ANTONIO MARTÍN ORTIZ: IN HONOREM: CARMENSABES, CARMEN PASCUAL, Y ELENA CLÁSICA, ELENA PASCUAL
ANTONIO MARTÍN ORTIZ
EN ESTA POSICIÓN ME HE PASADO LA MAYOR PARTE DE MI VIDA.
AQUÍ Y ASÍ ME TENÉIS.

Omne tulit punctum qui miscuit utile dulci.
OMNE TVLIT PVNCTVM QVI MISCVIT VTILE DVLCI.
(Q. Horatius Flaccus, Epistula ad Pisones, 343)
Ganó todo mérito el que mezcló lo útil con lo agradable.

VERANO DE 1964 EN SAINT CIERS DU TAILLON [Charente Maritime], Francia

<strong>VERANO DE 1964 EN <em>SAINT CIERS DU TAILLON [Charente Maritime], Francia</em></strong>
Mi padre [R.I.P.], un amigo (Josep Ma. Riba i Armenter [R.I.P.]), mi hermana Simona, yo mismo, mi hermana Rosario,
mi hermano Pepe, mi madre [R.I.P.], otro amigo (Josep Amiell):
PATRI MATRIQVE MEIS IN MEMORIAM: Descansen en Paz los dos juntos
.
"Cuando uno ha perdido a su padre y a su madre, se ha quedado sin referencia al pasado".
(Frase mía, que yo, como bien nacido, les dedico a quienes me dieron la Vida y me abrieron el Camino para ser Feliz)
A mí, lo mismo que a Ovidio (Tristia, I, III, 4):
Labitur ex oculis nunc quoque gutta meis.
Todavía ahora se me resbala una lágrima de los ojos, los míos.

Recojo y comparto la frase, más optimista, de mi amigo Carlos Hernández, Chacien: ”Lo que en verdad mata es el olvido”.
No es mi caso, porque yo, estas cosas, no las olvido.

EQUITACIÓN AL SON DE POLCAS VIENESAS

Si quieres disfrutar de la maravilla de ver a los caballos de la Escuela Española de Equitación de Viena danzando al son de las polcas de los Strauss,
PINCHA EN UNO DE LOS ENLACES SIGUIENTES:

1) Spanish Riding School Vienna
2) Spanische Hofreitschule
3) Beliebte Annen-Polka
4) Best Equestrian Art School of Europe 251107.
Ejercicios de doma de caballos
Νενικήκαμεν
ΝΕΝΙΚΗΚΑΜΕΝ
[Nenikékamen]
Hemos vencido.
ΣΥΡΙΖΑ: PODEMOS
Αλέξης Τσίπρας
20-IX-2015
Δημοψήφισμα για τη συμφωνία στις 5 Ιουλίου
Referéndum sobre “El Acuerdo”
[Es decir, la Capitulación de Grecia: La Esclavitud]
el 5 de Julio.
Como en Atenas, tras la Victoria sobre los Persas en Maratón, el 490 aC., las gentes de Bien, PODEMOS decir, con los Griegos [Unos 11.000 Griegos valientes derrotaron a unos 25.000 Persas bien armados]: 
Νενικήκαμεν 
ΝΕΝΙΚΗΚΑΜΕΝ 
[Nenikékamen] 
Hemos vencido.

miércoles, 6 de enero de 2010

IN HONOREM: CARMENSABES, CARMEN PASCUAL, Y ELENA CLÁSICA, ELENA PASCUAL

MI COMENTARIO A LA ENTRADA SISTERS PAINTINGS DE CARMEN PASCUAL

Amiga Carmen Pascual,

Es éste un homenaje cariñoso y tierno a la que es como la mitad de tu alma, Animae dimidium meae [La mitad de mi alma], que le dijo Horacio a Virgilio (Odas, I, 3, 8) en tono cariñoso y de reconocimiento a su genio.


Aquí estáis las dos:
Elena y Carmen, Carmen y Elena:
Inteligente es la una
e inteligente es la otra.
La una lo es más que la otra,
y la otra lo es más que la una.

