ANTONIO MARTÍN ORTIZ: AMOR OMNIBVS IDEM (y III): LAS GEÓRGICAS
ANTONIO MARTÍN ORTIZ
EN ESTA POSICIÓN ME HE PASADO LA MAYOR PARTE DE MI VIDA.
AQUÍ Y ASÍ ME TENÉIS.

Omne tulit punctum qui miscuit utile dulci.
OMNE TVLIT PVNCTVM QVI MISCVIT VTILE DVLCI.
(Q. Horatius Flaccus, Epistula ad Pisones, 343)
Ganó todo mérito el que mezcló lo útil con lo agradable.

VERANO DE 1964 EN SAINT CIERS DU TAILLON [Charente Maritime], Francia

<strong>VERANO DE 1964 EN <em>SAINT CIERS DU TAILLON [Charente Maritime], Francia</em></strong>
Mi padre [R.I.P.], un amigo (Josep Ma. Riba i Armenter [R.I.P.]), mi hermana Simona, yo mismo, mi hermana Rosario,
mi hermano Pepe, mi madre [R.I.P.], otro amigo (Josep Amiell):
PATRI MATRIQVE MEIS IN MEMORIAM: Descansen en Paz los dos juntos
.
"Cuando uno ha perdido a su padre y a su madre, se ha quedado sin referencia al pasado".
(Frase mía, que yo, como bien nacido, les dedico a quienes me dieron la Vida y me abrieron el Camino para ser Feliz)
A mí, lo mismo que a Ovidio (Tristia, I, III, 4):
Labitur ex oculis nunc quoque gutta meis.
Todavía ahora se me resbala una lágrima de los ojos, los míos.

Recojo y comparto la frase, más optimista, de mi amigo Carlos Hernández, Chacien: ”Lo que en verdad mata es el olvido”.
No es mi caso, porque yo, estas cosas, no las olvido.

EQUITACIÓN AL SON DE POLCAS VIENESAS

Si quieres disfrutar de la maravilla de ver a los caballos de la Escuela Española de Equitación de Viena danzando al son de las polcas de los Strauss,
PINCHA EN UNO DE LOS ENLACES SIGUIENTES:

1) Spanish Riding School Vienna
2) Spanische Hofreitschule
3) Beliebte Annen-Polka
4) Best Equestrian Art School of Europe 251107.
Ejercicios de doma de caballos
Νενικήκαμεν
ΝΕΝΙΚΗΚΑΜΕΝ
[Nenikékamen]
Hemos vencido.
ΣΥΡΙΖΑ: PODEMOS
Αλέξης Τσίπρας
20-IX-2015
Δημοψήφισμα για τη συμφωνία στις 5 Ιουλίου
Referéndum sobre “El Acuerdo”
[Es decir, la Capitulación de Grecia: La Esclavitud]
el 5 de Julio.
Como en Atenas, tras la Victoria sobre los Persas en Maratón, el 490 aC., las gentes de Bien, PODEMOS decir, con los Griegos [Unos 11.000 Griegos valientes derrotaron a unos 25.000 Persas bien armados]: 
Νενικήκαμεν 
ΝΕΝΙΚΗΚΑΜΕΝ 
[Nenikékamen] 
Hemos vencido.

sábado, 10 de enero de 2009

AMOR OMNIBVS IDEM (y III): LAS GEÓRGICAS


PUBLIO VIRGILIO MARÓN escribió LAS GEÓRGICAS entre el 37 y el 30 aC. Dedicó, aproximadamente, unos 2557 días a escribir un total de 2188 versos hexámetros. Da una media, aproximada, de verso por día, contando los días en los que no escribía nada. No es que sea demasiado, pero fue suficiente.

Roma estaba en plena Guerra Civil, tras el asesinato de Julio César en el 44 aC. Augusto, que ya se veía como el futuro Dirigente de los asuntos en Roma, encargó a su amigo, el noble y adinerado Mecenas, que insinuase al poeta Virgilio, que ya estaba bajo la protección de ambos, que escribiese un poema que incitase a los Romanos a dejarse de tanta Guerra, y volviesen a ser los agricultores que hicieron grande a la República Romana, esos agricultores que yo cité en mi entrada LAS IDUS.

