se inicia un hilo conversacional, un auténtico coloquio literario con las aportaciones del genial cronista García Francés, del humor travieso y profundo de nuestro querido Julián, de los poemas barrocos del excelso señor Old Nick, ah, cuántos amigos acuden a disfrutar de la auténtica esencia horaciana del disfrutar aprendiendo.

He de decir que la explicación sobre la locura de las yeguas, del poderoso hipómanes, del final de Glauco, por querer distorsionar las leyes sabias de la naturaleza... constituyen una de mis entradas favoritas. "Mirabile dictu", pues la fuerza erótica mueve el mundo.

Me resulta fascinante el análisis más allá del mito, de lo que hay en los seres humanos de instinto, de percepción sensitiva primaria y previa al raciocinio, si este lo hubiere en algún caso. Y es que debemos vibrar al ritmo de natura para expresar nuestro ser definitivo, somos cuerpo y mente, eso es, pero cuerpo también.

Por eso tanto amo las "Metamorfosis" de Ovidio pues animales, plantas, astros, humanos, seres inanimados, somos todos uno que giramos a la misma velocidad de vértigo sobre nosotros mismos y alrededor del sol; y nuestro sistema solar a su vez se expande y conoce otras estrellas de las que enamorarse y las yeguas corren desbocadas más allá de los límites de los castrantes "Glaucos de turno".

Así son las yeguas que se asoman a este espacio, la libertad absoluta de la literatura latina y de la vida.

Mi querido amigo, recibe un abrazo gigante de tu admiradora Ἑλένη.

ANTONIO MARTÍN ORTIZ. dijo...

Amiga Elena, Querida Elena,

Como siempre, es un placer y un enriquecimiento leer los comentarios tan profundos y tan afinados que tú haces sobre lo que aquí se escribe. El tema de las yeguas preñadas por el viento, como bien sabes tú, ya lo había tratado yo antes, pero ahora hice una nueva redacción para publicarla en el Blog Revista de Don Alfredo, en el que colaboro de cuando en cuando.

Aparte del tono general de tu comentario, me ha gustado de una forma especial esa alusión que haces a Las Metamorfosis de Ovidio, mi obra preferida entre todas, donde todos los seres participan de la vida y son animados, y nosotros, como animales que somos, también participamos, y dicho sea con honor, del instinto de resto de los animales.

Como no se te escapa ningún detalle, aludes también al consejo de Horacio en la Ars Poetica o Epistula ad Pisones, de enseñar deleitando, cosa que me satisface sobremanera. Como puedes imaginarte, es todo un honor que me digas que yo he aprendido algo de Horacio.

Si lees los comentarios que hay en el Blog Revista de Don Alfredo, seguro que pasarás un momento muy agradable.

Tengo que decirte, para finalizar, que este espacio, sin tus comentarios, no tendría la categoría y la acogida que tiene. Muchas gracias por todo ello.

Te envío, amiga del alma, Elena, un gran abrazo,

Antonio