La belleza es vuestro predio:
La compartís ambas por igual,
pero cada una de vosotras,
la posee en su totalidad:

No se puede decir que sea una
más hermosa que la otra;
porque las dos, al unísono,
sois merecedoras del calificativo
de la más hermosa
en igualdad de condiciones.

El Arte y el Genio
son propiedad vuestra:
de la una y de la otra:
lo compartís en su totalidad,
pero sin que haya que dividirlo.

Es como un milagro:
la una y la otra lo tenéis todo,
compartiéndolo,
pero totalmente.

El mismo Ovidio
tendría dificultad
en disponer
de las palabras adecuadas
para expresar lo que se siente
ante tanta Belleza y Genio
unidos y armonizados,

Porque
Carmen es
tan y más bella que
Elena,
y
Elena es
tan y más bella que
Carmen.

Pasa lo mismo con la inteligencia:
si te fijas en una,
es la más inteligente,
pero,
si te fijas en la otra,
también
es la más inteligente
a su vez.

Helena de Esparta
se retiraría del concurso,
si tuviera que competir
con vosotras dos,
o con alguna de las dos.

Lo propio haría Atenea,
la hija de Zeus,
la más inteligente:

Ante vosotras,
querida Elena y querida Carmen,
no tendría más remedio
que
declararse inferior.

Es éste mi homenaje a tanta sabiduría y tanta categoría como hay en vosotras dos, amigas Carmen y Elena, Elena y Carmen. ¡Bendita sea la madre que os trajo al mundo y bienaventurado el hombre que os dio el ser!

Antonio Martín Ortiz


COMENTARIO RECIBIDO DE CARMENSABES, CARMEN PASCUAL

Estimado Antonio,

Bellísima dedicatoria nos regalas a mi querida hermana y a mí en tu espacio. Tu generosidad no tiene límites y me siento turbada y profundamente agradecida. Mi respuesta a tan noble generosidad, sólo me sale en formade poema.

Un abrazo enorme amigo.

Para Antonio:

Empática mirada
generosos atributos le rondan Maestro,

cuando el saber se regala
se reparte y se desgrana,

no se extingue jamás, sobrevive
a batallas, a guerras y rendiciones.

Se esparcen sus gotas de erudito
por el cosmos,

nos calienta la sangre Maestro,

planetas y lunas vuelan a años luz
para orbitar en su gloria.

Cuánta dicha cabe en la palabra leída
cuando Usted se entrega.

Sempiterno hombre, dios inmortal
imposible no sucumbir a su cátedra deliciosa.

Como Céfiro, Usted es viento suave,
fructificador, mensajero de la primavera



COMENTARIO RECIBIDO DE ELENA CLÁSICA, ELENA PASCUAL

Mi queridísimo Antonio:

Resulta que acabo de llegar de una escapadita aprovechando estos días de descanso y me encuentro con la más esplendorosa bienvenida que hubiera podido imaginar, nada menos que en este blog de vuelos ancestrales y pasiones infinitas: el Maestro me dedica junto a Carmensabes esta extraordinaria entrada. Parece que la música de Bach haya hecho con su ardor que la luna se tiña de majestuoso calor y funda la escarcha de enero que cubre las calles de Madrid.

Pues suscribo el precioso poema de Carmensabes: tu palabra escrita, tu sapiencia y tu generosidad, en el sentir de la Universalidad de las Letras, te acompañan, mi admirado Maestro.

Ay, Antonio y cómo toman vida las bellas heroínas, diosas y mortales en tu página y cómo un movimiento arrobado las posee y desde un temblor que nos seduce, vuelven a la vida que hace palpitar su corazón, pues sólo hay que conocer el lenguaje que ellas entienden.
Y cómo reviven los poetas y sus ojos se llenan de lágrimas al encontrar almas afines en el transcurso del tiempo que así gozan de sus sentidos.