LAS GEÓRGICAS se componen de cuatro libros dedicados a las tareas del campo. En el primero se describen las labores para la siembra, la recolección, y demás labores agrícolas. Es un trabajo pesado. Es un libro que da una visión dura, penosa, de la vida. El segundo está dedicado a los árboles frutales: generosamente, sin apenas esfuerzo por nuestra parte, nos regalan sus frutos. Sólo hay que cogerlos. Eso da alegría. En el tercero se nos explica la vida y las vivencias de los animales: sus costumbres, sus enfermedades, sus impulsos, sus instintos, sus penas y penalidades. Es un libro con el que, al tiempo que empatizamos con los animales, sufrimos con ellos. En el libro cuarto se nos describe cómo las abejas, ese don de los dioses, nos regalan si esfuerzo alguno por nuestra parte el manjar de la miel, ambrosía de los dioses. Es un libro alegre, lleno de simpatía con la naturaleza. Envidiamos ese mundo tan perfecto y tan ordenado de las abejas. Podría ser el modelo de Estado que bien le gustaría a Augusto para Roma.

Hay una coincidencia, que quizá tenga algún sentido. Con LAS GEÓRGICAS pasa como pasará con las Sinfonías de Beethoven –a los Grandes hay que compararlos siempre-; los números impares expresan algo así como lo Dionisíaco, la falta de equilibrio, lo irracional, la tragedia; los números pares expresan la quietud y el equilibrio, la alegría, lo clásico, el ΛΟΓΟΣ [LÓGOS], la perfección, la armonía.

Cuando uno lee LAS GEÓRGICAS, uno empaliza con los animales, con sus enfermedades y sus cuitas, con sus enamoramientos, con sus instintos, con sus impulsos, y también con el campo y los árboles. ¿Quién puede asegurarnos que una encina no sufre, cuando es golpeada por el hacha, para hacer una viga, o que un cerdo no sufre, cuando es sacrificado, para que luego nosotros podamos comer buenas morcillas y buenos jamones?

No existe nada más perfecto que LAS GEÓRGICAS. Son, como he dicho, la expresión definitiva de LO CLÁSICO: la perfección y el equilibrio del ORATORIO DE NAVIDAD de Johann Sebastian Bach, BWV248, el entusiasmo de sus CANTATAS NUPCIALES BWV195 y BWV197, el jolgorio, la alegría y la embriaguez, que experimenta el agricultor, después de haber hecho la recolección de los frutos del campo, del OTOÑO y EL INVIERNO de LAS ESTACIONES de Franz Joseph Haydn, la serenidad y el bucolismo de la SEXTA SINFORNÍA de Beethoven, la alegría y ganas de vivir de la música de la familia STRAUSS, la serenidad del DANUBIO AZUL, y, también, la perfección de la CRÍTICA DE LA RAZÓN PURA de Inmanuel Kant, o la profundidad y la racionalidad de la FENOMENOLOGÍA DEL ESPIRITU de Hegel. Tambien la serenidad y equilibrio del PARTENÓN o la sencillez sólida y clásica de EL ESCORIAL. Todo eso y mucho más.

Aquí tenéis un extracto del libro TERCERO de LAS GEÓRGICAS (242-283), en el que se describe que el impulso amoroso, el impulso erótico, el entusiasmo y la embriaguez del amor, es el mismo para todos los seres vivientes. No tiene desperdicio.

Dice EL GENESIS (2,2): “Compleuitque Deus die septimo opus suum, quod fecerat, et requieuit die septimo ab uniuerso opere, quod patrarat” [Y el día séptimo dejó acabada Dios su obra, la que había hecho, y descansó el séptimo día de todo el trabajo que había hecho].

Igualmente yo, porque hoy es Domingo, voy a descansar y, en lugar de daros mi propia traducción, ya que la habéis pedido, os doy la de Tomás de la Ascensión Recio García y Arturo Soler Ruiz, que aparece en “BIBLIOTECA CLÁSICA GREDOS” y es la mejor que conozco en Castellano. Si alguien prefiere la Catalana, puede encontrar la de Miquel Dolç, en la “Col·lecció Bernat Metge”, con texto Latino incluído. También es muy buena, aunque tiene cierto sabor a la francesa de la “Collection Guillaume Budé”, que es una maravilla.

Omne adeo genus in terris hominumque ferarumque
et genus aequoreum, pecudes pictaeque uolucres,
in furias ignemque ruunt:
amor omnibus idem.
tempore non alio catulorum oblita leaena
saeuior errauit campis, nec funera uulgo
tam multa informes ursi stragemque dedere
per siluas; tum saeuus aper, tum pessima tigris;
heu male tum Libyae solis erratur in agris.
Nonne uides ut tota tremor pertemptet equorum
corpora, si tantum notas odor attulit auras?
Ciertamente los seres todos que viven en la tierra, hombres y fieras, los animales del mar, los ganados y aves de variados colores, se lanzan furiosamente hacia este fuego: el amor es el mismo para todos. En ninguna otra ocasión la leona, olvidada de sus cachorros, anduvo errante más furiosa por los campos, ni los deformes osos causaron por doquier tantas muertes y matanzas en las selvas; entonces es el jabalí feroz, entonces el tigre más cruel que nunca. ¡Ay! Con qué peligro entonces se camina por las llanuras solitarias de Libia. ¿No ves acaso cómo un temblor conmueve el cuerpo entero de los caballos, si tan sólo el olor les trajo los efluvios conocidos?


Ac neque eos iam frena uirum neque uerbera saeua,
non scopuli rupesque cauae atque obiecta retardant
flumina correptosque unda torquentia montis.
Ipse ruit dentesque Sabellicus exacuit sus
et pede prosubigit terram, fricat arbore costas
atque hinc atque illinc umeros ad uulnera durat.
quid iuuenis, magnum cui uersat in ossibus ignem
durus amor? nempe abruptis turbata procellis
nocte natat caeca serus freta, quem super ingens
porta tonat caeli, et scopulis inlisa reclamant
aequora; nec miseri possunt reuocare parentes,
nec moritura super crudeli funere uirgo.
Quid lynces Bacchi uariae et genus acre luporum
atque canum? quid quae imbelles dant proelia cerui?
Y por eso, ni el hombre con los frenos ni con el látigo cruel, ni los peñascos y barranqueras, ni los ríos que se oponen a su paso los detienen, aunque arrastren con sus aguas montañas descuajadas. El mismo jabalí sabélico se lanza y aguza sus colmillos y escarba con los pies la tierra, se rasca las costillas contra un árbol y endurece sus espaldas para las heridas por uno y otro lado. ¿Qué pensar de aquel joven, a quien el irrefrenable amor mete en sus huesos violento fuego? En efecto, durante la ciega noche, cruza tardío a nado los mares agitados por la tempestad desencadenada; sobre su cabeza truena la inmensa puerta del cielo, y las olas, estrechándose contra las rocas, lo llaman hacia atrás; pero ni las desgracias de sus padres, ni la joven, que, si él muere, morirá también con cruel muerte, lo pueden detener. ¿Qué decir de los pintados linces de Baco y de la cruel raza de los lobos y de los perros? ¿Y qué de los ciervos, que, aunque tímidos, riñen sus batallas?Scilicet ante omnis furor est insignis equarum;
et mentem Venus ipsa dedit, quo tempore Glauci
Potniades malis membra absumpsere quadrigae.
Illas ducit amor trans Gargara transque sonantem
Ascanium; superant montis et flumina tranant.
continuoque auidis ubi subdita flamma medullis
(uere magis, quia uere calor redit ossibus), illae
ore omnes uersae in Zephyrum stant rupibus altis,
exceptantque leuis auras,
et saepe sine ullis
coniugiis uento grauidae (mirabile dictu)
saxa per et scopulos et depressas conuallis
diffugiunt, non, Eure, tuos neque solis ad ortus,
in Borean Caurumque, aut unde nigerrimus Auster
nascitur et pluuio contristat frigore caelum.
Es, sin duda, el furor amoroso de las yeguas es el más sensible de todos y esta disposición se la concedió Venus misma, cuando las cuadrigas de Potnias despedazaron con sus quijadas los miembros de Glauco. El amor las lleva al otro lado de los montes Gárgaros y tras las aguas del sonoroso Ascanio; escalan las montañas y cruzan a nado los ríos y, al punto que la llama penetró en sus ávidas médulas, sobre todo en primavera, porque en la primavera vuelve a los huesos el calor, vueltas todas ellas de cara al Céfiro, se están sobre las rocas altas y reciben dentro de sí los suaves vientos, y muchas veces, sin ayuntamiento alguno, fecundadas por el viento (maravilloso es contarlo), huyen por los peñascos, se dispersan en desordenada fuga a través de las rocas y picachos y por encajonados valles, no adonde tú, Euro, naces, ni donde sale el sol, sino hacia el Bóreas y el Cauro, o allí donde nace el sombrío Austro y entristece el cielo con su lluvioso frío.
Hic demum, hippomanes uero quod nomine dicunt
pastores, lentum destillat ab inguine uirus,
hippomanes, quod saepe malae legere nouercae
miscueruntque herbas et non innoxia uerba.