Qué perturbadora es la primera vez en que vemos cobrar vida a los mármoles de arrebatados ojos, y cómo nuestros ardientes personajes piden la palabra y necesitan ser escuchados, pues, así como un violín no vibra en su armonía correspondiente y se marchita si su música no es ejecutada por virtuosas manos, así las voces de los personajes que forman parte de la Literatura y de la vida toman cuerpo, pues aquí deben manifestarse, éste, lo saben, es su jardín florido de inquietudes, luchas y felicidades.

Ay, ay, Maestro, qué bien lo expresa Carmensabes, cómo giran los astros a tu alrededor, cómo eres el Clásico de la vida y de la pluma.

Gracias por esta Felicitación de Año Nuevo, tan esplendorosa que hizo que la Luna sonriera y volara riente y soñadora, incluso le guiñó un ojo a Safo cuando pasó por su ventana, hoy Safo se ha sentido un poco menos sola.

Mi Felicitación de Año Nuevo para ti y tu espléndida familia y para todos los amigos maravillosos que han compartido este generoso poema.

Mi abrazo gigante de reconocimiento, admiración, cariño y agradecimiento, Maestro.

Tu admiradora Ἑλένη.


Mi querida Carmen Pascual y mi querida Elena Pascual,

Muchas gracias por vuestras palabras, que recibo con agrado, pero que considero inmerecidas por mi parte, pero que no voy a rechazar, porque son producto del afecto y la amistad, que, éstas sí, son bien reales. Después de leeros, estoy más convencido que nunca de que mis palabras se quedaron cortas al alabar vuestra Grandeza.

Antonio Martín Ortiz

16 comentarios:

Amando Carabias María dijo...

Sólo dan ganas estas palabras de ir corriendo a visitar los lugares donde Elena y Carmen, Carmen y Elena muestran tanta sensibilidad, sabiduría y belleza.

Natàlia Senmartí Tarragó dijo...

Antonio, dices bien...tanto monta, monta tanto. Belleza y sensiblidad unidas cual gemelas. !Aves! a ambas y a tí, amable admirador de sus portentos. Así da gusto empezar el año, Janus nos mira desde su cara joven y alegre, que dure. Bsitos del Quinto pino.

Soledad Sánchez M. dijo...

Suscribo, letra por letra, esta entrada. Ambas artistas -que lo son- merecen este homenaje.
El ajetreo inevitable de estos días me tiene alejada de la red, pero sabéis, los tres, que os llevo en mi corazón.

Y deseo seguir disfrutando de vuestros regalos en forma de magníficas entradas en la blogosfera.

Un beso.

Soledad.

carmensabes dijo...

Estimado Antonio, bellísima dedicatoria nos regalas a mi querida hermana y a mí en tu espacio.

Tu generosidad no tiene límites y me siento turbada y profundamente agradecida.

Mi respuesta a tan noble generosidad,
sólo me sale en formade poema.

Un abrazo enorme amigo.


Para Antonio:

Empática mirada
generosos atributos le rondan Maestro,

cuando el saber se regala
se reparte y se desgrana,

no se extingue jamás, sobrevive
a batallas, a guerras y rendiciones.


Se esparcen sus gotas de erudito
por el cosmos,

nos calienta la sangre Maestro,

planetas y lunas vuelan a años luz
para orbitar en su gloria.

Cuánta dicha cabe en la palabra leída
cuando Usted se entrega.

Sempiterno hombre, dios inmortal
imposible no sucumbir a su cátedra deliciosa.

Como Céfiro, Usted es viento suave,
fructificador, mensajero de la primavera.



----

Isabel Romana dijo...

Antonio, has hecho un poema que podríamos llamar del equilibrio o de la equidad, una balanza con los dos platillos de idéntico peso, tanto el de la belleza como el del arte, sazonados con ese enigma de lo que es igual y es superior al mismo tiempo. ¿Sabes?, me ha recordado - vagamente - uno o dos versos del poema de Marcial respecto a la perrita Isa, al parecido entre ella y el retrato que le habían hecho. Un poema genial y dos hermanas que bien se lo merecían. Un abrazo y felicidades a los tres.