Es entonces cuando un veneno viscoso, que los pastores con exacto nombre llaman hipomanes, se destila de su ingle; el hipomanes, que con frecuencia recogieron las malvadas madrastras y lo mezclaron con hierbas, pronunciando maléficos conjuros.
ENLACE CON UN ESTUDIO SOBRE "LAS GEÓRGICAS"
http://antoniomartnortiz.blogspot.com/search/label/Las%20GE%C3%93RGICAS

7 comentarios:

CLAUDIA dijo...

Este blog me gusta. Aquí hay de todo, aunque mucho latín y bastante griego. Yo, de latín y griego, ni papa, pero me interesan las explicaciones que das. Uno se va culturizando poco a poco. Siempre se aprende algo nuevo. Yo, por ejemplo, que soy mujer ya entradita en años, no me había percatado de que la luna tiene mucho que ver con nosotras, como tú explicas en "Las Idus". Yo me creía que eran "los idus". Luego todo ese culebrón de las reencarnaciones y la insistencia en "Las Metamorfosis" de Ovidio. Al final será un libro que tendré que leerme. A ver si me aconsejas una buena traducción. Tú debes ser un enamorado, por esa insistencia en tanto amor. Creo que eso es bueno y sano. Esperaré con ansiedad tus nuevos comentarios, pero, por favor, a ver si nos traduces a una lengua entendible ese texto en latín que acabas de poner. A mí me gustaría tener 18 años y que tú fueras mi profesor de Latín y Griego, pero, cosas de la vida, esa etapa ya la he pasado y además hice el bachillerato de ciencias.

winsta dijo...

Bueno, pues esperaré la traducción yo también.
:)

ANTONIO MARTÍN ORTIZ dijo...

winsta,
la tendrás pronto, como tuviste LAS IDVS, que espero que hayas leído.

ANTONIO MARTÍN ORTIZ dijo...

Claudia,

Gracias, muchas gracias, por el interés que has demostrado en este "Blog". Ya he colgado una buena traducción de lo que puse en Latín. Seguiré explicando cosas que creo interesantes para vosotros, y vosotras.
Es bonito eso que explica Virgilio sobre las yeguas. No es que queden fecundadas o "preñadas" por el viento, pero yo he comprobado que tienen un olfato que, cuando tienen próximo a un caballo, aunque no lo vean, si están en época de celo, se ponen "nerviosas". Eso lo sabe cualquier campesino que sepa observar

winsta dijo...

Antonio, guardo este material sobre Las Geórgicas, en especial las comparaciones que haces con autores y obras musicales. Realmente interesante la ampliación que hiciste de esta entrada.

ANTONIO MARTÍN ORTIZ dijo...

winsta,
Muchas gracias por tu comentario. Realmente mi obra preferida, entre todas, son LAS GEÓRGICAS. Tampoco me atribuyo a mí mismo el reconocimiento de la perfección absoluta de LAS GEÓRGICAS. En el primero que lo leí fue en la HISTORIA DE LA LITERATURA LATINA del alemán K. Büchner. Ya se sabe, los alemanes....

Tiberivs Clavdivs Caesar Avgvstvs Germanicvs dijo...

Sou um admirador da Antiguidade, e apreciei deveras seu blog.

Um afetuoso abraço do BRASIL!