ANTONIO MARTÍN ORTIZ dijo...

Querida Isabel,

Me ha encantado tu comentario por el equilibrio clásico que demuestras en él. Se nota que tú te manejas bien con todos ellos. Es que uno, cuando trata con los Clásicos, aún sin pretenderlo, se queda impregnado de ellos. Entonces resulta que el poema que les he dedicado a los dos hermanas que, como bien dices, es más que merecido, se ha inspirado en el epigrama de Marcial que citas (I, CIX), que puedes, si quieres, releer en mi mismo espacio; y también en el poema X del Libro Segundo de los Amores de Ovidio, que puedes consultar en la excelente traducción que manejas.

Te envío un gran abrazo,

Antonio

ybris dijo...

Magnífica dedicatoria poética a quienes sin duda alguna se lo merecen.
Paso por aquí, amigo Antonio, también para agradecerte la página de clásicos que me sugieres y que, efectivamente, es más manejable que la de
http://www.perseus.tufts.edu/hopper/
que venía manejando entre otras.
Me he paseado por tu blog con placer y estaré pendiente de él para disfrutar con tus excelentes entradas.
Notarás si entras en mi blog que -por motivos personales- lo mantengo con los comentarios deshabilitados y en una especie de cuarentena desde octubre.
Y, que, desde luego, es mucho más desolado que el tuyo.

Un abrazo agradecido.

ANTONIO MARTÍN ORTIZ dijo...

Amiga Carmen Pascual, Carmensabes,

Después de leer y meditar ampliamente el comentario que has dejado en mi modesto espacio, el que no tiene palabras ahora soy yo, ante las sublimes e inspiradas palabras que recibo de ti, palabras todas ellas que son como una Sinfonía del mejor estilo, propias de una mujer noble y agradecida, e inspirada al mismo tiempo, mujer que se ha dejado deslumbrar por lo que yo considero un intento, sincero también, de corresponder, de alguna manera, a tu forma tan genial y tan sincera de actuar, y de ser, como lo es también la de tu querida hermana Elena. Tengo también que decirte, y no es una falsa modestia, sino una Realidad, que no me considero merecedor de tan sublimes palabras, aunque sí las recibo de buen grado, porque sé que te han salido del corazón, y de ese corazón grande que tú tienes todo lo que sale es hermoso y genial.

Quédese ahí el poema que tú me dedicas, como uno más, uno de los mejores, de tus poemas, del que, eso sí, gozo, y me regocijo cuando lo leo, pero sin ninguna pretensión de apropiármelo, porque no me creo, insisto, merecedor de tan sublimes palabras y tan armoniosa música, reflejada en las líneas que has escrito.

Te rindo, desde aquí, el homenaje de mi cariño entero, a ti que te lo mereces todo, y a tu hermana Elena, que, como ya dije en su momento, es como la mitad de tu alma.

Un beso cariñoso y un abrazo cálido en estos días de frío tan intenso,

Antonio

elena clásica dijo...

Mi queridísimo Antonio:

Resulta que acabo de llegar de una escapadita aprovechando estos días de descanso y me encuentro con la más esplendorosa bienvenida que hubiera podido imaginar, nada menos que en este blog de vuelos ancestrales y pasiones infinitas: el Maestro me dedica junto a Carmensabes esta extraordinaria entrada. Parece que la música de Bach haya hecho con su ardor que la luna se tiña de majestuoso calor y funda la escarcha de enero que cubre las calles de Madrid.

Pues suscribo el precioso poema de Carmensabes: tu palabra escrita, tu sapiencia y tu generosidad, en el sentir de la Universalidad de las Letras, te acompañan, mi admirado Maestro.

Ay, Antonio y cómo toman vida las bellas heroínas, diosas y mortales en tu página y cómo un movimiento arrobado las posee y desde un temblor que nos seduce, vuelven a la vida que hace palpitar su corazón, pues sólo hay que conocer el lenguaje que ellas entienden.
Y cómo reviven los poetas y sus ojos se llenan de lágrimas al encontrar almas afines en el transcurso del tiempo que así gozan de sus sentidos.
Qué perturbadora es la primera vez en que vemos cobrar vida a los mármoles de arrebatados ojos, y cómo nuestros ardientes personajes, piden la palabra y necesitan ser escuchados, pues así como un violín no vibra en su armonía correspondiente y se marchita si su música no es ejecutada por virtuosas manos, así las voces de los personajes que forman parte de la Literatura y de la vida, toman cuerpo, pues aquí deben manifestarse, éste, lo saben, es su jardín florido de inquietudes, luchas y felicidades.

Ay, ay, Maestro, qué bien lo expresa Carmensabes, cómo giran los astros a tu alrededor, como eres el Clásico de la vida y de la pluma.

Gracias por esta Felicitación de Año Nuevo, tan esplendorosa que hizo que la Luna sonriera y volara riente y soñadora, incluso le guiñó un ojo a Safo cuando pasó por su ventana, hoy Safo se ha sentido un poco menos sola.

Mi Felicitación de Año Nuevo para ti y tu espléndida familia y para todos los amigos maravillosos que han compartido este generoso poema.

Mi abrazo gigante de reconocimiento, admiración, cariño y agradecimiento, Maestro.

Tu admiradora Ἑλένη.

ANTONIO MARTÍN ORTIZ dijo...

Amiga Elena, Φίλη Ἑλένη, Querida Elena,

Hay cosas en la Vida que son maravillosas y este cruzamiento de mensajes que llevamos a término es una de las más agradables. Leer lo que tú escribes es un placer como casi ningún otro. Cuando tú escribes, la lozanía y la emoción te salen a raudales, porque tú escribes como los Ángeles, como nadie. Pareces un torrente lleno de inspiración y emoción cuando te dispones a hacer uso de la palabra escrita. Estoy seguro de que, en la palabra hablada y directa, todavía alcanzarás cuotas más altas.


Para mí es siempre un gran placer recibir tus comentarios, porque el último supera al anterior y así sucesivamente. Seguramente que muchos de los elogios son inmerecidos por mi parte, pero siempre es gratificante que a uno le digan cosas como ésas, sobre todo si uno tiene la certeza de que son sinceras y auténticas. Es como una inmersión en lo Sublime y en lo Espontáneo, todavía más en este mundo en el que que vivimos, que está lleno de falta de sinceridad y de hipocresías. No es éste el caso.

No sé yo qué contestar ante una prosa tan deliciosa como la tuya, porque sería lo mismo que poner freno a un torrente de emoción y buenos sentimientos. Aún en la certeza de que mi humilde persona no merece tantos elogios, tengo que confesarte que es toda una gozada para mí leer tus dulces palabras.

Sólo se me ocurre desear que esta Vida Nueva (Título del poema ganador del concurso BÚCARO de poesía de nuestra común amiga Soledad Sánchez Mulas) siga su curso normal, y que dure por mucho tiempo.

Como habrás podido comprobar, he trasladado tu comentario a la página principal, porque ése es el lugar que se merece, después del de tu querida hermana, anterior al tuyo en el tiempo, pero igual en excelencia y emoción.

Recibe desde aquí, Amiga Elena, Φίλη Ἑλένη, Querida Elena, todo mi agradecimiento y cariño.

Un beso,

Antonio

Fernando. dijo...

Pensando en Antonio Martin Ortiz

Un destello de luz,
una impensable centella,
ha venido de repente a impresionar
el negativo de mis horas tristes de soledad;
la claridad ha desbordado la negrura
y una avalancha de ideas nuevas,
de sentimientos frescos e inefables
se ha instalado en el alféizar de mi ventana
irrumpiendo en la estéril soledad de mi alma.
Han tenido que venir desde una ciudad lejana
donde la montaña crea vírgenes,
y los pensadores leen libros
en la quietud de su refugio.
Ya no hay razón para la distancia,
sólo para el asombro,
y la admirativa contemplación.
De vez en cuando me asomo a mi ventana
para recibir el aire puro
del pensamiento nítido y creativo
que viene desde allí
para cubrir el vacío de mi alma,
mientras escondo con pudor en estas líneas
el encanto de un viejo poeta hacia su autor .

ANTONIO MARTÍN ORTIZ dijo...

Amiga Natàlia,

Es exquisita la exposición que nos haces en tu espacio de la incomprensión existente entre un Cristiano y un Romano. Cuando leía tu texto, me parecía estar leyendo a Cornelio Tácito, el gran Historiador Romano, que consideraba que los pocos Cristianos que había en Roma en la época de Claudio eran una especie rara y, por supuesto, sin importancia alguna.

En relación al comentario dejado en mi espacio, espero, y estoy seguro de ello, que habrás quedado impresionada por la calidad literaria y artística de Carmen y Elena Pascual.

Un beso, no desde El Quinto Pino, sino desde la placidez de mi casa, bajo los acordes de la Música de Bach.

Antonio

ANTONIO MARTÍN ORTIZ dijo...

Amigo YBRIS,

Agradezco el comentario elogioso que haces de mi blog y te manifiesto que sigo tus comentarios en el blog de Mujeres de Roma.Tengo que decirte que es una lástima que no se puedan hacer comentarios en tu blog –tus razones tendrás, que yo respeto-. Me gustan tus comentarios, porque rezuman todos de conocimientos del Mundo Clásico. El otro día te leí citando, en Latín, el De diuinatione de Cicerón, y luego indirectamente a Homero con eso de La Aurora de los dedos de Rosa, y así sucesivamente. Espero poder gozar algún día de algún escrito tuyo nuevo, una vez que se haya pasado esa especie de Cuarentena en la que tienes ahora tu blog.

Recibe todos mis respetos y un cordial saludo,

Antonio

ANTONIO MARTÍN ORTIZ dijo...

Amigo Fernando,

Muchas gracias por el poema que me has regalado. Es un poema meditado, tranquilo, sosegado, inspirado, transparente, sencillo en su mejor sentido. Es como si las Musas se hubiesen paseado por tu estancia y hubiesen estado acompañándote durante un prolongado instante de meditación. Transmites sosiego, quietud, inspiración, y convencimiento de que tu vida ha sido lo que tenía que ser, lo que tú querías en el fondo que fuese.

Mi agradecimiento es grande, y, como podrás comprobar, tu poema ocupa ahora la cabecera de mi columna lateral, para que más de uno, y de una, pueda saborearlo con mayor facilidad.

Con mi agradecimiento reiterado, te envío un cordial saludo,

Antonio Martín Ortiz

Fernando. dijo...

Estimado Antonio

Te agradezco tu comentario sobre lo que te he escrito. Realmente no es original, sólo viene a expresar lo que agradezco poder leer tus reflexiones, poemas y consejos. Ha sido una suerte encontrarte pues verdaderamente encuentro mucha paz en esas líneas y he conocido magníficas personas llenas de arte y elegancia. Me hubiese gustado haber tenido en mi vida la ocasión de profundizar en mis orígenes mediterráneos, pero mi camino ha sido distinto y queda ya muy poco para recorrer vericuetos. Abrí mi blog para intentar dejar a mis hijos y nietos un mensaje positivo de amor a la poesía, que siempre ha sido mi vocación. Gracias por tu comprensión y ayuda. Un abrazo.

Natàlia Senmartí Tarragó dijo...

Antonio amigo, Elena, Carmen, me quedo anonadada con vuestras entradas sutiles, divertidas, poéticas, creativas y doctas !SALVES!
Gracias Antonio por compararme con...nada menos que Tácito.!Aves! de parte de Quinto, siempre esperará tus comentarios para sentirse más que escrito, casi vivo.
Te comunico amigo que he incluido un "comentario" picarón y puñetero, bajo la imponente entrada de las míticas mujeres, un beso a cada una de ellas. En él he querido sembrar cizaña, lo reconozco, con sentido del humor, lo procuro, ya me dirás y me diréis si os parece bien leerlo.
Que Fortuna os ampare.